DIARIO DEL HUILA, ECONOMÍA

Por: Rolando Monje Gómez

Durante el año de la llegada de la pandemia del covid-19 a Colombia, hubo una profundización en el endeudamiento neto del país. De $43,3 billones en 2019, la cifra llegó a $87,5 billones en 2020, según los resultados del proyecto de cuentas nacionales trimestrales de los sectores institucionales del Dane y el Banco de la República, donde se indica además que el endeudamiento del sector Gobierno es el más alto en los últimos siete años, que corresponde a 8,7% del PIB.

La tasa de endeudamiento neto expresado en términos del PIB, se ubicó en 9,6% para el primer trimestre del año 2020 y en 10,3% para el mismo periodo del año 2021. Es decir, aumentó en 0.7%.

Las dinámicas para 2020 del primer saldo de las cuentas económicas integradas, donde el valor agregado bruto creció 6,6%, llegamos al saldo del excedente bruto de explotación con un crecimiento del 16,7%. Lo cual se vuelve un insumo para la siguiente cuenta que nos permite llegar al ingreso primario que presenta una contracción del 14,5% en el 2020.

Ese saldo de ingreso primario se vuelve un insumo para poder calcular el ingreso disponible bruto del autor institucional (sector Gobierno) que muestra una contracción de 26,2%.

Según el Dane, los elementos fundamentales que incrementaron el endeudamiento neto del Gobierno fueron, en parte, los programas sociales, ya que los pagos extraordinarios de los programas como ‘Familias en Acción’ o ‘Jóvenes en Acción’ tuvieron una carga similar a la de ‘Ingreso Solidario’ que representó cerca de $4,2 billones en transferencias a los hogares.

El informe del Dane señaló igualmente, que el préstamo neto de los hogares colombianos pasó de $11,3 billones en 2019 a $45,5 billones, lo que quiere decir que la capacidad de préstamo neto o de ahorro de los hogares creció en 302,5%.

Por su parte, las sociedades no financieras reducen sus niveles de endeudamiento a $-10.881 miles de millones, atribuido a menores niveles de producción y gastos por concepto de dividendos pagados y adquisición de formación bruta de capital.

Finalmente, las sociedades financieras tuvieron un préstamo neto de $7.107 miles de millones, menor en $-244 miles de millones al año 2019 explicado por una disminución en el margen de los intereses pagados y recibidos.

En la medida en que las fuentes o recursos que permiten establecer este valor, tuvieron disminuciones en términos de remuneración de asalariados y que en valor agregado los hogares tuvieron crecimiento en flujos de trasferencias como por ejemplo las ayudas institucionales creadas durante la pandemia.

El aumento del desempleo, hizo que los hogares restringieran su gasto de consumo final, como por ejemplo, la adquisición de vivienda. Hubo un cambio de destinación en bienes durables y semidurables que eran muy prominentes en 2019 a artículos básicos como alimentación y gastos en salud en 2020.

Los hogares

El ingreso mixto de los hogares presentó una variación de 8,0% explicado por el incremento en las actividades de agricultura, ganadería, caza silvicultura y pesca con una variación del 15,0%. Por su parte, el ingreso primario de los hogares tuvo una variación del 6,2% en el primer trimestre de 2021 con respecto al mismo periodo de 2020.

Esta variación se relaciona por la contribución de 3,6% de la renta de la propiedad recibida por los hogares, contrario al comportamiento de la remuneración a los asalariados que no presento variación al pasar de $ 83.279 a $ 83.252 miles de millones.

El préstamo neto de los hogares para el primer trimestre de 2021, tiene una variación de -123,3%, pasando de $-3.961 a $ 922 miles de millones, donde la adquisición de formación bruta de capital tiene un crecimiento de 6,1% y contribuye con 1,6% a esta variación. Esta adquisición de formación bruta de capital es completamente financiada a través del ahorro del sector. El ahorro bruto de los hogares alcanzó una tasa de 6,6% en términos de IDB, reflejado en el aumento de 2,8% con relación al primer trimestre de 2020.

PIB

En términos corrientes, el crecimiento del PIB desde el enfoque ingreso tuvo una variación de 5,5% en el año 2020, en donde la remuneración de los asalariados recibida por los hogares obtuvo un crecimiento del 0,8% afectada por los menores niveles de producción de las empresas; los impuestos sobre la producción y las importaciones recaudados por el gobierno presentan un decrecimiento de 13,1%.

El excedente bruto de explotación y el ingreso mixto reducen su crecimiento en -8,1% y -7,2% respectivamente, las actividades que más contribuyen a la variación negativa de -8.1% son explotación de minas y canteras con -4.7%, construcción -1.9% y finalmente industrias manufactureras con -1.5%.

Respecto al ingreso mixto percibido por los hogares las actividades que más contribuyen al crecimiento de -7.2% son Comercio al por mayor y al por menor; reparación de vehículos automotores y motocicletas; Transporte y almacenamiento; Alojamiento y servicios de comida con -4.7%, Construcción con -1.7% contrarrestado por la Agricultura, ganadería, caza, silvicultura y pesca con 2.1%.

