martes, 16 de octubre de 2018
Contexto/ Creado el: 2018-04-15 10:27 - Última actualización: 2018-04-15 10:28

Psicópatas: Expertos con gran capacidad para fingir emociones

El homicidio en Colombia es un delito que no se detiene. Lo inquietante es que muchos de los casos son provocados por algún integrante del entorno familiar. De acuerdo al observatorio del delito de Neiva, en el 2017 se presentaron 78 casos de homicidios, un valor que aumentó en comparación con el año 2016 que fueron 54 casos.

Escrito por: Monica Serrano | abril 15 de 2018

El escenario de la violencia en Colombia sigue siendo complejo. Además de los homicidios y la violencia interpersonal, otros tipos de violencia como la sexual o la que se produce al interior de la familia; pueden terminar con resultados en actos violentos.

En relación a los casos de homicidios en mujeres se convirtieron en un fenómeno alarmante. Lamentablemente en la capital opita estos actos violentos son un flagelo que no se detiene, y en la mayoría de los hechos el agresor es la pareja.

Al respecto, en el Huila se han evidenciado actos feminicidas por parte del cónyuge que inicialmente aparenta ser víctima y con las pesquisas de las autoridades resulta ser autor material; acá algunos casos muy sonados en el Huila.

Lina Carabalí

El 19 de enero del presente año, Anderson Vásquez Mora, recogió a Lina Carabalí Covaleda después de su jornada laboral; en su motocicleta y la llevó al corregimiento de la Ulloa, donde la asesinó.

El sujeto en ningún momento y de acuerdo a los testimonios de los hermanos que recogieron las autoridades, nunca mostró remordimiento alguno por lo sucedido; por el contrario actuaba con naturalidad y cara de preocupación por la “suerte” de su amada.

La celeridad con la que las autoridades llevaron a cabo la investigación logró determinar la culpabilidad de Andersón Vásquez el cual según la versión de uno de los hermanos de Lina, mintió hasta las últimas consecuencias.  

El juicio celebrado de manera rápida y dado que Vásquez confesó la atrocidad de su crimen y la sevicia con la que lo realizó, permitió que el crimen de la joven ingeniera no quede impune; el hombre pagará por este hecho una pena de 32 años de cárcel.

Gina Paola

Otro caso que conmocionó a los neivanos fue el ocurrido el pasado 18 de noviembre del 2017; el hecho de sangre cobró la vida de Gina Paola, joven empresaria opita a quien al parecer su propio conyugue acabó con su existencia.

Las indagaciones de las autoridades a manera de hipótesis apuntan a que Edgar Alexander Calderón, su pareja, la golpeó hasta causarle la muerte y luego la colgó para aparentar un caso de suicidio.

Fingió su dolor

Su compañero sentimental en primera instancia indicó que al llegar a la residencia, encontró a Gina suspendida de un laso, por lo que manifestó que ella se habría suicidado.

La empresaria  de 38 años de edad irradiaba felicidad, por lo que desde un principio los familiares y amigos no creyeron en el aparente caso de auto eliminación.

El dictamen del forense dijo que ella recibió golpes fuertes, en la cara y el pómulo lo tenía hundido, también  los brazos y las piernas las tenían golpeadas, es decir al parecer la inmovilizó y luego la ahorcó.

Después de arduas investigaciones por parte de las autoridades se aclaró que la empresaria  murió fue por asfixia mecánica, lo que hace pensar que el cuerpo de Gina Paola, fue suspendido ya sin vida para simular un suicidio; igualmente otras pruebas fueron claves, ya que la hora que Alexander informó el supuesto suicidio, no coincidían con el resultado por Medicina Legal.

Asimismo, en el lugar de los hechos se encontraron elementos de Gina, como accesorios en el suelo; que indicaron que habría sufrido un forcejeo.

Después de seis meses de duelo, los familiares de  Gina indicaron  que Alexander habría confesado el hecho a la familia que era él quien la había asesinado y que en la audiencia iba a decir que era culpable.

Estos son solo algunos casos conocidos y que han conmocionado a los huilenses por la sevicia de sus autores.

Al respecto, Diario del Huila dialogó con la psicóloga forense del Instituto Medicina Legal, Libia Andrea Jiménez Torres, la profesional es la encargada de atender las mujeres víctimas de violencia ejercida por su pareja o ex pareja de acuerdo al protocolo de valoración de riesgo mortal del instituto. Quien nos plasmó desde su campo como se identifican y clasifican las mentes criminales al cometer un feminicidio, además agregó las causales establecidas.

Mentes criminales

La psicológica tiene un campo de acción en el ámbito  delictivo, y ha venido haciendo una serie de clasificación de las mentes criminales y los diferentes tipos de victimarios de acuerdo a su delito, la categorización la hace el manual estadístico que clasifica las patologías que pueden encontrarse en los victimarios.  

