Ante el aumento de casos por COVID-19 sumado a la indisciplina social y las fiestas de fin de año, el Gobierno emitió una nueva resolución en la que ordena que se suspenda la venta y consumo de alcohol en bares y restaurantes de  13 zonas del país, donde las camas de cuidado intensivo superan el 70%.

Según este documento no se podrá vender, ni consumir bebidas alcohólicas luego de las 10:00 de la noche, en los bares y restaurantes de: Norte de Santander, Valle del Cauca, Antioquia, Quindío, Bogotá, Risaralda, Tolima, Caldas, Nariño, Santander, Casanare, Bolívar y Cauca.

La resolución también ordena que los alcaldes tengan un control muy estricto con estos establecimientos “para evitar los excesos que puedan alentar cambios conductuales de la población que conlleve a aumentar el riesgo de contagio, de accidentes de tránsito y de violencia”.

De igual forma establece que debe suspenderse cualquier establecimiento que incumpla los protocolos de bioseguridad, y que este habilitando pistas de baile o espacios cerrados.

Esta medida estará vigente hasta el próximo 21 de diciembre, pero podría prolongarse si no mejoran las condiciones.