Diario del Huila

Policía desarticuló grupo de delincuencial  «los Muleros»

May 20, 2022

Diario del Huila Inicio 5 Judicial 5 Policía desarticuló grupo de delincuencial  «los Muleros»

DIARIO DEL HUILA, JUDICIAL

4 personas fueron capturadas por los delitos de secuestro extorsivo, extorsión, hurto agravado, porte ilegal de armas y concierto para delinquir. Se les señala de secuestrar a un camionero para hurtarle y luego deshuesar el automotor, hechos ocurridos en zona rural del municipio de Palermo.

La Policía Nacional, logró la desarticulación del grupo delincuencial «Los Muleros» dedicados al hurto de vehículos de carga, mediante la modalidad de falso servicio.

La operación estuvo a cargo de uniformados del Grupo Antisecuestro y Extorsión GAULA, en coordinación con unidades de Inteligencia Policial y uniformados de la Seccional de Tránsito y Transporte de la Policía, que materializaron orden de captura por los delitos de Secuestro Extorsivo, Concierto para delinquir, Extorsión, Hurto Calificado y Agravado y Fabricación, tráfico o porte de armas de fuego, en contra de 4 personas, presuntamente responsables del secuestro de un hombre de 37 años edad y el hurto de un cabezote de tracto camión, en zona rural del municipio de Palermo. Los hechos por los que se le señala, ocurrieron el 17 de agosto del año 2021.

Los capturados

Las ordenes de captura se oficializaron contra Fernando Gutiérrez Pelaez alias «Mello» de 49 años de edad; residente en el barrio Belén de la ciudad de Ibagué, quien era el presunto líder de la organización delincuencial, encargado de coordinar y financiar las actividades delictivas de falso servicio, hurto, secuestro y extorsión.

A través de su rol, indica la Policía, era quien tomaba contacto con los internos de la cárcel Tramacua de Valledupar, con el fin de que desde el centro carcelario se realizarán las coordinaciones a través de llamadas y mensajes de texto de los falsos servicios, solicitud de dinero a través de amenazas y envío de pruebas de supervivencia. Además, «Mello» presenta anotaciones como indiciado por los delitos de Hurto y Estafa.

Así mismo en la ciudad de Cali, contra Junior Fabian Puerto Mendoza alias «Chapa» de 26 años de edad, residente en el barrio Siloé; encargado de reclutar a los demás miembros de la organización, coordinar las rutas por donde debía transitar el vehículo de carga y así facilitar el hurto del mismo y el secuestro del conductor. Registra anotaciones como indiciado, por los delitos de Amenazas y Porte ilegal de armas de fuego, señaló la Policía.

También en el municipio de Quibdo – Choco, contra Sebastian David Mangones Hoyos alias «Mango» de 18 años de edad, residente en Tierra Alta, Córdoba, encargado de la recepción del dinero producto de la extorsión a través de casas de giro, para la liberación del conductor secuestrado y la devolución del vehículo hurtado.

Y finalmente en la ciudad de Medellín, contra Yenifer Mayid Palacio Gamboa alias «La Crespa», de 26 años de edad, residente en el municipio de Carepa – Antioquia, quien de acuerdo al acervo probatorio recolectado por las autoridades, participó directamente en el secuestro del conductor,  hurto y desguace del vehículo de carga. Esta mujer, registra además anotación como indiciada por el delito de secuestro.

¿Cómo operaban?

Esta personas capturadas, “de acuerdo al material probatorio recolectado a través de 8 meses de investigación, en el que se realizaron entrevistas, interceptación de comunicaciones, análisis link, vigilancia a personas, inspección al lugar de los hechos, inspección a sistemas de identificación vehicular, análisis de más de 110 horas de videos y más de 430 horas de audio, presuntamente, participaron en los hechos que tuvieron lugar en zona rural del municipio de Palermo el día 17 de agosto del 2021, donde estas cuatro personas, mediante la modalidad de falso servicio, contactan a un hombre de 37 años de edad, conductor de un vehículo de transporte de carga; con el fin de, supuestamente, llevar un material de construcción desde Neiva a la ciudad de Bucaramanga”, informó la fuente oficial.

“Una vez realizada la negociación, realizaron mediante engaños modificaciones a la ruta de tránsito, llevando el vehículo por zona rural del municipio de Palermo, donde los miembros de la organización, interceptan con arma de fuego el automotor, privando de la libertad al conductor y hurtándose el cabezote del tractocamión; para posteriormente, horas después, iniciar mediante mensajes de texto, la exigencia económica de altas sumas de dinero a la familia de la víctima del secuestro para ser dejado en libertad y a la empresa transportadora, dueña del automotor, para la devolución de la misma”, añadió.

La Policía resaltó que dentro del proceso investigativo fue posible determinar que estas personas, con el fin de generar terror y zozobra en la familia de la víctima y empresa transportadora, se identificaban como integrantes de las disidencias de las FARC E.P.

Además, que una vez realizado el hurto, el vehículo fue trasladado hasta zona rural del municipio de Venadillo, Tolima, donde mientras realizaban las exigencias económicas del dinero para la liberación de conductor y la devolución del tracto camión, procedieron al desguace del mismo, siendo capturados por el Departamento de Policía Tolima y el Ejército Nacional en este proceso, 3 personas en flagrancia por el delito de receptación, los cuales están vinculados a esta organización delincuencial.

Así las cosas, «Mello», «Chapa», «Mango» y la «Crespa», fueron a dejados a disposición de un juez de control de garantías, quien una vez analizó los elementos materiales probatorios y evidencia física, decidió proferirles medida de aseguramiento en establecimiento carcelario y penitenciario.

Recomendaciones

La Policía Nacional, recomendó al gremio de conductores y empresas de transporte, que ante cualquier llamado o solicitud de servicio, se adelanten actividades de verificación de la existencia real de la empresa contratante, tomando contacto con la misma a fin de establecer la veracidad del requerimiento, igualmente invitó a no dejarse tentar y convencer de servicios en los que se ofrezca cantidades superiores a lo normalmente acordado.  Así mismo, desconfiar de los cambios de ruta o itinerario, ya que podrían, como en este caso, ser víctimas de este flagelo.

Tal vez te gustaría leer esto