En algunos hechos, las personas que cometen el crimen, no suelen tener alguna enfermedad mental, “las mentes criminales o los tipos de victimarios pueden clasificarse de acuerdo al modus operandi, a la manera como se comete el delito, se hacen diferentes estudios para determinar las causa y conductas, la repetitividad del acto, se debe hacer un estudio macro a nivel interdisciplinario para poder establecer qué tipo de patologías puede presentar el agresor,  sin embargo encontramos casos de los cuales la persona que delinque no necesariamente tiene una enfermedad mental”, indicó al psicóloga.

Agresores recurrentes

“En la capital huilense hemos encontrado que resulta ser el victimario su pareja o ex pareja, y no solamente en el Huila o Neiva, también a nivel país y mundial se han hecho diferentes estudios donde se ha detectado que el mayor riesgo de la mujer para llegar a tener un feminicidio, está dado por su pareja o ex pareja, es decir una relación sentimental donde se han establecido nexos afectivos es más propensa que la mujer llegue a hacer víctima”, Andrea Jiménez.

¿Cuándo se  ama se puede llegar a asesinar?

En relación, a la pregunta la psicóloga agregó, “un hombre o una mujer cuando se envuelve en una relación sentimental patológica trata de establecer unos nexos de posesividad o de obsesividad, se generan unos rangos celotipicos  dañinos y entra a una serie de patologías y sintomatologías que hacen dañina la relación, entonces es cuando se produce un embotamiento  en su pareja, donde no admite que nadie le hable, se le acerque, que no tenga contacto con redes sociales y a veces limita la redes familiares, no le permite que trabaje, que estudie, entonces se comienza a generar una dependencia única a la pareja, y si la otra persona infringe a esas condiciones, empieza hacer dañino y puede llegar a causarle la muerte a raíz que siente que el contacto con otras personas u otras actividades pueden llegar a alejarlas de él  y perderla”.

Entonces es ahí cuando puede producir que la ama tanto que prefiere verla muerta que con otra persona, “son casos reales y cotidianos en las historias de los casos atendidos, primero te mato antes que me traicione o a que me deje”, puntualizó.

Las razones para cometer un feminicidio

La profesional en psicología, expuso “las principales que hemos encontrado en estudios para cometer un feminicidio son los celos, el factor celotípico se convierte en el número uno, seguido del consumo de sustancias psicoactivas, como el alcohol y estupefacientes, causales que conllevan a cometer este tipo de delito. El victimario generalmente siempre va a declararse inocente, cuando este factor varia es cuando puede haber una posible tendencia a la psicopatía, quien no tiene de culpa y reconoce su delito fácilmente, mientras que el victimario que ha venido planeando como cometer el crimen, incurre en amenaza o castigo en repetidas ocasiones y finalmente termina cometido el feminicidio, pero no reconoce su delito en primera instancia y se declara inocente”.

¿Cómo se detecta una mente criminal?

“Muchas veces llegan personas que se encuentran en su profundo dolor y es muy fácil detectar que realmente hay situaciones que le lastiman, por la múltiples actitudes que asumen en la entrevista, además del análisis del lenguaje no verbal. Pero también encontramos personas que tratan de manipular información a su favor y fingen de alguna manera sentir tristeza o dolor o que hayan sido maltratadas sin tener un soporte sólido, la psicología tiene una amplia gana de pruebas psicométricas que miden la simulación de la personas, es ahí donde podernos detectar si es necesario hacer otro tipo de pruebas y hay estimamos el grado de mentira que se está manejando con la información recibida”

Sometimiento

Finalmente Andrea Jiménez, adicionó “los hombres que asesinan a las mujeres, por diversos motivos, como celos, posesión, cosificación, odio, en algunos placer y en otros erotismo, resulta como un elemento fundamental de sometimiento de la mujer”.

Cinismo extremo

Uno de los casos que más conmocionó a los colombianos fue el que involucró la vida del menor Luis Santiago; en un principio a su progenitora le fue raptado el menor y ello generó en todo el territorio colombiano una gran movilización pidiendo la libertad del pequeño Santiago.

A escasas horas de que Orlando Pelayo Rincón, hiciera un teatral llamado en televisión nacional para que su hijo fuera devuelto, y cuando el repudio por el secuestro crecía en Chía, un informante contactó a los investigadores del Gaula y la Sijín y contó detalles.

Hasta entonces se seguían dos pistas sobre la desaparición del niño de 11 meses, una eventual represalia contra Ivonne, la mamá, y un secuestro extorsivo, pues el padre había recibido un préstamo de 8 millones de pesos.

Lamentablemente el niño fue encontrado asesinado pero las pesquisas de las autoridades señalaron que el horrendo crimen habría sido planeado por su padre desde hace más de 4 meses.

La principal prueba contra Orlando Pelayo Rincón fueron los testimonios de 3 hombres que aseguraron ante los investigadores que les ofreció dinero para secuestrar al pequeño, que según Medicina Legal, murió por falta de oxígeno.

Bitcoin Exchange CEX.IO

Comentarios