Con la designación de ponentes en las Comisiones Económicas el Congreso de la República dará inicio esta semana al trámite del proyecto que presentó el Gobierno nacional de Presupuesto General de la Nación para 2022, por  un monto de $350,4 billones.

Sin embargo en esta oportunidad se registró una situación poco vista en la historia del Congreso, y es que se juntaron el trámite de la reforma tributaria y del Presupuesto General de la Nación, proyectos que presentó el Gobierno los días 20 y 29, respectivamente, de este mes.

Esto, sin duda, pone a correr a las Comisiones Económicas, es decir las terceras y cuartas del Senado y la Cámara, pues la reforma tributaria tiene mensaje de urgencia por parte del Gobierno nacional; en tanto que el Presupuesto General de la Nación, si bien no admite este tipo de trámite abreviado, la ley sí establece un plazo máximo al Congreso para que lo apruebe, que es el 25 de septiembre.

Aunque a más tardar el 15 de septiembre, el Legislativo debe tener aprobado el monto del Presupuesto, que como se dijo el Gobierno lo aforó en su propuesta en $350,4 billones.

El hecho atípico que se juntaran el trámite en el Parlamento del Presupuesto General de la Nación y la reforma tributaria no figuraba en los planes del Gobierno, pues radicó esta última iniciativa en abril pasado con suficiente tiempo de antelación frente al primero de estos proyectos.

Sin embargo el rechazo que tuvo esa iniciativa de reforma tributaria porque tocaba con IVA nuevos productos de la canasta familiar, así como ponía a pagar renta a más colombianos de clase media, y que como tal se convirtió en caballito de batalla en las fuertes protestas que se presentaron entre abril y mayo pasados en la mayoría del país, llevó al Gobierno a retirar el proyecto.

Pero el Gobierno advirtió que la reforma tributaria no daba espera porque no solamente se requiere atender el déficit fiscal que ha dejado la crisis por el covid-19, sino también más recursos para poder dar continuidad a varias ayudas que ha venido entregando el Estado a la población más vulnerable afectada por la pandemia, como el Ingreso Solidario y la Matrícula Cero, esta última  dirigida a jóvenes de los estratos 1 2 y 3, que se llevarían hasta el 2022.

Igualmente, se busca prolongar hasta diciembre próximo el PAEF (Programa de Apoyo al Empleo Formal), por medio del cual se subsidia parte de la nómina de las empresas afectadas en sus ingresos por las cuarentenas y otras restricciones para contener el covid-19, sobre un salario mínimo con el objeto de preservar el empleo.

Como consecuencia, la administración Duque no tuvo otra que pocos días antes de presentar al Congreso el Presupuesto General de la Nación, darse la pela radicando un proyecto de reforma tributaria ajustado, en el cual se cuida de no tocar el bolsillo de la mayoría de los colombianos, pues deja el mayor peso del recaudo que estima obtener por $15.2 billones anuales en manos de un apretón del gasto público y de posponer alivios a los empresarios en materia de devolución del ICA  y reducción del impuesto de renta, entre otros.

Designación de ponentes

La senadora María del Rosario Guerra, presidente de la Comisión Tercera, indicó a EL NUEVO SIGLO que “ya en la Ley de Inversión Social tuvimos la semana pasada dos sesiones, hoy tenemos otra. Nosotros aspiramos esta semana a tener ponencia para ver si en 10 días le estamos dando debate en las económicas al de Inversión Social”.

Agregó la parlamentaria del Partido Centro Democrático que “ahora nos toca designar los ponentes en el Presupuesto, y lo primero que se debe dar,  que muy seguramente será  la próxima semana,  es la presentación formal del Gobierno del proyecto de ley de Presupuesto y luego la definición del monto”.

Aunque advirtió la Legisladora “pero sí aspiramos a ir primero avanzando con el de Inversión Social”.

Enfatizó Guerra sobre el proyecto de Presupuesto General de la Nación para el 2022 que “el 25 de septiembre tiene que estar aprobado en las económicas, lo que comienza ahora es a definirse el monto, antes del 15 de septiembre tiene que estar aprobado el monto,  y luego aprobado en las económicas al 25 de septiembre por tarde”.

La Parlamentaria dijo que la designación de ponentes en las comisiones económicas se hará “esta semana” para el proyecto de Presupuesto General de la Nación del año entrante.

Concluyó Guerra que “aspiro como presidente de la Tercera que como el Presupuesto fue radicado el viernes (pasado), esta semana entre miércoles y jueves haber escogido los ponentes”.

El proyecto

El ministro de Hacienda y Crédito Público, José Manuel Restrepo, calificó el proyecto de Ley del Presupuesto como fiscalmente comprometido con la reducción de brechas sociales, la reactivación económica y la generación de empleo.

Con un aumento de 3,8%, con relación al Presupuesto de 2021, sin considerar el servicio de la deuda, el proyecto asciende a $272,3 billones, de los cuales $62,2 billones corresponden a inversión y $210,1 billones a funcionamiento.

Como porcentaje del PIB nominal, el monto total del Presupuesto para 2022, sin servicio de deuda, ascenderá a 22,7%. De acuerdo con el Ministro, esto muestra el esfuerzo de esta Administración por mantener el apoyo presupuestal a la población vulnerable y a la recuperación de la economía, pese a las restricciones fiscales.

Restrepo aseguró que “gracias a estos esfuerzos será posible mantener un crecimiento del PIB por encima del 4% anual en 2022 y reducir la pobreza monetaria de 42,5% en 2020 a 36,8% en 2022”.

El jefe de las finanzas públicas destacó que, en consonancia con los objetivos de política pública, el mayor esfuerzo de gasto para impulsar la economía se enfocará en inversión, con énfasis en el gasto social y la formación de capital humano y físico. Resaltó que este proyecto de ley de Presupuesto retoma en firme la ejecución del Plan Nacional de Desarrollo 2018 – 2022 Pacto por Colombia, Pacto por la Equidad, que constituye la hoja de ruta del actual Gobierno, que cobra vigencia renovada para consolidar la superación de las secuelas dejadas por la pandemia.

El monto de los recursos asignados a inversión, $62,2 billones, supera en $3,6 billones la inversión prevista para 2021, y equivale a un aumento del 6,2%, superior al del gasto de funcionamiento (3,1%), lo cual según el Gobierno  muestra su compromiso de adelantar una estricta política de austeridad que contribuya a potenciar la generación de recursos públicos, para que estos se apliquen donde sean más eficientes, porque, tal como se ha manifestado, el Ejecutivo está comprometido con la recuperación del país y la reducción de la brecha social que ha generado el Covid-19.