El PIB desde el enfoque del ingreso para el primer trimestre de 2021 tiene un crecimiento de 3,9%. La remuneración tiene un comportamiento negativo de 0,1%. Los impuestos presentan una reducción de 5,7%. El impuesto al consumo tiene una variación de -40,7 debido a una reducción en su tarifa del 0% en algunas actividades económicas.

En excedente bruto de explotación presenta un crecimiento de 10.2%; Las actividades que más contribuyen son Industrias manufactureras con 3.9% y Comercio al por mayor y al por menor; reparación de vehículos automotores y motocicletas; Transporte y almacenamiento; Alojamiento y servicios de comida con 2.0%.

Por su parte el ingreso mixto de los hogares tiene un crecimiento de 8.0%, las actividades que más contribuyen son Agricultura, ganadería, caza, silvicultura y pesca 2.6%; seguido de las actividades inmobiliarias con 0.7%.

Por sector Institucional

El saldo del ingreso primario del sector gobierno general presentó una reducción del 14,6%; explicado por una disminución en el recaudo de impuestos sobre la producción y las importaciones del 2,4%, un mayor valor pagado de subvenciones a la producción al pasar de $31 a $1.390 miles de millones y un aumento en el pago de intereses de deuda del 8,8%.

El sector gobierno general para el primer trimestre de 2021 presenta una variación en su endeudamiento de -72,2%, debido a una reducción del ingreso primario de -14,6% explicado por un menor recaudo de impuestos y un mayor pago de intereses de deuda. El ingreso disponible bruto, tuvo una disminución de -17,3%; La formación bruta de capital creció en 12.6%.

La remuneración a los asalariados en el sector hogares no presenta variación; sin embargo, los dividendos percibidos por el sector incrementaron su ingreso generando un mayor consumo en la economía.

Las sociedades financieras presentan una reducción del 237% en su renta primaria debido a la dinámica negativa de sus componentes; La renta de la propiedad recibida presenta una variación de -11,1% y la renta de la propiedad pagada decrece debido al aprovisionamiento realizado por el sector. Las transferencias recibidas y pagadas tuvieron una dinámica positiva debido a la apertura parcial de la economía.

Las sociedades no financieras, presentan un crecimiento del 11,8% en su excedente bruto de explotación al tiempo que la producción crece 3,4%. La renta de la propiedad pagada tiene un crecimiento de 29.5%, explicada por los flujos de los dividendos y utilidades de la inversión extranjera directa. La formación bruta de capital cuenta con un crecimiento de 4,5% en función de una mayor adquisición de maquinaria y equipo, seguido de la compra de productos de propiedad intelectual específicamente en investigación y desarrollo con un 12%.

El saldo corriente con el exterior del sector resto del mundo tuvo una variación de 11,7%. Las utilidades reinvertidas de la inversión extranjera directa presentaron un crecimiento del 76.5%. En cuanto a las remesas pagadas a Colombia, tienen un crecimiento de 15.6% explicado por la apertura económica de Estados Unidos y países europeos.

Ingreso Nacional Bruto

El ingreso nacional bruto (INB) es el resultado de sumar al PIB la renta neta de la propiedad con el resto del mundo. Como tal, mide los ingresos que recibe el país, algunos de los cuales pueden generarse en el exterior. Por consiguiente, el INB puede ser superior o inferior al PIB en función de los flujos de ingresos transfronterizos.

Hay dos dimensiones importantes del INB. En primer lugar, representa una medida de poder adquisitivo nacional; en segundo lugar, permite articular las cuentas del sector.

En el 2020, el ingreso nacional bruto tuvo una variación del -4,3%, en donde se observa una reducción de todos sus componentes, principalmente en la renta de la propiedad pagada al resto del mundo (-33,8%) y en la renta de la propiedad recibida del resto del mundo (-17.5%) respectivamente.

El ingreso nacional bruto para el primer trimestre de 2021 crece al 3,0%, explicado principalmente por la renta de la propiedad pagada al resto del mundo con una variación positiva de 17,4%, en contraste con la variación negativa de la renta de la propiedad recibida del resto del mundo de -12,0%.

En el año 2020, el ingreso primario tuvo una variación negativa de 4,3%, explicado principalmente por el sector de las sociedades financieras y gobierno general con variaciones negativas de 15,6% y 14,5%, respectivamente.

En cuanto a la dinámica trimestral del 2020 por sector institucional, se destaca el comportamiento de las sociedades financieras que, en el primer trimestre, presentaron una variación de -246, 8%, debido a la reducción de 3, 3% en la renta de la propiedad recibida que a su vez está ligada al comportamiento negativo de los dividendos recibidos.

En el segundo trimestre de 2020, el sector gobierno presentó una variación de -45,1% debido a una contracción de los intereses recibidos del 20,0% y de los dividendos en 80,6%. Durante el mismo periodo, el sector hogares, tuvo una variación de -7,9%, explicada por la reducción de los dividendos recibidos de 21,3%.

Respecto al primer trimestre de 2021, las sociedades financieras y gobierno presentaron variaciones negativas del 237,0% y 14,6% respectivamente; mientras que las sociedades no financieras y hogares presentaron variaciones positivas de 1,0% y 6,2%, respectivamente.

La capacidad de préstamo neto o de ahorro de los hogares creció en 302,5%.