<ins data-revive-zoneid="2" data-revive-id="e0f695b1b9e71c7e090345072026c701"></ins>
martes, 25 de julio de 2017
 
Proceso de Paz/ 2016-10-11 10:20

Oficializan diálogos de paz con el ELN

Los países garantes de las conversaciones serán: Ecuador, Cuba, Chile, Noruega y Brasil.

Escrito por: Erick Rojas | octubre 10 de 2016

En Quito, Ecuador, se instalará la mesa pública de negociaciones entre el Gobierno de Colombia y el Ejército de Liberación Nacional (ELN). La jornada arrancará el próximo 27 de octubre. El anunció se dio desde Caracas, Venezuela. Se estableció que la agenda de conversaciones inicie con un punto en particular, "la participación de la sociedad en la construcción de la paz. Adicionalmente se trabajará en acciones y dinámicas humanitarias" con lo que se busca terminar un conflicto de más de medio siglo. Además, el ELN se comprometió a la liberación de todos los secuestrados antes de que se inicie el proceso. "Así también se indicó que cada una de las partes hará, a partir de la fecha acciones humanitarias para crear un ambiente favorable para la paz.

Los firmantes agradecen a Venezuela "la hospitalidad brindada para el desarrollo de las reuniones que han llegado a este acuerdo, y a los demás países garantes: Ecuador, Cuba, Chile, Noruega y Brasil, por su apoyo a Colombia en la búsqueda de la paz".

Por el Gobierno de Colombia firmaron Mauricio Rodríguez, jefe de la delegación, así como el mayor (r) Eduardo Herrera Barbel, José Noe Ríos y Julián Arévalo. De parte del ELN suscribieron el documento Pablo Beltrán, jefe de la delegación, Aureliano Carbonel, Gustavo Martínez, Bernardo Tellez y Consuelo Tapias.

El presidente Juan Manuel Santos, en su alocución después de conocerse el anuncio desde Caracas, dijo que desde hacía tres años se venía buscando llegar a una fase pública de negociaciones. “Para que esto se pudiera dar, fue fundamental que se hubiera iniciado el proceso de liberaciones, de forma que no haya nunca más secuestrados por el ELN en Colombia”.

 

Sociedad será la protagonista

El 30 de marzo se presentó la agenda de negociaciones entre Gobierno y ELN. En los seis puntos de negociación, el primero, Participación de la sociedad, será determinante.

Según anunció ‘Pablo Beltrán’, comandante del ELN, “para que estos procesos tengan éxito, hay que empoderar a la sociedad como sujeto protagónico e independiente de las partes que están en la mesa. Poner eso como una meta, como un requisito, justifica que hayamos determinado como primer punto de la agenda la participación. ¿Cómo lograr eso? El diseño no lo va a hacer el ELN ni el Gobierno, lo tiene que hacer la misma gente. ¿Cuál es punto de partida? El conjunto de la sociedad colombiana que se está movilizando por la paz. De ahí se parte para trascender más allá hacia los sectores que no están ni organizados, ni movilizados ni interesados en estos procesos”.

Otros puntos de la agenda son Democracia para la paz, transformaciones para la paz, víctimas, fin del conflicto e implementación de lo acordado.

En las últimas semanas, el ELN inició un cese al fuego unilateral para posibilitar el desarrollo normal de las votaciones del plebiscito. Además, liberó a un civil que mantenía en su poder en el departamento de Arauca y al alcalde de Charalá, Santander, el jueves pasado.

Juan Manuel Santos había enfatizado que no era posible iniciar los diálogos sin gestos del ELN con relación a los secuestros, atribuyéndole a esa guerrilla el retraso en el proceso.

 

Los intentos

El ELN se sentó a dialogar con el gobierno del presidente Cesar Gaviria entre 1991 y 1992. Finalizando el gobierno de Ernesto Samper, sostuvo un breve encuentro exploratorio, en 1998. En el gobierno de Andrés Pastrana, las conversaciones y encuentros alcanzaron un periodo mayor desde 1998 hasta casi el final de dicho gobierno. Durante los dos gobiernos de Álvaro Uribe se realizaron una serie de diálogos exploratorios que buscaron incluir al conjunto de la sociedad.

Todos estos procesos no superaron las discusiones preliminares para definir la negociación misma. Aspectos  como la agenda, los sitios de reunión, los aspectos logísticos, entre otros, impidieron avanzar en otras etapas.