martes, 19 de marzo de 2019
Opinión/ Creado el: 2019-03-15 09:43

Rechazamos las vías de hecho

Escrito por: Editorial | marzo 15 de 2019

La protesta social que están realizando los indígenas en algunos tramos de las principales vías de los departamentos del Huila y Cauca, están generando un caos en la libre movilización y por consiguiente en la dinámica productiva que poseen estas regiones. Somos consecuentes con las demandas sociales que han sido incumplidas por el gobierno nacional en otrora, pero rechazamos las vías de hecho que miles de integrantes de estas comunidades étnicas, están protagonizando, inclusive pidiéndole a las instancias nacionales otras solicitudes que no tienen razón de ser con las movilizaciones. Igualmente, los entes territoriales empiezan a percibir una alteración en la falta de suministros de alimentos y otros bienes y servicios esenciales para el bienestar de la población.

Si bien es cierto, nuestro departamento es un escenario propicio para adelantar estas protestas sociales. algunas mingas indígenas, se han tomado las vías a la fuerza, con el fin de exigir el cumplimiento de los acuerdos firmados con el gobierno anterior y que a la fecha solo les han cumplido, menos del 30% de los puntos pactados. No hay derecho que algunos desadaptados sociales hayan dañado la vía 45 en algunos tramos, abriéndoles tremendos huecos al pavimento, contribuyendo al daño estructural que la ha mantenida, la irresponsable empresa Concesionaria Aliadas por el Progreso. Hoy es el quinto día de la “Minga Social por la Defensa de la Vida, el Territorio, la Democracia, la Justicia y la Paz”, como la han denominado sus gestores, las comunidades indígenas del suroccidente del país. Cauca, Valle del Cauca y Huila, quienes se han declarado en asamblea permanente y están a la espera de que el presidente Iván Duque, haga parte de la mesa de diálogo.

Hay que destacar nuevamente el liderazgo del gobernador Carlos Julio González Villa, quien ha venido reuniéndose con los gestores de la minga indígena, para servir de interlocutor ante las instancias nacionales, para superar los aspectos insalvables que se generan en esta clase de conflictos sociales. Además, los ha venido acompañando en las reuniones con las Naciones Unidas, Defensoría del Pueblo y demás organizaciones defensoras de Derechos Humanos. Igualmente, todos los alcaldes del surcolombiano, han venido participando de las mesas de trabajo con los líderes indígenas, para buscar salidas pacificas que conduzcan a una salida concertada. Deben ser coherentes con sus demandas sociales, pero no deben perjudicar a las demás comunidades que viven precariamente de algunas incipientes actividades agropecuarios y comerciales. Hay que buscar la sensatez para buscar una solución integral a todas sus problemáticas.  

Comentarios