Diario del Huila

Por fin llegaron los ‘gloriosos’ para los comerciantes de artículos religiosos

Abr 13, 2022

Diario del Huila Inicio 5 Neiva 5 Por fin llegaron los ‘gloriosos’ para los comerciantes de artículos religiosos

DIARIO DEL HUILA, NEIVA

Por: Johan Eduardo Rojas López

Fotografías: José Rodrigo Montalvo  

Tras dos años de pandemia y las restricciones para la celebración de la Semana Santa, ahora, el comercio de artículos religiosos se repone de las afectaciones que venían vivenciando.

Al igual que el resto de sectores, el comercio de artículos religiosos se vio duramente afectado por la pandemia y las restricciones que se tuvieron para celebrar con normalidad la Semana Santa, sin embargo, como indica el refrán ‘después de los dolorosos, vienen los gloriosos’, pues hoy en día están reponiendo sus ventas y auguran la reactivación del sector.

Esta época se convierte en la salvación para muchos de esos comerciantes que vienen atravesando por fuertes afectaciones, y hoy logran aumentar ventas en un 30%, 40% y hasta 50%. Así pues, a un costado de la ‘Catedral de la Inmaculada Concepción de Neiva’, se congregan la mayoría de comerciantes que coinciden en la favorabilidad de la presencialidad durante la Semana Santa.

Miryan Triviño, es una vendedora de artículos religiosos, quien manifestó que las ventas de esta temporada le recomponen su economía. “Al menos ahora sí está llegando bastante gente a la iglesia y aquí también se ha incrementado las ventas. En esta época viene la gente y todo en general se vende. En la pandemia, no fue que se dejará de vender, no era igual, pero sí se hacía algo. La gente creyente normalmente sale a comprar. No se sabe y es incierto qué venga estos días, no se sabe cómo continuará todo.”, dice la mujer.

Según la comerciante, antes tenía ventas de aproximadamente $150.000 y, ahora, oscilan entre $300.000 0 $350.000. “Cualquier cosita vale harto. Todo ha aumentado casi que el doble, las veladoras están muy caras. Ya venían subiendo, pero entre más días, más caro todo.”, sostuvo Miryan.

Igualmente, Narciso Ballesteros, es un vendedor de artículos religiosos desde el año 1985, y conoce perfectamente el gremio y la faena de esta temporada, pues se ha tenido que enfrentar a diversas situaciones que le han permitido fortalecer su trabajo, por eso, afirma que, “con esta libertad que dieron del no uso del tapabocas y que la gente se puede desplazar más, entonces vienen a comprar tranquilamente sus cosas. Estoy principiando bien y veo que a los otros también les está yendo bien a pesar de que tenemos productos similares. Aquí es la parte donde más se vende porque hay varios puestos del mismo producto. Las ventas se han aumentado un 30% o 40%. Desde que el comercio no cierre y siga todas las precauciones de seguridad, yo creo que la economía mejorará.”

Evidentemente, pese a la competencia sana y comercial del gremio ubicados principalmente en el centro de la capital huilense, exactamente en la carrera 4 entre calle 6 y 8, todos registran buenas ventas, pues más allá de envidias, reina el fervor de los católicos que celebran la Semana Mayor.

“De lógica la gente ha acudido porque tiene esa oportunidad que los años anteriores no tuvo y están reviviendo nuevamente ese fervor espiritual y religioso. Yo procuro mantener los precios estándares a pesar de que los artículos subieron y continúan subiendo desde el año pasado.”, argumentó Narciso.

Martha Hernández Cabrera, es otra vendedora de artículos religiosos que se ubica a un costado de la catedral de Neiva, quien para solventar un poco los gastos económicos también fabrica alguna de la mercancía que vende.

“Nosotros mismo fabricamos los rosarios y así nos economizamos algo. Aquí estoy trabajando hace casi 19 años, nosotros fabricamos y arreglamos algunos artículos, ahora para Semana Santa estamos dándole gracias a Dios porque empezamos el domingo con unas buenas ventas, se vio turistas y salió bastante gente a participar en la programación.”, comenta la señora Martha.

Añadió que durante estos días que se lleva de semana santa, pasó de vender $200.000 a $400.000; dinero con el que pretende pagar algunas deudas que adquirió para sobrevivir en la pandemia. “Después de la pandemia cualquier cosita es ganancia. Para mí personalmente, no he tenido la forma de renovar mercancía por la situación, pues se puso muy costoso todo y apenas estoy saliendo de mis deudas que quedaron de ese tiempo, entonces, estamos apenas empezando a retomar, pero bendito mi Dios estamos saliendo adelante. Los precios han aumentado mucho. Queremos poder vender, recuperar algo y ponernos al día con las ventas, que la gente se acerque y nos ayude para salir de los apretones.”, expresó la comerciante.

Aumento de artículos religiosos

En efecto, según concluyen todos, la materia prima ha subido el doble del costo, por lo tanto, el precio final aumenta. En consecuencia, ellos siguen en la lucha por sobrevivir y aprovechar temporadas como estas para mitigar gastos. Igualmente, insisten en que esto se dio por la pandemia, marchas y paros que se han desarrollado durante los últimos años y, aseveran además que, al parecer los artículos seguirán en aumento.

Entre tanto, Andrea Gaspar, administradora de un local de artículos religiosos ubicado en este mismo sector, confirmó que, “ya se ve más gente transcurrir y eso se evidenció desde el domingo de ramos, las ventas han aumentado por ahí el 50%, pues la gente sale y compra sus cosas, por eso, esperamos vender más de lo que se hizo los años anteriores. Este año se ha visto el cambio y hemos superado las expectativas, porque tuvimos muy pocas ventas las dos épocas de Semana Santa anteriores, entonces el cambio es notorio. Además, creo que la economía queda un poquito más estable porque se aumentan las ventas y nosotros seguimos con los mismos precios.”

Esta época aparte de vivirse plenamente en la espiritualidad, también se concibe como un momento para vacacionar, permitiendo arribar al departamento opita, turistas que aportan en la reactivación de la economía de varios sectores.

Por su parte, Liliana Tovar, propietaria del almacén “La Fe”, dijo que, “hasta el momento todo va mejorando, hace dos años todo fue muy cruel, el año pasado estuvo semipresencial entonces mejoró y este año ha ido mejorando, pues tenemos toda la fe puesta en el resto de la Semana Santa porque de todas maneras es mucha la gente que ha venido a vacacionar y llevan souvenir, asisten a las misas y llevan artículos para hacer bendecir, entonces aspiro y espero que cada día esté mejor.”

Finalmente, los artículos que más se venden son: el cirio Pascual, viacrucis, camándulas, novenas, imágenes religiosas y veladoras. Sin embargo, todos estos productos continúan en aumento.

Autor: WebMasterDH

Contenido relacionado

Suscripción Digital

DH ADS

Radio DH

Tal vez te gustaría leer esto