La Red Natura 2000 es el principal instrumento de conservación de los más de 27.000 espacios protegidos por esta figura en la Unión Europea, de los cuales más de 1.800 se ubican en España, lo que representa un 30 % del territorio nacional, siendo el país que más superficie aporta a esta red.

Las comunidades autónomas que acogen estos espacios protegidos deberían promocionar la Red Natura 2000 de forma contundente, sobre todo por “las oportunidades que ofrece en las circunstancias actuales, en las que tenemos la necesidad de recuperarnos tras la crisis sanitaria”.

Muy importante hacer ver a la población que el hecho de estar en un espacio protegido de la Red Natura 2000 implica una serie de oportunidades”, alejadas de una “mitología” en la que “supuestamente, los habitantes no iban a poder cazar, pescar, construir o cultivar”.

Según SEO/Birlife “los espacios protegidos de la Red Natura 2000 se diferencian de otras figuras de protección porque permiten el desarrollo de la actividad humana, siempre que ésta no ponga en peligro la conservación de los valores naturales que motivaron su protección”.

Los beneficios económicos de la Red Natura 2000 para el conjunto de la sociedad española ascienden a “43.661 millones de euros al año”, que equivalen al 4 % del PIB de España en 2014, según un estudio del Ministerio de Transición Ecológica (Miteco).

Se trata de un modelo que promueve que la conservación de la naturaleza se traduzca en “beneficios para los ciudadanos y para la economía”, por lo que “lejos de ser un obstáculo para el desarrollo socioeconómico de los territorios”, la Red Natura 2000 ofrece oportunidades para el desarrollo de actividades productivas tradicionales, actividades recreativas y turismo sostenible.

El turismo de observación de aves, en concreto de grullas, es precisamente una de las actividades por las que se conoce a la laguna de Gallocanta -situada a caballo entre las comarcas de Daroca y Jiloca, en Aragón-, la mayor laguna salada de Europa occidental, que además de ser uno de los espacios Red Natura 2000, es también Humedal de Importancia Internacional Ramsar y Reserva Natural.

Gallocanta es un humedal muy afectado por unos periodos de sequía cada vez más frecuentes y prolongados” algo por lo que “Gallocanta ha sido menospreciada o infravalorada cuando no hay grullas o suficiente agua”.

Sin embargo, “Gallocanta es un ave fénix de la estepa que está preparada para las sequías” porque los microorganismos, invertebrados y las praderas de vegetación salina que la habitan “pueden permanecer aletargados hasta que vuelve el agua”.

Las grullas de Gallocanta, que ya han abandonado sus cuarteles de invierno aragoneses para criar en el norte de Europa, han realizado un paso migratorio “normal”: más de 100.000 ejemplares han pasado el invierno en la laguna.

Red Natura 2000, la mejor herramienta para la recuperación verde en Europa