La Fiscalía de Bolivia ordenó este viernes la detención de la expresidenta Jeanine Áñez y varios de sus ministros. La misma Áñez confirmó la noticia antes del anuncio de la Fiscalía, y aseguró en su cuenta de twitter que se debe a una persecución política del Movimiento al Socialismo (MAS), el partido de Gobierno.

“La persecución política ha comenzado. El MAS ha decidido volver a los estilos de la dictadura. Una pena porque Bolivia no necesita dictadores, necesita libertad y soluciones”, aseguro la política.

El fiscal encargado del caso, Omar Alcides Mejillones, aún no se ha pronunciado oficialmente sobre la medida, pero la televisión local emitió imágenes de la detención del exministro de Energía, Rodrigo Guzmán. 

Según varios medios locales, además de Guzmán, Álvaro Coimbra, quien fue también ministro del gobierno interino de Áñez, asumido tras la salida de Evo Morales del poder, han sido detenido.

La exlegisladora del partido oficialista Lidia Patty denunció en diciembre pasado que Áñez, varios de sus exministros, exmilitares, expolicías y civiles habían promovido el derrocamiento de Evo Morales en noviembre de 2019, tras 14 años en el poder.