Diario del Huila

¿Por qué no volvemos a sembrar trigo?

Abr 19, 2022

Diario del Huila Inicio 5 Opinión 5 ¿Por qué no volvemos a sembrar trigo?

Por: Carlos Tobar

Aunque parezca extraño para muchos de mis lectores, sí, en el pasado Colombia producía trigo. Hacia 1965 en las sabanas Cundi-boyacense y de Nariño se cultivaba el 95% del trigo que consumíamos los colombianos. ¡El 95%, no cualquier bicoca!

Con la aplicación de una de esas políticas del “buen vecino”, los gobiernos de los Estados Unidos a través de un programa de las Naciones Unidas para combatir la pobreza (la AID), empezó a regalarnos trigo para combatir el hambre. ¡Tan comedidos!

La realidad es que la competencia desleal del grano regalado fue marchitando el mercado para los productores nacionales que, “abandonados de Dios” y de los gobiernos, terminaron en la más espantosa quiebra.

La mayoría de ellos eran pequeños cultivadores, minifundistas que con mucho esfuerzo mantuvieron la producción interna hasta que esta celada fríamente calculada los lanzó al abismo.

Igual pasó con la cebada. En fin en pocos años languidecía un rubro de producción agrícola en el país que era vital para la seguridad alimentaria nacional.

En algunos años, cuando se presentó una crisis de suministro mundial del grano por dificultades en áreas de producción en Rusia, los precios subieron desaforadamente, manteniéndonos desde esa época bajo el control de los grandes comercializadores mundiales de granos, particularmente norteamericanos y sus socios internos los importadores colombianos.

Pero, como “no hay mal que dure 100 años…”, la actual crisis de suministro de trigo por la guerra de Rusia contra Ucrania, dos de los principales proveedores del cereal está en entredicho. La Fao, viene anunciando una hambruna de proporciones apocalípticas por el desabastecimiento del producto en los mercados mundiales.

Además esta situación va acompañada de una escalada de precios que está convirtiendo el “pan del desayuno” en un artículo de lujo.

Tan ingenuo yo, pregunto: si en el pasado tuvimos las tierras y las gentes de trabajo dispuestas para producir el trigo ¿por qué el gobierno nacional no ha puesto manos a la obra?

Obvio, debe ser producto de un plan en el que la investigación y desarrollo, el crédito subsidiado, la asistencia técnica, los equipos de siembra y recolección, los silos de almacenamiento, las cadenas de comercialización, estén disponibles de manera oportuna y con gran eficiencia.

Autor: WebMaster

Contenido relacionado

Suscripción Digital

DH ADS

Tal vez te gustaría leer esto