Diario del Huila, Neiva

Por: Juan Manuel Macías Medina

En el Congreso de la Republica, se propuso el cobro de impuesto de renta a las iglesias del país para generar ingresos fiscales, esto, con el fin de evitar que sean cobrados a personas que generan ingresos superiores a 2.5 millones de pesos. Frente a la sugerencia, monseñor Froilán Casas, obispo de Neiva, indicó que las parroquias no pagan impuestos pero si realizan obras sociales con gran esfuerzo.

«Si hay opciones para hacer una reforma tributaria sin meterle la mano al bolsillo a la clase media. ¿Qué tal si las iglesias empiezan a pagar el impuesto a la renta? Eso permitiría al Estado un recaudo de 1.8 billones de pesos”, aseguró Katherine Miranda, senadora del partido Alianza Verde, a través de su cuenta de Twitter.

Frente a esta sugerencia de la congresista, el obispo Froilán Casas, aseguró que, aunque las parroquias no pagan impuestos, las personas naturales que hacen parte de la comunidad, si lo hacen.

Según el Obispo de Neiva, las iglesias no reciben grandes cantidades de dinero.

Según el Obispo de Neiva, las iglesias no reciben grandes cantidades de dinero.

“No es nuevo que acudan a las iglesias, o a la Iglesia Católica en concreto, para recolectar dinero para los gastos del Estado. Al fin y al cabo hay que entender que las personas y miembros de la iglesia pagamos impuestos, yo, Froilán Casas, pago mis impuestos como un ciudadano colombiano del común”, manifestó.

El Obispo, además sugirió que, en lugar de cobrar impuestos a las parroquias del país, se debería reducir sustancialmente el Congreso.

“Esta propuesta de hacer que las iglesias paguen impuestos y así no permitir el proyecto de reforma tributaria del Gobierno, hablo de la Católica, es de línea parlamentaria, yo lo que propongo es que reduzcan el parlamento, de 300 miembros que tienen, que queden solo 100, es una propuesta interesante si el Gobierno Nacional busca es recolectar 25 billones de pesos”, sostuvo.

Detener la corrupción, es para monseñor Casas, otra alternativa que debe ver el Gobierno Nacional con el fin de generar ingresos.

“También hay que tener en cuenta que, según datos sobre temas de corrupción, son 25 billones de pesos los que se roban diferentes personas en términos de quitarle al erario público. Combatir la corrupción también sería un buen lugar para recolectar esos fondos, en vez de imponerle más impuestos a la gente”, resaltó.

Así mismo, Monseñor, indicó que es necesario que los colombianos paguen impuestos, pero que también, estos deben ser utilizados de la mejor manera en obras que satisfagan necesidades colectivas.

“Obviamente es necesario que el Estado haga la recolección de impuestos, pero es necesario que esto se traduzca en buenas vías, hospitales, escuelas y todo lo que está relacionado con el bien público. Más que impuesto a las iglesias, se deben mirar otras opciones”, enfatizó.

Las obras sustituyen los impuestos

Monseñor Froilán  Casas, informó que los ingresos generados por las parroquias no son exorbitantes, sin embargo, éstos permiten que se realicen obras sociales en beneficio de la comunidad, por lo que contó la ardua labor que deben realizar las parroquias de la ciudad para realizar este tipo de actividades.

“Nosotros tenemos el Banco de Alimentos, esto es una obra destinada a los necesitados, durante el confinamiento, en marzo, abril, mayo y junio, se repartieron alrededor de 30.000 mercados donde había personas que lo requirieran, son muchos los servicios sociales que se hacen en las parroquias, ancianatos y demás sitios. En la Parroquia del Perpetuo Socorro, se realizan obras como la de los desayunos saludables, almuerzos para ancianos de la calle, y todo esto, gracias a los cristianos católicos que son generosos y nos ayudan a que estas actividades se sigan realizando, yo creo que lo que falta es información, creen que la iglesia es una entidad llena de plata”, agregó.

Las obras sociales que realiza la Iglesia son realizadas, según el prelado, con un gran esfuerzo.

Las obras sociales que realiza la Iglesia son realizadas, según el prelado, con un gran esfuerzo.

El prelado indicó que los templos de la ciudad y el departamento, constituyen el “patrimonio cultural”, por lo que, en vez de estar generando propuestas que atenten contra la manutención de éstos, debe ser el Estado quien vea por las estructuras.

“¿Cuál parroquia es rica?, la Catedral de Neiva es un patrimonio cultural, hay otros templos como los de Timaná, Palermo, entre otros, que también lo son y que son sostenidos con el apoyo de la gente. Ya que son patrimonio, debería de sostenerlos el Estado con los impuestos que todos pagamos, así ocurre en países como México, España e Italia. Acá en Colombia el Estado abandona y no ayuda a la manutención de estos monumentos de nuestros ancestros”, enfatizó.

Las propiedades de la Iglesia

Según Monseñor, la Diócesis de Neiva cuenta con varios artículos que, aunque son de su propiedad, fueron donaciones recibidas por diferentes países.

“Yo no soy el dueño de la Diócesis, ni de la Catedral, ni de nada, la mayoría de los automóviles que se tienen son de las parroquias, no de las personas naturales, y éstos, en buena parte, son ayuda de los cristianos católicos de Alemania, Austria, Estados Unidos y de España”, informó.

Sin embargo, el Obispo señaló que, aunque la Iglesia no paga impuestos, si están siendo constantemente vigilados por la Dian.

“Claramente puede haber abusos en ciertas situaciones religiosas, pero a nosotros nos controla la Dian, tenemos que enviar informes de las parroquias cada dos o tres meses. Nosotros somos ciudadanos que cumplimos y que estamos obedientes a las normas del Estado, no somos un Estado dentro de un Estado”, enfatizó.

Para Monseñor, las parroquias del Huila hacen parte del patrimonio cultural del departamento.

Para Monseñor, las parroquias del Huila hacen parte del patrimonio cultural del departamento.

Monseñor Casas manifestó que, aunque no está de acuerdo con el cobro de impuestos a las iglesias del país por la labor social que realizan y porque no generan altos ingresos, las propuestas del Congreso son de respetar, pues “estamos en un país democrático”.

“El Congreso está en su derecho de hacer estas propuestas porque estamos en un país democrático. Pero también como cristiano y obispo, puedo responder lo que he dejado claro, a nosotros no nos entra mucha plata, las obras que hacemos las sostenemos con esfuerzo, nos mantenemos con la venta de empanadas, bonos, etc. No somos una entidad que hace plata, la Dian lo constata”, dijo.

Según el Obispo de Neiva, las parroquias del país si deben seguir siendo vigiladas, pues, en algunos casos, pueden ser utilizadas para cometer abusos.

“Está bien que el Estado controle los ingresos, porque puede haber ministros del Señor que cometan abusos, para eso rendimos los informes permanentemente, necesitamos sostener el culto, necesitamos sostenernos. La palabra divina dice, ‘el que trabaja en el altar, coma y viva del altar’, entonces hay que tener en cuenta que somos personas necesitadas de comer, vestir y pagar gastos”, concluyó Froilán Casas, obispo de la Diócesis de Neiva.