sábado, 24 de agosto de 2019
Primer Plano/ Creado el: 2019-02-17 07:48 - Última actualización: 2019-02-17 07:53

PAE urge ‘blindarlo’ contra la corrupción

En Colombia hay cinco personas que fungen como representantes legales de empresas que se llevan los más cuantiosos contratos del Programa de Alimentación Escolar (PAE) en el país desde el 2013. Urge hacer un programa eficiente, transparente y equitativo.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | febrero 17 de 2019

El proceso de extinción de dominio aplicado esta semana a bienes de Germán Trujillo Manrique, esposo de la exgobernadora del Huila, Cielo González Villa por un valor de 33 mil millones de pesos y quien es considerado uno de los ‘Zares’ del PAE en Colombia volvió a colocar el debate de qué tan efectivas son las medidas que se adoptan para blindar un programa de los tentáculos de la corrupción.

El año pasado, la Procuraduría General de la Nación reveló que en Colombia hay cinco personas que fungen como representantes legales de empresas que se llevan los más cuantiosos contratos del Programa de Alimentación Escolar (PAE) en el país desde el 2013.

Al nombre de Germán Trujillo Manrique, se suman Germán Almanza Hernández, Ivis del Carmen Rosado, Noel Rodríguez Cubides y Victoria Eugenia González; cada uno de ellos con contratos mutimillonarios y en donde se han evidenciado cadena de irregularidades según lo advierte la Procuraduría que además señaló en un informe presentado a finales de diciembre de 2017 que desde el 2013 en estas personas y en otras de menor rango, se concentra casi la quinta parte de los recursos entregados para el PAE.

El informe en su momento advirtió que entre el 2013 y el 2017, el Programa de Alimentación Escolar (PAE) a nivel país, manejó en todos los departamentos recursos por 3,7 billones de pesos. Y, en ese tiempo, más de 655.000 millones, que corresponden casi a la quinta parte del total, han quedado en manos de apenas cinco personas.

“Ellos, tienen negocios en todo el territorio a pesar de que algunas de sus empresas han terminado investigadas por las autoridades” indicó el Procurador Fernando Carrillo.

Y la lista la encabeza Luisa Fernanda Flórez Rincón, representante legal de la empresa Cooperativa Multiactiva Surcolombiana de Inversiones Limitada, que ha firmado 22 contratos con el PAE por más de 110.000 millones de pesos. Flórez participó además en la Unión Temporal Alimentación Escolar Santander, que administró más de 42.000 millones de pesos de la alimentación de los niños en ese departamento.

Sin embargo, Flórez, detenida desde noviembre pasado por irregularidades en la ejecución de recursos girados a la Cooperativa Surcolombiana de Inversiones Limitada para el PAE en Santander, de aquí, de este escándalo fue que se conoció un poco más la figura de Germán Trujillo Manrique.

De acuerdo con la fiscalía que también ha elaborado su diagnóstico frente  a los que sucede con el PAE en el país, es claro que hay un emporio creado por las familias Trujillo y Torrado, y que son precisamente los que contratan multimillonarias sumas con el Estado en materia de alimentación escolar.

De hecho la Cooperativa Multiactiva está bajo la lupa de la Fiscalía por el presunto cobro de más de 1.000 millones de pesos para compras de carne, frutas y postres que, presuntamente, nunca llegaron a los comedores escolares de esa región, de ahí que se haya hecho efectiva esta semana la extinción de dominio dado que algunos bienes se presumen fueron comprados con este dinero del PAE.

Más ‘zares del PAE’

Continuando con los ‘zares’ del PAE, el nombre de Germán Almanza Hernández, representante legal del Convenio Interinstitucional de Asociación, la Fundación Vive Colombia y la Unión Temporal Nutrialianza, todas firmas que contratan alimentación escolar. Desde el año 2013 se quedaron con negocios superiores a 149.000 millones de pesos distribuidos en 271 contratos.

Vive Colombia quedó inhabilitada en el 2011 para contratar porque recibió tres multas del ICBF y fue demandada ante la Fiscalía por presentar estados financieros falsos entre los años 2008 y 2010. Sin embargo, desde el 2013 ha tenido 240 contratos por más de 142.000 millones de pesos para la entrega de raciones de comida a niños, en especial en Cundinamarca y Boyacá.

Ivis del Carmen Rosado, representante legal de cuatro empresas, ha recibido en los últimos cuatro años más de 144.000 millones de pesos de los recursos de alimentación escolar del Cesar, Magdalena y La Guajira.

Las organizaciones de Rosado han sido cuestionadas por años, pero siguen quedándose año a año con decenas de contratos. Solo en Santa Marta, la Contraloría encontró en una auditoría revelada el año pasado que a Asoalimentarse se le pagaron de más y sin ninguna justificación 2.097 millones de pesos por las raciones de comida.

Además, según una investigación de la Contraloría, los mayores desfalcos al programa han sido detectados en La Guajira, donde las empresas y asociaciones de Rosado administran la mayor parte de los recursos.

