DIARIO DEL HUILA, REGIONAL

La situación de la zona limítrofe entre Huila, Cauca y Tolima, por ser un eje estratégico para el tránsito de estupefacientes, ha generado violencia y reclutamiento forzado. Ante dicho panorama, los gobernadores de estos tres departamentos junto al comisionado de Paz se reunieron en la ciudad de Neiva con el propósito de diseñar acciones que permitan enfrentar a los grupos armados que están generando temor en el denominado ‘Nuevo Eje Cafetero’.

Los ejes principales del encuentro de gobernadores fueron la situación social, económica y de orden público, así como los retos en materia de seguridad, prevención del reclutamiento de menores, desmantelamiento de los grupos armados organizados y las afectaciones contra líderes sociales.

“Los mayores reclutadores son el Clan del Golfo, el ELN y las disidencias de las FARC. Desafortunadamente estos grupos se han ensañado con la violencia y quieren llevarse a nuestros niños a estos esquemas; por eso, debemos trabajar juntos para combatirlas”, sostuvo el Alto Comisionado, Miguel Ceballos.

Panorama en el Huila

En este contexto, el departamento del Huila reporta a la fecha dos menores reclutados por actores armados; uno en La Plata, quien ya fue devuelto a su hogar, y el otro caso todavía no ha sido esclarecido, según reveló el gobernador del Huila, Luis Enrique Dussan.

“Pero, más que el número de casos es la preocupación que tenemos de que esto siga sucediendo y que pueda suceder más. Por eso tenemos que ser preventivos y debemos darles a las jóvenes oportunidades de empleo, de emprendimiento, de desarrollo productivo, de educación, de cultivar los talentos: deportivos, artísticos. Los jóvenes necesitan oportunidades, motivación y en esa medida, creo que vamos a solucionar de fondo esa problemática”, sostuvo el mandatario de los huilenses.

Doce municipios hacen parte de la zona limítrofe, los cuales son: Corintio, Miranda, Toribío, Páez, Inzá en Cauca; Río Blanco y Planadas en Tolima; Teruel, Íquira, Nátaga, Paicol y La Plata en Huila.

“Primero, queremos coordinar y articular acciones para la prevención del reclutamiento por parte de grupo armados de los tres departamentos; segundo, priorizaremos el desarrollo vial y de la infraestructura de comunicaciones entre estos departamentos; tercero, controlaremos la movilidad del narcotráfico que ha venido siendo aprovechado por grupos armados, pero tenemos toda la firme intención de seguir actuando unificadamente con los tres gobernadores y con las divisiones del Ejército Nacional y de las regiones de Policía”, indicó Ceballos.

De acuerdo con Ceballos, los actores armados están reclutando a menores desde los 9 años. “Históricamente, este país, ha tenido un reclutamiento de menores gigantesco; solo las FARC llegaron a reclutar a más de 9.000 personas, los miembros del ELN han reclutado a más de 4.000 jóvenes”.

El Alto Comisionado también indicó que una de las metas es luchar contra el consumo de estupefacientes, por eso hizo un llamado a que el sector educativo y productivo de los tres departamentos estén unidos para combatir este flagelo que tanto hace daño a los jóvenes.

“La Oficina del Alto Comisionado para la Paz tiene un encargo fundamental y es fortalecer el plan social para el Cuaca, pero fortalecerlo implica también los límites con el Tolima y con el Huila”, expresó Ceballos.

El funcionario de la Presidencia de la República sostuvo que es prioridad mejorar proyectos productivos como el café, el ecoturismo y la cultura, así como articular acciones con la fuerza para trancar los corredores que quieren ser utilizados por el narcotráfico y desarticular de paso los grupos armados como los denominados la nueva Marquetalia, el ELN y disidencias de las Farc.

A través de este frente común de los departamentos se fortalecerán campañas dirigidas a los jóvenes sobre prevención del consumo de drogas y reclutamiento de menores de edad, el diálogo social como el medio para conseguir consensos con las comunidades y las acciones de desminado humanitario.

Los tres mandatarios secciónales celebraron la iniciativa y anunciaron un trabajo mancomunado con fuerza pública y la Oficina del Alto Comisionado que será retomado en los primeros días de 2021.

Según se conoció, se adelantarán mesas técnicas con participación de las secretarías departamentales, delegados de policía, ejército y de la Oficina del Alto Comisionado para la Paz, con el propósito de priorizar proyectos e iniciativas.

Los gobernadores y el alto comisionado se reunieron en Neiva para generar acciones que permita combatir los actores armados.

Los gobernadores y el alto comisionado se reunieron en Neiva para generar acciones que permita combatir los actores armados.

Opinan los otros mandatarios

Gobernador del Cauca, Elías Larrahondo Carabalí

“Esta es una articulación de esfuerzos que nos va a permitir evitar el reclutamiento de niños, trabajar en los proyectos productivos e inversión vial. Es vital formalizar la economía rural y hacer presencia institucional integral para enfrentar el narcotráfico. Reconocemos el Plan Social que lidera el Alto Comisionado de Paz en el Cauca, teniendo en cuenta las grandes necesidades y problemáticas de nuestro departamento”.

El gobernador del Tolima, Ricardo Orozco

“También fortalecemos los proyectos productivos como el café y las vías rurales, por esta razón considero que es muy importante la articulación comercial y estratégica con el departamento del Cauca”.

Frente al tema de seguridad indicó que para nadie es un secreto que existe un corredor del narcotráfico que llega del sur del país por Planadas, Ataco o Roncesvalles, zonas en las que se realizan intensos operativos con importantes resultados contra grupos al margen de la ley.

“Hoy hacemos esta alianza estratégica para enfrentar la delincuencia y la violencia, pero lo más importante son las alianzas económicas y de desarrollo para nuestra región”.