Según habitantes del barrio Sevilla, la falta de señalización en las principales vías del barrio hace que el transito se congestione y genere problemáticas en la comunidad.

Diario del Huila – Comunidad

Por: Juan Manuel Macias Medina

Para los residentes del barrio Sevilla, el alto tráfico de vehículos en el sector se ha convertido en un problema, pues según ellos, las vías al no tener señalización representan un riesgo para los habitantes. Así mismo, la comunidad indicó que algunas vías del barrio están en mal estado y que el consumo de drogas por parte de habitantes de calle, los tiene preocupados.

Vías sin pavimentar son un problema para la salud de los habitantes.
Vías sin pavimentar son un problema para la salud de los habitantes.

La principal problemática que afrontan los habitantes del barrio Sevilla es, según ellos, la falta de señalización en una de las principales vías del barrio. La calle 25 que atraviesa el barrio cuenta con un flujo constante de vehículos, que, para los habitantes, genera una problemática para los niños, jóvenes y adultos que residen en este sector ubicado en la comuna tres de la capital opita.

Para Ernestina Cuellar Silva, habitante del barrio Sevilla, es necesario que coloquen unos reductores de velocidad en la calle 25. “Sería de gran ayuda que nos coloquen unos dos reductores de velocidad en esta calle, los carros pasan como si tuvieran afán y no tienen en cuenta que esto es una zona residencial, no es una autopista”, dijo la habitante.

Comunidad denunció consumo y expendido de drogas cerca al barrio Sevilla.
Comunidad denunció consumo y expendido de drogas cerca al barrio Sevilla.

Según Cuellar, hace falta que la administración ponga más atención a esta vía, pues, aunque no sea una avenida principal, si es una arteria vial que conduce al centro de la capital con el norte de la ciudad de Neiva. “Esta vía como no es una avenida, entonces no le ponen cuidado. Si le pedimos al señor Gorky Muñoz, que nos preste atención, porque aquí en este sector ya han ocurrido varios accidentes, gracias a Dios no han cobrado vidas, pero si no se pone cuidado a eso es lo que vamos a llegar”, sostuvo.

Vías sin pavimentar

Algunas vías del barrio están sin pavimentar, por esta razón, los habitantes del barrio exigieron a la administración municipal, poner más atención a las necesidades primordiales del barrio. “Estas vías nunca han tenido una intervención, y esto también hace parte del barrio Sevilla, aunque no sean muy transitadas, si son generadoras de enfermedades porque cuando llueve se forman charcos que duran días ahí”, manifestó Gerardo Yáñez Cuenca, habitante del barrio Sevilla.

La Carrera 5 a bis es una calle que nunca ha sido intervenida, según sus habitantes, además de ser generadora de enfermedades por el polvo que emana de ella, también es un centro de consumo de alucinógenos por la baja iluminación. “No solamente pedimos que nos pavimenten porque genera enfermedades, sino porque es utilizada por habitantes de calle para el consumo de drogas”. Agregó Yáñez.

Inseguridad, consumo y venta de alucinógenos

El barrio Sevilla se encuentra a contados metros de uno de los principales afluentes de la ciudad de Neiva, el río Las Ceibas. Aunque el afluente no genera ninguna zozobra por riesgo de inundación en las personas que residen en este sector, el abundante consumo de drogas si, pues según habitantes, este sitio es utilizado por los habitantes de calle para consumir drogas, además, hay sitios en donde según los habitantes, se expenden sustancias psicoactivas.

Un habitante del barrio que no quiso revelar su identidad por posibles retaliaciones en contra de su integridad indicó que los habitantes frecuentan el barrio no solo para consumir drogas, sino porqué allí, hay puntos de expendido de estupefacientes. “Los habitantes de calle no solamente se la pasan por aquí porque esté el río cerca, sino porque por acá es donde compran las drogas”, sostuvo el habitante, quien, además, manifestó que la policía ha adelantado operativos para contrarrestar el expendido, pero estos no han sido suficientes para acabar con el flagelo. “La Policía hace operativos porque sabe dónde están ellos vendiendo, pero ellos al mes están otra vez vendiendo”, puntualizó el habitante.