Diario del Huila

Red social Vs. Vida social

Oct 9, 2021 | 0 Comentarios

Diario del Huila Inicio 5 Opinión 5 Red social Vs. Vida social

Este lunes 4 de octubre será recordado en la historia. Pues, el mundo experimentó un caos digital. Cerca de 3 mil millones de personas quedaron desconectadas durante siete horas. El impacto fue increíble y decepcionante a la vez.

Increíble porque casi medio planeta está “acostumbrado” a la conexión digital a las redes sociales de Facebook, Instagram y Whatsapp.  Sin embargo, quedó demostrado que la red más grande del mundo, no es invencible. Situación que se agravó con las declaraciones de una exempleada de la compañía que la enfilaron hacia un protagonismo inédito.

Increíble porque millares de personas en segundos transitaron de un mundo casi de fantasía, soportado en el internet y en esa red social, en el que es posible ver y escuchar a un amigo al otro lado del océano en instantes, a un mundo más real, más aterrizado; a un mundo que permitió durante 7 horas volver a las llamadas telefónicas que dejan escuchar la calidez y tono de voz que quizás hace muchos años no se sentían; a un mundo que permitió volverse a mirar a los ojos y dialogar con familiares, amigos y compañeros de trabajo; a un mundo nostálgico que recordó rápidamente las conexiones con cartas, telegramas y enérgicos abrazos de otras décadas.

Todo esto, sin mencionar que las noticias más importantes del mundo de este lunes pasaron a un segundo, tercero o cuarto plano. O, quizás, se olvidaron.

Sí es verdad, y hay que aceptarlo. La tecnología del mundo moderno ha permitido romper las barreras del espacio y del tiempo.  Pero, a costa de ¿qué?

Sean las razones que sean las que generaron ese apagón de redes, los impactos son de diversa índole.

Podría decirse que esta ausencia de Facebook también sirvió para “estar” en todas partes.  Inclusive esa masiva conversión a Twitter obligó a que el tema fuera precisamente ese: Facebook y sus hermanas.

Podría analizarse, también, que Facebook no es tan poderoso, pues, mientras no hubo, la sociedad pudo mantenerse. Es decir, es importante, más no, indispensable.  El planeta continuó su marcha con el internet, el correo electrónico y demás redes. En otras palabras: Facebook no es internet, por lo tanto, no es obligación continuar con esa dependencia de red.

Igualmente, es válido afirmar que Facebook debería ser regulado por alguna norma universal. O tal vez, configurarse como un servicio público al mundo.

Claro, es preciso señalar, que lo que hoy es Facebook, es debido a nosotros mismos que lo empoderamos con nuestra inusitada dependencia.  De usted, y solo de usted depende si continúa con esta red social que le quita protagonismo a su vida social.

No es un secreto que el uso desmedido de estas redes sociales es más emocional que racional. Muchos son los testimonios y estudios que evidencian que su uso genera angustia, miedo, ansiedad, estrés, depresión.

Investigaciones de la misma empresa mundial, han mostrado que su uso excesivo es capaz de desencadenar conductas adictivas, afectaciones a la salud mental, fundamentalmente en los jóvenes. Además, como lo dijo Frances Haugen, Facebook fomenta la inmoralidad empresarial, incita al odio, genera daño y desinformación.

Instagram, por ejemplo, no solo hace sentir mal a las jóvenes frente a los altos patrones de imagen corporal y belleza, sino que también, conduce a generar trastornos alimenticios, de soledad y de melancolía, y, en muchos casos, intentos de suicidio.

Decepcionante, porque a pesar de todo lo dicho, los usuarios de Facebook y de estas redes sociales siguen creciendo cada vez más.

El debate sobre su toxicidad estaba pendiente hace años, pero, creo, que el momento de avivarlo ha llegado.

 

 

 

 

 

Autor: WebMasterDH

Contenido relacionado

Suscripción Digital

Península Bosque Residencial

Península

Nuevo apartamento modelo, visítenos en la Calle 8 # 50- 61 Neiva

Tal vez te gustaría leer esto

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.