El papa Francisco autorizó que sea promulgado el decreto para la beatificación de la religiosa colombiana María Berenice Duque Hencker, tras el reconocimiento de un milagro por parte del Vaticano,

La monja, cuyo nombre secular era Ana Julia, nació en el municipio de Salamina al norte de Caldas el 14 de agosto de 1898 y falleció en la ciudad de Medellín el 25 de julio de 1993.

Entre su obra se destaca el servicio a los pobres y la promoción social de los niños, las mujeres y los jóvenes. También se reconoce su trabajo abnegado para la fundación de la Congregación de las Hermanitas de la Anunciación, que actualmente hace presencia en 15 países.

A propósito de este tema el administrador Diocesano de la Arquidiócesis de Manizales, Padre Efraín Castaño Arboleda, dijo que tuvo la fortuna de conocer a la Madre Berenice, de quien destacó su sencillez y entrega por las personas más desfavorecidas.

Recordó que para lograr la beatificación es necesario que sea reconocido un milagro por parte de los investigadores especiales de la Santa Sede, ya que se convierte en una prueba de las virtudes y la santidad de una persona.