jueves, 20 de septiembre de 2018
Regional/ Creado el: 2018-08-19 06:43 - Última actualización: 2018-08-19 06:59

Quesillo yaguareño, el más grande del mundo

El municipio de Yaguará, Huila, a aproximadamente una hora de la capital del departamento, es cuna de un alimento que despierta placeres gastronómicos. Allí se preparó un gigantesco quesillo de cinco metros de diámetro.

Fotos Tatiana Ramírez, para el Diario del Huila.

Escrito por: Caterine Manchola | agosto 19 de 2018

Desde las nueve de la mañana algunos yaguareños acompañados de música y pólvora, que anunciaban el inicio del Segundo Festival del Quesillo,  comenzaron a reunirse tras las vallas que bordeaban el parque principal, para mirar de cerca cómo se estaría haciendo el quesillo más grande que no se haya visto antes. El producto busca lograr obtener su sello de origen.



El quesillo de Yaguará es un alimento elaborado con leche de vaca entera, no madurado, es de contextura suave y blanda, perteneciente a la categoría de quesos hilados (proceso consistente en estirar repetidas veces la cuajada caliente).  Lo que lo hace especial, es su combinación con hojas de plátano donde se envuelve, pues estas le dan un sabor que ha logrado conquistar el paladar de miles de extranjeros y el sentido de pertenencia de los yaguareños, quienes pasan sus conocimientos de generación en generación para preservar el alimento insignia, cuyos primeros registros datan de hace casi 200 años.

1500 litros de leche y las manos de 20 productores locales, fueron los que hicieron realidad que este municipio del centro del departamento le presentara a toda Colombia y al mundo, un gigante quesillo de 5 metros de diámetro  que fue elaborado de manera cien por ciento artesanal.

Pasos y sabor

Durante el evento hubo alrededor de dos mil personas apreciando todo el proceso, acompañadas de música alusiva a esta rica herencia de los abuelos.


  
Rosa Isabel Arias Bahamón, yaguareña de 59 años, cuenta con una larga trayectoria de casi 40 años. Ella hizo parte del equipo encargado y contó el paso a paso de este proceso que le recuerda a su hermana, con quien antes trabajaba.

"Cuando tenemos la leche, esta se cuaja y luego se hace el quesillo. Cuajar es trasformar a sólida la leche y se hace por medio de un suero que tiene 24 horas de fermentación. Se retira el suero. Luego se cocina por 15 minutos para sacarle por completo los restos de suero, mientras se revuelve en el recipiente. Por último, se envuelve en las hojas de plátano". 


Las hojas de plátano en las que se envuelven, han sido previamente puestas al fuego  por un muy breve periodo de tiempo, es decir soasadas. Esto se realiza con el fin de que puedan ser fácilmente dobladas para envolver el alimento. Además, estas hojas dan un sabor especial, que es un valor agregado.


"La gente dice que le den quesillos pero en hojas, porque así tiene mejor sabor", dicen las vendedoras del pueblo. 

La idea y su impacto 

Aparicio Galindo Rojas, organizador y dueño de la renovadora idea, habló acerca de la historia e importancia de dar a conocer cómo se hace. 

“Este es el ícono gastronómico de nuestra cultura. Más o menos 25 familias viven de su elaboración y genera directamente alrededor de 80 empleos, e indirectamente 200 más”. 

Dijo que este es despachado a todos los municipios del Huila y a las ciudades más grandes del país, y está categorizado como el mejor producto para la elaboración de pizza, lasaña, entre otros. 

Este sueño se comenzó a tejer desde hace más de 5 años, cuando Galindo Rojas y su esposa quisieron hacer un quesillo gigante en el centro del pueblo, aunque para este entonces la idea era un tanto disparatada para algunos. 

“El alcalde me decía eso es imposible, una mesa de 5 metros no se puede hacer. Pero  insistí y de ahí fue que surgió esta mesa que se puede observar hoy”. 

El año pasado se realizó el primer quesillo de 500 libras y para este año se duplicó su peso. Fueron 1.000 libras que se repartieron a todos los presentes, quienes disfrutaron del evento en compañía de familiares y amigos, y aplaudieron la buena causa que tardó 4 horas el consumarse. 



Durante el acto, también hizo presencia el alcalde de la localidad, Rafael Ramírez Gonzáles.

“Es una actividad muy importante para Yagurá, ya que desde nacimiento hemos sido el municipio ganadero del Huila. Esta es una tradición de muchos años y es  algo que lo llevamos en la sangre. Queremos que no solo nos vengan a visitar sino que también conozcan todo el proceso desde el momento cuando llega la leche. En cualquier parte de Colombia hablan del quesillo yaguareño, de ahí que sea una tradición que no queremos perder”.

Comentarios