viernes, 28 de febrero de 2020
Opinión/ Creado el: 2020-02-13 11:20

Polémica por la estampilla Pro-Usco

Escrito por: Editorial | febrero 13 de 2020

Desde que se aprobó la ordenanza que autorizaba a la Universidad Surcolombiana para que recibiera de la gobernación del Huila y de los municipios, los recursos recaudados por la contratación estatal provenientes de la Estampilla Pro Usco, le permitió a nuestra Alma mater tener una importante fuente de ingresos para financiar sus ejes misionales, durante los próximos años. Pero la Institución deberá presentar anualmente un informe sobre su ejecución de estos recursos en la plenaria de la Asamblea Departamental, tarea que se cumplió por parte de las directivas.

En la sesión ordinaria del martes anterior de la Duma, las directivas explicaron las inversiones realizadas con los más de 5.800 millones de pesos recaudados durante 2019 por la Estampilla Pro-Usco, creada mediante la Ordenanza 05 de 2017. Esto sirvió para financiar programas que han contribuido a elevar el nivel científico de la Universidad, hacer mantenimiento y ampliar su infraestructura física, establecer centros de investigación y programas de pre y posgrados, comprar equipos de laboratorio y dotar y fortalecer bibliotecas de investigación.

Dicho debate generó opiniones encontradas entre lo expresado por el Rector (e) Pablo Emilio Bahamón Cerquera de la Universidad Surcolombiana y los honorables diputados que estuvieron atentos y que algunos de sus miembros, generaron dudas sobre la ejecución de estos recursos durante la vigencia anterior.

Es importante aclararle a los diputados, que toda actividad misional que se desarrolle en el claustro universitario, se necesitan crear las condiciones de infraestructura, dotación de laboratorios, gastos operativos, pago de docentes, adquisición de elementos (silletería, tableros, videobeam), entre otros, que son necesarios para que los resultados de las investigaciones sean de alto impacto para la sociedad en general.

Recordemos que nuestra universidad ha venido presentando un déficit acumulado desde años anteriores y el gobierno nacional, al igual que los entes territoriales no han apoyado el total funcionamiento de todas las universidades estatales, donde está incluida la Usco.

El equipo de la Contraloría General de la República que actualmente adelanta una auditoría a la gestión de la vigencia anterior tendrá la oportunidad de verificar toda la ejecución financiera de esta estampilla Pro Usco y determinar si existen presuntas irregularidades en la ordenación de estos importantes recursos que llegan a las arcas de la Universidad.

Paralelo a lo anterior, es importante que la administración municipal de Neiva defina en el corto plazo el Plan de Ordenamiento Territorial (POT), con el fin de que las 15 hectáreas que están ubicadas en la zona de Trapichito, queden incorporadas en el suelo expansión urbana para que tengan factibilidad de servicios públicos y la Universidad Surcolombiana pueda construir su nuevo campus universitario.