Los otros dos nombres del top 5 develado por la Procuraduría son los de Noel Rodríguez Cubides, representante de la Unión Temporal Maná, quien ha tenido a su cargo 116.000 millones del departamento de Antioquia, y Victoria Eugenia González, de la Fundación Construyamos Colombia, quien ha firmado 43 contratos por 92.000 millones.

La concentración de los contratos evidencia, de acuerdo con la Procuraduría, la acomodación de los mismos para entregárselos a los contratistas de siempre, que afectan la calidad y capacidad del servicio y con ello el derecho a la educación y la salud de los niños.

Que la Procuraduría tenga a la fecha más de 180 investigaciones abiertas es síntoma de que el Plan de Alimentación Escolar (PAE) no funciona plenamente. Por esto, y para enfrentar la corrupción, el gobierno del presidente Iván Duque presentó los ajustes que realizará, enfocados en más financiación y fortalecimiento de los controles.

Entre las estrategias se destacan la creación de pliegos tipo para realizar toda la contratación, la creación de un banco de oferentes y un sistema de vigilancia conformado por 14 entidades, entre las que se destacan la Fiscalía y la Procuraduría General.

El Programa de Alimentación Escolar entrega diariamente 5.5 millones de raciones en todo el país.













La concentración de los contratos evidencia, de acuerdo con la Procuraduría, la acomodación de los mismos para entregárselos a los contratistas de siempre.

¿Qué hay de nuevo?

Lo que se ha venido discutiendo desde que asumió el presidente Iván Duque, es cómo ‘blindar’ al PAE de la corrupción y es por ello que se han trazado cinco las líneas por las que se regirá el programa que el año pasado contó con un presupuesto de $1,7 billones, mientras que para este 2019 tendrá $2,1 billones, entre la suma de recursos de los gobiernos nacional, municipal y departamental.

Sobre los cambios, el presidente, Iván Duque, manifestó que busca convertirlo en “un programa eficiente, transparente, equitativo, que permita que los niños de Colombia reciban una alimentación que les permita tener los micronutrientes para su aprendizaje”.

La ministra de Educación, María Victoria Ángulo, destacó que no descuidarán ningún estudiante, pero que se enfocarán en la primera infancia (0-6 años), que son los que más requieren componentes nutricionales. Además, crearán un catálogo con recetarios que diferencien las necesidades de cada región. “Será una lucha diaria con los organismos de control”, dijo Ángulo.

Si pero no

Aunque la decisión de modificarlo ha sido bien recibida por distintos sectores, en especial desde los organismos de control, la puja por la financiación del programa sigue vigente pues, como está el PAE, seguirá cofinanciado entre las entidades y el gobierno central, algo con lo que no están de acuerdo los gobernadores.

 “Reiteramos nuestro compromiso, por lo cual los recursos que hemos tenido que asumir los departamentos ($700 mil millones), para cubrir el hueco causado por la falta de recursos, los podemos invertir en la financiación de infraestructura y dotación, para la prestación de un servicio de calidad”, dice el comunicado de la Federación Nacional de Departamentos, firmado por todos los mandatarios.

 “Llevamos un año y nueve meses, solicitándole al gobierno que administre y ejecute el programa”, agregó el gobernador de Boyacá, Carlos Amaya.

Por otra parte, pero en la misma línea, reaccionó la Federación colombiana de trabajadores de la educación (Fecode). Rafael Cuello, secretario general, manifestó que no son cambios trascendentales y que habrá que esperar que los corruptos sí sean identificados y no suceda como en Bogotá, que se pagaron pechugas a $40 mil.

Ante esto, y destacando los esfuerzos, el procurador, Fernando Carrillo, destacó que ahora, entre gobernadores y Presidencia, deben avanzar en soluciones y asumir responsabilidad, porque “hay que pensar en su sostenibilidad financiera y blindarlo”.

En el departamento del Huila, este programa opera en los 35 municipios con cerca de 1.413 comedores.

Sobre los cambios al PAE el presidente, Iván Duque, manifestó que busca convertirlo en “un programa eficiente, transparente, equitativo.

¿Cómo funciona el PAE en el Huila?

En el departamento del Huila, este programa opera en los 35 municipios con cerca de 1.413 comedores; actualmente se encuentra distribuido de la siguiente manera:

Zona 1 (Aipe, Altamira, Íquira, La Argentina, La Plata, Nátaga, Paicol, Palermo, El Pital, Santa María, Tarqui, Teruel, Villav ieja y Yaguará): Consorcio FUPADESO.

Zona 2 (Algeciras , Baraya, Campoalegre, Colombia, Garzón, Gigante, Hobo, Ri vera, Tesalia y Tello): UT Alimentos Huila.

Zona 3 (Acevedo, El Agrado, Elías , Guadalupe, I snos , Oporapa, Pales tina, Saladoblanco, San Agus tín, Suaza y Timaná): UT Gobernación Huila 2018.

Comentarios