Diario del Huila

Regente de farmacia por vocación de servicio a los demás

Feb 2, 2022

Diario del Huila Inicio 5 DH Crónica 5 Regente de farmacia por vocación de servicio a los demás

Diario del Huila, Crónica

Por: Hernán Guillermo Galindo M

José Hernán Correa Toledo se hizo regente de farmacia primero con base en la experiencia, luego estudió en la «UNAD», se profesionalizó, por eso puede hablar con propiedad sobre una carrera que muchos desconocemos, que es fundamental en la cadena del sector salud. Sobre su profesión y su vida habló con Diario del Huila.

El regente de farmacia es un profesional que se encarga de administrar, coordinar y controlar los procesos de selección, adquisición, recepción, almacenamiento, distribución, dispensación, promoción, uso racional, con calidad al paciente y a la comunidad en general en los establecimientos farmacéuticos, farmacias ambulatorias y hospitalarias de baja complejidad.

Su profesión necesita ante todo vocación de servicio, dice.

José Hernán Correa Toledo trabaja actualmente en una empresa social del Estado en el municipio de Pitalito, en donde lo ubicamos, para que nos cuente sobre su vida, su profesión.

“Yo nací el 14 de marzo de 1975 en Neiva, hijo de Hernán Correa, un hombre de mil palabras, según lo describe, era el de los crucigramas, los acertijos y los acrósticos. Durante varios años hizo esa labor en el Diario del Huila, recuerda. Mi mamá María Ema Toledo, los dos ya fallecidos.

Los primeros años de estudio los realizó en el Sagrado Corazón de Jesús, para ingresar al Nacional Santa librada y terminar por cosas de la vida el bachillerato en el nocturno Joaquín García Borrero, “tocó comenzar a trabajar” dice.

Los primeros contactos con la profesión fueron en Dromayor, en donde laboró por diez años, “fue mucho lo que aprendí, sobre medicamentos, adicional me dieron la oportunidad de estudiar un técnico con lo que amplíe mis conocimientos, era auxiliar de farmacia en el Sena, posteriormente, esto me abre las puertas para desplazarme a Pitalito a laborar con SaludCoop, empresa con la que estuve vinculado por un periodo de 13 años”, cuenta.

José Hernán Correa junto a su hija, Ana María.

Durante el tiempo que laboró con la desaparecida SaludCoop, lo aprovechó para estudiar regencia de farmacia en la UNAD, de donde se graduó ya como profesional de esta actividad.

“Es una profesión muy hermosa porque se tiene la oportunidad ante todo de servirle a la gente, porque la regencia es una vocación, es servicio, con respeto, ante todo, igual con los compañeros, aunque hay rangos, todos vivimos para servir”, afirma.

Para salir de dudas le preguntamos a José Hernán, si un regente es algo parecido al farmaceuta que se conocía en los pueblos. Sostiene que, “por el origen latino de la palabra, el regente es un líder de farmacia, distinto al profesional que conocía antes. Debe saber de medicamentos para orientar a los pacientes al entregarles lo formulado por los médicos”.

José Hernán con su hijo menor Julián David.

Son ya ocho años como regente los que lleva este neivano radicado en Pitalito, desde hace 22 en donde inclusive formó un hogar del que surgieron dos hijos que son su razón de ser. Ana María Correa, de 21 años que estudia pedagogía infantil y Julián Correa de once añitos”, cuenta.

José Hernán Correa sostiene que, en su trayectoria como regente de farmacia, son muchas las anécdotas que han vivido, pero siempre tienen que ver con el servicio a la gente, que se muestra agradecida al ser bien atendida. “Poder explicarles a las personas en el caso de los adultos mayores, cómo deben tomar sus medicamentos, eso hace un regente de farmacia, orientar a los pacientes para que tengan una buena utilización de sus medicamentos y por ende su salud mejora”, sostiene.

En su tiempo de servicio en SaludCoop en Neiva vivió una de las situaciones que no olvida al recibir a una embarazada que comenzó a hacer trabajo de parto, no tuvo problema para ayudar a atenderla, con el tiempo se acercó a agradecerle. A veces cuando va al campo lo sorprenden personas que lo saludan y le dicen, “usted me atendió, me despachó la fórmula, con lo que me explicó todo salió bien”, gracias.

En su lugar de trabajo dispuesto a atender a la gente.

 Tiempo para recordar a su padre

José Hernán Correa Toledo tuvo tiempo para recordar a su padre Hernán Correa, el popular HECO, “se me eriza la piel al recordarlo, porque era un hombre con facilidad de palabra, el de los acrósticos, los acertijos, los crucigramas. Hace seis años falleció y ha dejado un gran vacío, era un hombre muy sabio, con su palabra lo orientaba a uno, sé que desde el cielo me cuida para que yo sea esa persona que demuestre el gran ser que él fue”, añade.

Su padre además sabía mucho de fútbol, “de su Caldas del alma, fue el que me enseñó a querer a mi Atlético Huila, pasión que llevo toda la vida, no me pierdo los juegos del equipo de la tierra, sufro y gozo con sus derrotas o sus triunfos. Mi papá vivió los momentos gloriosos del Caldas de los 50, del que hablaba con orgullo”, dice.

Finalmente, “como en cualquier profesión toca estar estudiando, capacitándose, hay que leer. El que no se actualiza lo deja el tren. Así es en esta bonita profesión de regente de farmacia que como le digo es sinónimo de servir, comenta José Hernán, un hombre que quería ser médico y al no poder se refugió en una profesión que es de todas maneras una manera de estar en el sector de la salud.

Aquellos estudiantes que gusten de los temas de salud, la investigación y el servicio a la comunidad. Un egresado podría trabajar en farmacias, droguerías, hospitales, empresas prestadoras de salud y afines al área de la salud”, concluye.

José Hernán Correa con su padre, Hernán Correa.

Autor: WebMasterDH

Contenido relacionado

Suscripción Digital

DH ADS

Radio DH

Tal vez te gustaría leer esto