Diario del Huila

“Quedé con solo el uniforme del colegio que llevaba puesto”

May 27, 2022

Diario del Huila Inicio 5 Contexto 5 “Quedé con solo el uniforme del colegio que llevaba puesto”

DIARIO DEL HUILA, CONTEXTO

Por: Johan Eduardo Rojas López

Fotografías: José Rodrigo Montalvo  

Un funesto incendio estructural se registró el pasado sábado 21 de mayo en el sector ‘Misael Pastrana’ del Barrio ‘Las Palmas’ de la Comuna 10 de Neiva. Este lamentable hecho dejó una pérdida parcial de la vivienda y total de los utensilios. Sin embargo, afortunadamente no dejó heridos ni muertos. La familia que lo perdió todo, contó cómo ocurrió el incendio.

La tragedia tocó la puerta de una familia neivana, cuando un incendio consumió gran parte de su vivienda y acabó con todos los enseres al interior y fuera de la misma. El incendio estructural se presentó en la comuna 10 de Neiva, en el sector de Misael Pastrana del barrio Las Palmas. Muebles, electrodomésticos, dinero en efectivo y hasta una motocicleta, quedó reducido a cenizas.

El siniestro que se registró el pasado sábado 21 de mayo en horas de la tarde, claramente según los damnificados los obligó a desocupar la vivienda y ahora residen precisamente en una casa de al lado junto con unos vecinos que los acogieron por estos días. En el momento del hecho, solo se encontraban dos de los cuatro habitantes de la casa, quienes estaban durmiendo y cuando se dieron cuenta de lo que ocurría, las llamas eran casi imparables.

Tras el aviso oportuno de la comunidad, al lugar llegaron 3 máquinas de Bomberos que rápidamente tomaron el control y apaciguaron el incendio. Entre tanto, la familia afectada contó con el apoyo de los vecinos quienes siguen pendiente de la situación que enfrentan ahora.

Luz Vianey Mensa Dussán, la directa afectada, en primicia para Diario Del Huila, manifestó que, en el momento de lo ocurrido ella estaba estudiando, pues se encuentra validando el bachillerato los sábados en el colegio ‘Olaya Herrera’.  Sin embargo, tras llegar y evidenciar lo que sucedió a la casa, admite que perdió la noción de tiempo, es decir, no recuerda a detalle el momento trágico.

Trata de recordar, y menciona que mientras la auxiliaban vio que estaban atendiendo a su hija de 22 años quien tuvo quemaduras de primer y segundo grado, pero está fuera de peligro. Claramente, para ella fue una sorpresa porque acababa de salir de clases y apenas estaba llegando a su hogar.

“Según me cuenta mi esposo él estaba dormido y el perro fue a arañarle la puerta. Mi hija escuchó que decían que se estaba quemando y se levantaron y la casa estaba ardiendo ya. El techo era de PVC y todo eso se quemó. Perdimos todo porque todo el PVC cayó encima de lo que no estaba tan quemado y lo terminó de dañar. Un vecino nos abrió campo para que durmiéramos. Hoy le agradecemos a Dios porque no se perdió la vida humana. Ahora queda ir avanzando poco a poco.”, dijo muy acongojada Luz Vianey.  

Explicó que para ese momento se estaban realizando unos arreglos de construcción dentro de la casa porque estaban adecuado una habitación para su hija, quien se devuelve a vivir con ellos tras la pandemia, pues su hija es enfermera y estaba pagando arriendo en otro lugar más central. Además, también se había marchado del lado de ellos por responsabilidad, pues dentro de su trabajo tenía mayor riesgo de contagiarse de Covid-19 y claramente no quería exponer a sus padres.

Es por esto que luego de que vienen mitigando las alarmas de contagios, ahora regresaba junto a su familia y, por esa razón, tenían todos sus enseres amontonados en el pasillo de la vivienda.

Luz Vianey recordó además que, “Cuando yo volví en sí, ya como dice la gente que eso venían vecinos de todo lado con mangueras, extinguidores, arena, gaseosas, dañaron el portón para poder entrar, todos los vecinos estuvieron pendientes.”, agregó también que, “Imagínese ahora no tener nada, yo quedé con solo el uniforme del colegio, todo quedó incinerado. Mi esposo quedó más afectado psicológicamente que yo, porque él fue quien presenció todo.”

¿Qué causó el incendio?

Por su parte, Helmer Pérez Cerquera, teniente del Cuerpo Oficial de Bomberos jefe de turno 1, confirmó que, “al sitio desplazamos tres máquinas de bomberos, al llegar al punto encontramos que estaban fuertemente afectadas dos habitaciones de una vivienda, lo cual determinó varias pérdidas materiales. Afectación total en dos habitaciones y el techo, y parcial en la infraestructura como tal.  Además, hubo daños en unos electrodomésticos y muebles.”

Frente a las investigaciones hasta el momento se presume que el incendio se originó por un problema eléctrico en un computador. El Bombero argumentó la importancia de que la ciudadanía conozca la parte preventiva para actuar de manera adecuada en estos casos y evitar la propagación del fuego. Adicionalmente, recordó la importancia de comprar el seguro para la vivienda. El aviso oportuno fue primordial para la prolongación y difusión del siniestro.  

Luego de lo ocurrido, los Bomberos se encargaron de la atención oportuna, investigación pertinente, recopilación de datos ‘Censo’ y ya el caso pasa a la Secretaría de Gestión de Riesgo Municipal que brindan una ayuda primaria con elementos básicos para los damnificados.

Precisamente, según Armando Cabrera Rivera,​ secretario de Gestión del Riesgo​​​, la próxima semana se entregará el kit que se brinda en estos casos que cuenta con: Tejas de zinc, unas colchonetas, cobijas y kit de mercado.  

Finalmente, tras conocer lo que se presume de la investigación, Luz Vianey Mensa Dussán, apuntó que, “Yo tenía una regleta donde se conectan las cosas y yo normalmente la apago, pero no la desconecto. Entonces solamente Dios sabe qué fue lo que pasó.” Por ahora, la familia se encuentra haciendo averiguaciones para poder sacar toda la documentación que perdieron en el siniestro.

Aquellas personas de buen corazón que quieran aportar algo a esta familia que lo perdió todo en cuestión de minutos, lo pueden hacer acercándose a la Calle 20b #50-42 -Barrio Pastrana.

Tal vez te gustaría leer esto