Como en 1999, la Sociedade Esportiva Palmeiras conquistó este sábado la edición 61 de la Copa Libertadores al derrotar por 1-0 al Santos en la segunda final de partido único en la historia del torneo jugada esta vez en el estadio Maracaná de Río de Janeiro.

Breno López marcó en el minuto 98 de un partido que hasta entonces carecía de emociones y con el título el entrenador portugués Abel Ferreira sucede a su compatriota Jorge Jesús como ganador del título.