Diario del Huila

¿Quién dirige el casino? ¡Las chicas!

Sep 1, 2021

Diario del Huila Inicio 5 Actualidad 5 ¿Quién dirige el casino? ¡Las chicas!

En la actualidad, vivimos en la época de mayor progreso para los juegos de azar en línea, especialmente ahora que todos tienen la oportunidad de jugar al casino online en Betfair Colombia en cualquier momento. Las apuestas en el presente se han transformado en una actividad inclusiva, aunque no siempre fue así.

Hoy, ver a una mujer sentada en una mesa de póker no es algo raro. Pero hace un par de siglos atrás, esto no era lo habitual. En los siglos XVIII y XIX, no existía la mujer que apostara en público, menos en una mesa rodeada de hombres.

Sin embargo, muchos archivos históricos muestran que las mujeres apostadoras han ocupado un papel importante en la industria por siglos. De hecho, en el año 1931, la primera licencia comercial para las apuestas se le entregó a una mujer: Mayme Stocker. Cuando las apuestas se hicieron más populares en Europa, la mujer europea también comenzó a hacerse presente en la industria. Luego, la mujer americana la siguió, aunque aún un poco intimidada sobre su comportamiento ya que su presencia en las mesas de apuesta no estaba bien vista.

La mujer solía ocultarles a sus amigos y a sus familiares que apostaba ya que se pensaba que era inapropiado que las damas participaran en ese tipo de asuntos. Tiempo después, cuando las máquinas tragamonedas comenzaron a distribuirse cada vez más, la mujer las comenzó a usar como pasatiempo mientras sus parejas masculinas participaban en las mesas tradicionales del casino. Cuando la ruleta finalmente hizo su entrada en el casino, la presencia de la apostadora mujer se hizo más visible, y con ello, más aceptada.

En el 1700, la única forma de apostar legalmente era en la lotería porque estaba autorizada por el gobierno, aunque esto no impidió que las otras formas de apuesta se siguieran practicando. Un grupo de mujeres de la aristocracia formó un grupo llamado «Faro Ladies» que se hizo famoso por participar en juegos de Faro, un pariente lejano de quien hoy conocemos como el póker. Las mujeres que pertenecían a este grupo eran reconocidas por su amor a las apuestas, por brindar un lugar a otras mujeres de la aristocracia para que se les unieran, socialicen y jueguen mientras se discutían temas sociales y políticos.

Ya entrando el siglo XIX, vemos el ascenso de la célebre Eleanor DuMont, también conocida como «Madame Mustache», que se convirtió en la primera jugadora profesional de blackjack de la historia de Estados Unidos, fuera mujer o no. Originaria de Francia, la señora DuMont se mudó a la ciudad de Nevada en California donde abrió su propio salón de blackjack. Eleanor DuMont se forjó un nombre y una gran reputación durante más de dos décadas, por lo que fue nominada como miembro del Salón de la fama del blackjack.

Mientras tanto, en el salvaje oeste, Alice Ivers Duffield Tubbs Huckert, o “Poker Alice “para abreviar, abría uno de los salones más populares. Huckert comenzó su carrera repartiendo en las mesas de póker, desarrollando sus habilidades para contar cartas y calcular probabilidades. En la cima de su carrera, Alice se hizo de una suma de $6.000 en una noche.

Si continuamos en el salvaje oeste, otra intrépida jugadora a la que no hay que subestimar es Lottie Deno, una jugadora de gran talento y éxito. Debido a sus increíbles habilidades en el juego, se ganó el título de «La reina del póker» cuando venció a otros apostadores masculinos.

 

 

Autor: WebMaster

Contenido relacionado

Suscripción Digital

DH ADS

Radio DH

Tal vez te gustaría leer esto