jueves, 13 de diciembre de 2018
Opinión/ Creado el: 2018-10-08 09:19

Pensando a Neiva en grande

Escrito por: Redacción Diario del Huila | octubre 08 de 2018

Por: Cielo Ortiz Serrato

 Cuando imagino la ciudad en la que quiero que mis hijos crezcan pienso en Neiva y en todas sus posibilidades. Las oportunidades de una ciudad que apenas comienza a pesar de tener 479 años de fundada y que tiene todos los elementos para ser líder en la región, no solo por sus características geográficas, ambientales y de ubicación, sino por la pujanza y la entereza de su gente. Hablar de Neiva para mí es hablar de lo que podemos hacer posible.

A tan solo 291 kilómetros de la capital del país, nuestra ciudad es un punto estratégico para la conectividad con la Amazonía, los Llanos Orientales y el Pacífico; es tránsito obligado de bienes de primera necesidad, y punto de conexión para prestación de servicios de esta misma naturaleza. Eso sin tener en cuenta su importancia como centro de intercambio logístico para la región sur del país y su cercanía con el río Magdalena, sobre cuyo mejoramiento se ha venido trabajando desde el Gobierno Nacional, al tiempo que se han trazado grandes planes para el mejoramiento de la infraestructura vial. Planes que también son una oportunidad para nuestra ciudad. 

En pocas palabras, las posibilidades de Neiva no solo están dadas a nivel local con el crecimiento que ha experimentado los últimos años, sino a nivel nacional y continental dadas las dinámicas de conectividad, sus características ambientales y la pujanza de su gente, probablemente el factor determinante del éxito de cualquier estrategia que pueda formularse en la ciudad.

La pregunta que me surge es ¿qué podemos hacer para convertir en realidad las posibilidades de Neiva? Hay muchas cosas que podemos comenzar a hacer. Una primera podría ser empezar a pensar en un trabajo conjunto entre la administración pública y la ciudadanía. A veces tenemos la idea de que el destino de una ciudad está en manos de quien la administra, pero en realidad está en manos de todos los que vivimos en ella. De personas comunes y corrientes que tienen ideas, que quieren compartir sus sueños, que ponen su experiencia y conocimiento al servicio de todos, no importa si trabajan en el ámbito privado o público.

Esas son las manos que necesitamos para construir la Neiva en grande que queremos. Para lograrlo es necesario plantearnos un objetivo concreto, una meta y ponernos en camino hacia ella. Que no nos dé miedo pensar que podemos ser como otras ciudades en el mundo, que pueden parecer lejanas, pero que lograron sus objetivos porque un día se decidieron y comenzaron a trabajar en planes sostenidos a largo tiempo, con metas desafiantes.

Estocolmo, la capital de Suecia, que en el 2010 fue elegida como la capital verde Europea, tiene un objetivo enorme: que al año 2030 no se utilicen en la ciudad combustibles fósiles y ser la ciudad verde más importante del mundo. Amsterdam planea reducir sus emisiones de carbono en un 40% para el año 2025 y para no ir tan lejos, Buenos Aires trabaja desde ya para garantizar el acceso a la información, la creación de instituciones eficaces y transparentes, así sueñan alcanzar una sociedad más inclusiva y justa.  No se trata de pensar que tenemos las mismas prioridades de estas ciudades, se trata de pensar que tenemos unas posibilidades como ciudad y de que, así como estas ciudades lograron sus objetivos particulares, la unión de la ciudadanía y la administración pública también puede hacer realidad las oportunidades de nuestra ciudad.

Comentarios