Diario del Huila

Por quién no votar

May 28, 2022

Diario del Huila Inicio 5 Opinión 5 Por quién no votar

Álvaro Hernando Cardona González

Este fin de semana saldremos los colombianos a votar para empezar a escoger a la persona que creemos es la que conviene para regir la Rama Ejecutiva del poder público: al presidente de la República.

Todos los medios han escrito, opinado y hasta recomendado por quién votar o sobre los programas planteados por los candidatos. Los medios están permeados, como todo, es la verdad, por la politiquería que la concebimos como la forma perversa, llena de “todo vale”, de tener poder para sus conveniencias. Realmente hemos probado hasta la saciedad eso de que gobiernan sólo para el pueblo; tal vez lo hacen, pero también para ellos. ¿Y la conveniencia nacional?

Esta columna no es para recomendar candidatos. Es para hacer proponer reflexionar sobre por quién no votar. O, lo que es igual, poner a reflexionar sobre por quién votamos y qué necesita muy en el fondo este país, que da pasos para adelante, pero también muchos para atrás.

Como lo afirmamos para las elecciones parlamentarias, primero que nada, hay que votar.

Es un derecho dicen todos, pero realmente es un deber de extremo valor para la democracia, para el republicanismo (separación y autonomía de las tres ramas del poder público), para garantizar la libertad (poder hacer lo que deseemos hasta que lo que hagamos pueda afectar los derechos ajenos; por eso hay que evitar las dictaduras. Los colombianos le tenemos aversión a las imposiciones irracionales); hay que votar para asegurar la ejecución de un plan de gobierno, aumentar y estimular el empleo pleno, y siempre el bien común.

Hay que votar, por cualquiera de los candidatos, pero hay que votar. Pero hacerlo bien. Proponemos no votar por quien refleje delito o contravención. No por quién represente o quienes representen grupos delincuenciales, lo ilícito, lo irregular, lo que segregue, lo que divida, lo que traiga odio o inspire venganzas, y similares. No necesitamos más delitos. Necesitamos más orden, y sobre todo, especialmente, empleo, justicia igualitaria y eficiente.

Tal vez como en ninguna otra elección estamos evidenciando cómo se exhorta a los delincuentes a votar, y personas condenadas, ex convictas, o juzgadas, rodean a candidatos. Eso asquea. Y eso deja asomar, como decimos frecuente, cómo “por el desayuno se sabe cómo va a ser el almuerzo”. Estamos hartos de los delitos y que se premien.

Tener claro por quiénes no votar es ético. Elimina a los que su comportamiento y realidades dejan qué desear. Esto no es de ideologías, decíamos en otra columna, sino de personas y calidades humanas, familiares y personales.

No votar por quienes haya o estén robando, corrompiendo, asesinando, apoyando grupos delincuenciales (todos y de todos los pelambres), mentirosos evidentes, exgobernantes que no ejecutaron. Votar ética y moralmente es un deber.

Autor: WebMasterDH

Contenido relacionado

Suscripción Digital

DH ADS

Radio DH

Tal vez te gustaría leer esto