Diario del Huila

¿Promesas de campaña? Queremos saber, cómo las van a cumplir

Nov 4, 2021

Diario del Huila Inicio 5 Opinión 5 ¿Promesas de campaña? Queremos saber, cómo las van a cumplir

Casi todos, mujeres y hombres, aspirantes a alcanzar la nominación de sus partidos a la presidencia de Colombia, se ocupan por estos días de presentar sus propuestas de gobierno en distintos foros y talleres, que el país ya conoce. Para algunos de ellos pareciera que les cogió la noche y, les está sucediendo lo que le ocurrió a un famoso exministro de Gobierno del régimen anterior que, durante una de sus visitas al Departamento de Nariño, cuando fue a despegar el helicóptero oficial para regresar a Bogotá, y  por motivos del clima, el aparato no lograba elevarse. Viendo este fenómeno uno de los campesinos angustiado que presenciaba el asunto, manifestó: “vean pues, no arranca el señor ministro”. ¿Sera por lo mismo que no arrancan algunas  de las candidaturas en ciernes? Todos los precandidatos nos hablan de crear cientos de miles de puestos de trabajo, unos prometen crear dos millones de empleos y  nos llenan de esperanzas sobre la reactivación económica, otros a  incentivarla a través de darle un impulso a la red terciaria de carreteras, ¿y de la red secundaria qué? Entre las dos redes, secundaria y terciaria constituyen el 92% de la malla vial del país. ¿Lo sabían uds?,  en favor de  la productividad agrícola del país y,  afirman que con la juventud se podrá impulsar la modernización de la red nacional de vías, algunos otros dicen y ofrecen establecer un país con salud para todos,  los más osados se comprometen y afirman que en su gobierno habrá  educación universitaria gratuita para todos los bachilleres  del sector público del país, en fin, recibimos todos los días un cumulo de promesas y uno queda boquiabierto de la sagacidad y de la poca seriedad que conllevan esos ofrecimientos. A estas alturas del debate, todavía no conocemos realmente cuales son las cifras, después de la pandemia, que rondan nuestra economía y si lo, poco o mucho, que ha logrado reactivar este gobierno, le alcanzara a dar  un respiro al nuevo, cualquiera que sea, para lograr una recuperación cierta del PIB y realce la creación de tantos puestos dignos de trabajo que reclama a gritos el pueblo colombiano. Lo mismo ocurre con la reactivación de la economía campesina. La situación de penuria que viven los millones de familias dedicadas al agro en nuestro país no es un fenómeno nuevo, su situación de pobreza en ancestral. Yo llevo más de 50 años escuchando lo mismo. Desde Carlos Lleras Restrepo que fue el primer presidente del siglo pasado que impulsó, de buena fe, la reforma social agraria en Colombia e incentivo la creación de la Asociación Nacional de  Usuarios campesinos, ANUC, poco o cambiado y, lo que ha cambiado, se debe al mercado mundial, oferta y demanda, como lo vemos con el café.  Después del logro de Carlos Lleras, nuestros campesinos han sido tratados como ciudadanos de segunda clase. Esto ocurrió entre los años 1.966 a 1.970. Luego los siguientes gobiernos se ocuparon de dividir la organización campesina, desvertebraron el Incora y acabaron con lo poco que habían obtenido los hombres y mujeres del campo. Planes de mejoramiento de las vías veredales hemos visto  muchísimos que se quedaron en buenas intenciones. En 1,994 acabaron con el Fondo Nacional de Caminos Vecinales, entonces nadie se robaba un peso, ese Fondo vial logro construir en asocio de los departamentos y los comités de cafeteros  en menos de 30 años más de 42.700 kilómetros de nuevas vías para el campesinado del país, y miren en lo que se convirtieron las vías de las veredas después de su liquidación, en verdaderas trochas intransitables. Con la economía salvaje llegaron las regalías del petróleo y minería para las regiones y, en la sombra ocultos aparecieron los gobiernos ladrones Pero nuestros candidatos y los otros, no han tomado el toro por los cuernos. No se atreven a aportar decisiones sobre el cómo y de qué manera acabaran con la corrupción. Nos gustaría conocer si se comprometen a perseguir a los ladrones y malversadores del tesoro público, a los  picaros del sector oficial y privados. ¿Qué piensan hacer con el tal principio de oportunidad para los defraudadores y saqueadores del fisco? ¿Los nuestros y los otros, se podrán comprometer a perseguirlos, colocarlos a buen recaudo de la justicia y  acorralar sus bienes para conseguir recobrar hasta el último centavo robado? De otro lado, vemos en algunos de ellos posiciones vagas  en lo que tiene que ver con la reforma a la justicia. De contera dicen que hay que reformarla, pero no concretan, el cómo la piensan reformar, en fin, la gran preocupación que existe en la opinión pública es el escaso compromiso de algunos candidatos de hacer lo que deben hacer y en hacerlo bien.

Autor: WebMasterDH

Contenido relacionado

Suscripción Digital

DH ADS

Radio DH

Tal vez te gustaría leer esto

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola, bienvenido(a) al Diario del Huila
¿En qué podemos ayudarte?