Según Bloomberg, el peso colombiano sigue perdiendo terreno entre las 31 monedas principales que rastrea el medio, convirtiéndose en la que tiene el desempeño más bajo después de perder 0,1 por ciento durante el pasado lunes. Esto se debe, según un operador, a que las cuentas en el extranjero (mercados) están adquiriendo más dólares, lo que implica que se necesitan más pesos para comprar un dólar.

Básicamente, el peso superó su límite saliéndose de los $3.400 – $3.525 por dólar como venía desde noviembre, ubicándose, por ejemplo, este jueves en $3.636 y esperando que se rompa la barrera de los $3.650 por dólar. Otra de las implicaciones es que no hay luces de que el Banco de la República vaya a disminuir la tasa de interés para 2021 en un 1,5 por ciento, medida que tomará este viernes 29, lo que podría generar una presión mayor a la tasa de cambio.

La semana pasada, el peso colombiano bajó 0,3%, también afectado por el fortalecimiento del dólar estadounidense en una sesión marcada por la escasa liquidez vinculada al festivo en EE.UU.

Se espera que en noviembre las ventas minoristas colombianas hayan aumentado 5,6% interanual frente a 3% anterior y que la actividad económica del país haya mejorado a -3,4% interanual frente a -4,5% anterior.