De Estadistas y presidentes. Parte 3

Atentos. – El miércoles anterior se tuvo conocimiento de la captura del exgobernador de Santander y hoy senador Richard Aguilar acusado por la fiscalía general de la nación de celebración de contratos sin el lleno de los requisitos legales y por el delito de prevaricato en beneficio propio. Si la imputación resulta cierta, como lo espera la opinión pública, se estaría sentando un precedente ejemplar por parte de la fiscalía contra los malversadores del erario. Necesitamos que el brazo  investigador de la fiscalía se extienda hasta el departamento del Huila y escudriñe, entre otras,  la administración que presidio Carlos Julio González Villa a quien he denunciado en múltiples ocasiones a través de esta columna como posible determinador en la celebración de varios contratos de obra pública sin el cumplimiento de los requisitos de ley ,   se establezca  la comisión de otros delitos y  la complicidad que puedan tener en los mismos sus secretarios, de vías, de contratación, la secretaria general y su alter ego, un tal José Nelson Polanía. La fiscalía general de la Nación debe adelantar las pesquisas con base en la noticia que entrego hace unos días a la prensa nacional   el señor Contralor General de la Republica sobre  la pérdida, en los últimos diez años, de más de $350.000 millones de pesos de regalías en el Huila por la no terminación de  obras civiles, por obvias razones. Los Huilenses no podemos dejar pasar esta oportunidad para que las autoridades de control intervengan y develen los nombres de quien, o quiénes, son los responsables de la perdida de esos millonarios recursos  que le pertenecen a la comunidad.

Laureano  Gómez Castro. “El Hombre Tempestad”. “El Tribuno del Siglo XX” así fue definido por sus copartidarios el distinguido jefe conservador elegido presidente de Colombia a mitad del siglo XX. Ingeniero Civil de la Universidad Nacional de la promoción de 1.909, trabajo en el sector público. Poco después fundo la revista Unidad, fue elegido representante  por el partido conservador en 1.911 y nuevamente en 1.921, ministro de gobierno de 1.920 y en  1.930;  en 1.932 asumió la dirección de partido conservador. En el año de 1.936 fundo el periódico El Siglo. En 1.950 adelantos con éxito su campaña para la presidencia de la república, pero en 1.951 sufrió un grave ataque cardiaco que lo obligo a darle  paso al primer designado al Dr Roberto Urdaneta Arbeláez, sin embargo, continúo controlando al gobierno a través de su sucesor. La situación de orden público interno tuvo un deterioro grave que llevo al país a pensar en que se trataba de una dictadura civil, lo que precipito la toma del poder por parte de los militares  en 1.953. El presidente Gómez se exilió en España. En Julio de 1.956 negocio con el líder liberal Alberto Lleras Camargo  el pacto de Benidorm que pedía la colaboración bipartidista en oposición a la dictadura militar del general Gustavo Rojas Pinilla. El 20 de Julio de 1.957, tras la caída del régimen, Gómez  y Lleras firmaron la declaración de Sitges, que comprometía a los dos partidos  a una división  de autoridad  equitativa  desde 1.958 hasta 1.974. Murió en Bogotá el 13 de julio de 1.965.

Alberto Lleras Camargo.  Fue elegido primer presidente del frente nacional en 1.958 con más de 2.500.000 votos  producto del compromiso de la declaración de Sitges suscrita  en 1.957 por los dos principales líderes de los partidos, conservador y Liberal. Político y periodista. Antes de 1.958 el Dr Lleras había ocupado la presidencia de la república, por encargo, en el año de 1.945 durante el último año del segundo cuatrienio para el que había sido elegido el Dr Alfonso López Pumarejo. En su nuevo mandato, en 1.958 le correspondió al Dr Lleras Camargo afrontar cuatro retos: Controlar la violencia que asolaba al país, atender el problema agrario, solventar la crisis económica y devolver al ejército el papel de garante imparcial del orden democrático. Su programa de gobierno lo enfoco principalmente en pacificar el campo, reglamentar el uso de la tierra y fomentar la educación. Estableció la ley de reforma agraria y en 1.961 creo el Instituto de reforma agraria, Incora.  Al inicio de su gobierno estableció las bases del Plan Nacional de Desarrollo  y el Departamento Nacional de Planeación recomendado por la misión del economista Lauchlin Currie. Un presupuesto técnico, económico y racional, fue la principal herencia económica que dejaría el gobierno del presidente Alberto Lleras Camargo. Lauchlin Currie lidero una comisión  del Banco Mundial  que dio  inicio a  lo que ahora se reconoce como el comienzo de las políticas de planeación, las instituciones para la planificación y el asesoramiento de las políticas de gobierno. En 1.958 con la ley 19 el 25 de noviembre se crearon, El Consejo Nacional de Política  Económica y Planeación y el Departamento  Administrativo de Planeación y Servicios Técnicos. Alberto Lleras dio luz verde al instrumento del Plan Decenal. Con estas herramientas el presidente Lleras Camargo presento su iniciativa  para “volver a Colombia una pequeña potencia industrial, un país exportador y un productor de mercados competidos”. Alberto Lleras Camargo fue considerado, “Un Estadista por excelencia para la Colombia del siglo XX”.