jueves, 20 de septiembre de 2018
Judicial/ Creado el: 2018-04-11 08:30

Padre de víctima de feminicidio, denuncia demora del proceso

En su dolor los familiares de Gina Paola Manrique, piden que el proceso penal contra el presunto responsable del crimen se agilice, ya que dos audiencias han sido aplazadas. Al parecer el asesino está buscando un preacuerdo pero los familiares no lo aceptan.

Escrito por: Monica Serrano | abril 11 de 2018

La familia de Gina Paola sigue en la lucha de lograr comprender por qué al parecer su propio conyugue acabó con la vida de ella. Presuntamente, la hipótesis apunta a que Edgar Alexander Calderón, su pareja, la golpeó hasta causarle la muerte y luego la colgó para aparentar que se habría suicidado. El lamentablemente hecho sucedió  el 18 de noviembre del año pasado.

Rodrigo Manrique, padre de la empresaria de bicicletas eléctricas, manifestó que los aplazamientos de las audiencias contra Edgar Alexander Calderón Algarra, presunto responsable del crimen, han generado sentimientos de inconformidad sobre el adecuado proceso. Asimismo aclaró que la familia exige a la Fiscalía que no se dilate el proceso judicial.

Seis meses en duelo

Diario del Huila dialogó con Rodrigo Manrique sobre el avance del proceso judicial, quien manifestó su desagrado, ya que han pasado seis meses desde el asesinato de su hija y aun no se han condenado al presunto responsable. “Para marzo estaba asignada la segunda audiencia, la defensa del señor Edgar, me llamó afuera de sala de audiencia a manifestarme que llegáramos a un preacuerdo, pero yo le dije que eso no estaba bien, entonces el defensor, es decir el abogado de él en ese entonces entró y le pidió un aplazamiento por el preacuerdo, por lo que fue aplazada para el cinco de abril de este año”, indicó.

“Quieren dilatar el proceso”

Rodrigo, aseguró que el cinco de abril también fue una fecha perdida, ya que cancelaron la audiencia, debido al que el presunto victimario no tenía un abogado en ese momento, por lo que hasta la fecha solo se ha llevado a cabo la audiencia de legalización de captura. “También fue aplazada porque el defensor renunció, entonces el señor Edgar no tenía abogado, pero ya consiguió otro abogado y se debía darle tiempo para que estudiara el caso y poderlo defender y no nos han vuelto dar fecha de la próxima audiencia, lo que ellos quieren es dilatar el proceso de pronto para lograr que lo suelten por vencimiento de términos”, aseguró.

 “Nos llama desde la cárcel para pedirnos un preacuerdo”

El padre de Gina afirmó que el duelo ha sido muy difícil, y aún más cuando recibe llamadas del asesino, “Edgar, mantiene conectado a la redes sociales. Él nos llamó y nos manifestó que si les podíamos cuadrar un preacuerdo de 21 años, que con  esa condena pagaba el crimen, porque el aspiraba a salir a ver el niño. Pero yo le dije que no, porque èl debió pensar en eso antes de matarla y que se atenga a las consecuencias de la ley. Además ella no era un animal para negociar una pena”, afirmó.

Una fuerte ‘lucha’

Para los padres de Gina, perder la existencia de ella fue un golpe muy fuerte para toda la familia, ya que era lo mejor que tenían, la consideraban como un ‘ángel’, porque además de ayudar a sus familiares, les colaboraba a sus empleados en pagos de estudios y demás cosas. Era una mujer ejemplar y emprendedora. Después de seis meses de asesinato su madre Yaneth Quintero Delgado, ha tenido un decaimiento en su salud.

“La pena moral la está molestando mucho, de la fecha de la muerte de Paola ha  bajado 13 kilos no come como debe ser, ya que no ha podido superar cómo la asesinaron. Paola no se merecía eso, ella era un angelito, le colaboraba a sus empleados, hay algunos que los ayudaba con la universidad y muchas cosas más, por eso nos ha dado muy duro; porque su  muerte no fue natural o por una enfermedad”, dijo su padre.

Pruebas suficientes

Los familiares de Gina Paola, en medio de su dolor, sustentan que el asesino  habría confesado el hecho, “el victimario nos confesó a la familia que era él quien la había asesinado y que en la audiencia iba a decir que era culpable. Paso así, y me volvió a llamar diez días antes de la audiencia del cinco de abril dijo que iba hacer aplazar la audiencia porque no tenía plata  para pagar abogado, y él que tenía se fue porque no tenía plata para pagarle”.

Adicionalmente, el año pasado se conoció el dictamen de la necropsia, el cual indicó que Gina Manrique Quintero, falleció por politraumatismo contundente. Igualmente fue asfixiada por estrangulamiento, lo que le provocó una anoxia cerebral y su muerte.

“Gina se iba a separar de él”

El señor Manrique, indicó que él sabía que Gina se iba a separar de Edgar, pero que no conocía las causas. “En Cali él fue muy mujeriego ella le perdonó varias infidelidades, la única que no le quiso perdonar fue que el señor ese estaba tratando se abusar de la sobrina de 13 años. Gina los encontró meses antes cuando Edgar la estaba tocado y ella dijo que eso no se lo podía perdonar. Cuando Paola se vino de Cali  en una ocasión me dijo: yo le quiero decir una cosa pero no me vaya preguntar por qué, pero no quiero vivir más con Alex y no le voy a decir qué es, porque es la privacidad de él” puntualizó.

Asimismo, agregó que después del crimen se enteró de la situación, por lo que no denunciaron a tiempo, lo que tal vez hubiera prevenido el asesinato. “Cuando la asesinó, estábamos reunidos con toda la familia y con sus hermanas amanecimos hablando y pregunté qué fue lo que Alex le hizo a Paola, para que ella no lo quisiera perdonar. En ese momento mi nieta se puso a llorar, es ahí donde la hermana de Paola cuenta que ella había visto a Alex tocándola y ella dijo que eso no lo perdona, donde lo hubiéramos denunciado estuviera  preso y no la hubiera asesinado, pero le tuvieron consideración y no la tuvo con ella”.

¿Qué esperan de la justicia?

Los familiares de Gina manifestaron,  por favor que  agilicen el juicio o el proceso para que lo condene, porque eso no puede quedar en la impunidad, que por favor nos colaboren porque ese señor es violador y es un peligro para sociedad. La pena la decide el señor juez, pero que sí le den 45 o 50 años; que lo considere porque es feminicidio agravado”.

Fingió su dolor

Rodrigo, aseguró que desde un inicio nunca creyó que su hija hubiera optado por suicidarse y que la versión del asesino desde un principio no fue acorde, “cuando llegué a la casa donde ella vivía con ese señor, apenas vi a Paola me di cuenta que ella no acabó con su vida, de una se me vino a la mente que él habría sido. También las versiones por parte de la empleada de servicio y de él se contradecían, porque él dijo que había llegado y la encontró colgada, que llamó a la señora del servicio y ella se la ayudo a bajar, luego la empleada le dijo a los del CTI, que estaba arriba y escuchó el perro latir, entonces se bajó y vio al señor Edgar que tenía a Paola en el piso. Además el dictamen del forense dijo que ella recibió golpes fuertes, en la cara y el pómulo lo tenía hundido, también  los brazos y las piernas las tenía golpeadas, es decir luego que la inmovilizó la ahorcó”.

Comentarios