lunes, 22 de abril de 2019
Regional/ Creado el: 2015-01-14 02:40

Piscicultores del Huila deben estar prevenidos

El sector piscícola del Huila, en especial quienes tienen como área de trabajo el embalse de Betania debe estar prevenido y aplicar las recomendaciones para minimizar los riesgos ante la temporada seca que vive el país. El Ministerio de Agricultura y la Autoridad Nacional de Acuicultura y Pesca mandaron un mensaje de alerta.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | enero 14 de 2015

El Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural y la Autoridad Nacional de Acuicultura y Pesca (Aunap), recomendaron a los piscicultores de la represa de Betania, en el departamento del Huila, no bajar la guardia en la prevención y aplicar las recomendaciones para minimizar los riesgos de pérdidas en la producción por causa del descenso en el nivel de los ríos.

Según el director de la Aunap, Julián Botero, este sector productivo del Huila, especialmente quienes tienen como área de trabajo el embalse, no deben bajar la guardia y deben estar apegados a los planes de prevención que se adelantan. La alerta, se realizó teniendo en cuenta la información emitida por el Ideam, que advierte que debido a la intensidad de la primera temporada seca del año se mantiene una tendencia marcada en el descenso en los caudales en la mayoría de los ríos y cuerpos de agua.

“Se registran niveles medios a bajos, siendo notoria la disminución de los niveles en el río Magdalena, especialmente en la zona media. A esto se suma el volcán Nevado del Huila que continúa mostrando actividad, por lo que los organismos encargados de su vigilancia lo reportan en nivel de alerta amarilla (III)”, comentó Botero.

 

Medidas de atención y prevención

Los planes de contingencias y  las medias de atención y prevención, serán vitales para que los piscicultores no sufran drásticamente el fenómeno de El Niño, “es importante mantener activos los planes y las medidas de atención y prevención necesarias para mitigar los efectos e impactos y minimizar los riesgos de pérdidas en la producción”, manifestó el director de la Aunap.

El funcionario recordó a los productores de pescado que los indicadores de alerta a los que se les debe prestar especial atención son:

•    Fluctuaciones de temperatura (variación amplia entre el día y la noche), lo que además favorece la proliferación de algas.  

•    Bajo caudal de agua en ríos y embalse, afectando la captación de agua en las bocatomas y los recambios de agua en jaulas y estanques y en consecuencia disminución de la oferta de oxígeno disuelto en el agua.

•    Alteración en la calidad de agua por cambio en valores de nitritos, nitratos y amoníaco, entre otros.

Botero destacó que es de suma importancia que los piscicultores de todo el país estén atentos a la evolución del tiempo, no bajar la guardia y atender los comunicados que continuamente está emitiendo el Ideam y la Red Agroclimática del Minagricultura.

 

Recomendaciones para el sector piscícola del Huila

 

•    En el evento de presentarse signos de déficit de oxígeno se recomienda disminuir la densidad de la población de peces de cultivo por unidad de área productiva; realizar cosechas parciales y, de ser necesario, anticipar las cosechas a fin de disminuir la biomasa. Hacer redistribución de peces en las unidades de confinamiento disponibles para reducir la densidad, entre otras opciones.

•    Restringir la alimentación, ajustando la frecuencia y cantidad acorde a observaciones del comportamiento en el consumo.

•    Las siguientes son algunas indicaciones sugeridas de acuerdo con los niveles de oxígeno disuelto presentes al inicio del día:

   Oxígeno < 1ppm: no alimentar durante todo el día.

   Oxigeno 1-2 ppm: alimentar solo en la tarde si las condiciones mejoran.

   Oxígeno 3-4 ppm: alimentar el 50% de la ración distribuida durante todo el día.

   Oxígeno > 4 ppm: alimentar el 100% de la ración de acuerdo al comportamiento de los animales

   En bajos niveles de agua alimentar siempre después de las 9:00 a. m. y hasta las 4:00 p. m. como máximo.

•    Poner en marcha equipos disponibles que puedan ser de ayuda en situaciones críticas, como sistemas de aireación suplementaria.

•    Estar pendientes de la coordinación que se haga con Emgesa SA sobre el manejo de los niveles y las cotas mínimas esperadas en el embalse.

•    Participar en la implementación de una red de información que se activará con este propósito, mediante la cual se haga seguimiento permanente a la calidad del agua, lo que permitirá tomar medidas oportunas ante cambios negativos.

•    Controlar periódicamente los principales parámetros del agua (temperatura, pH y oxígeno disuelto) con equipos debidamente calibrados y reportar estos valores a la red de información.

•    En el evento de episodios de mortalidad, hacer la pronta remoción de los animales muertos y disponer de ellos adecuadamente.

•    Es importante que cada piscicultor tenga claro cuáles son los sitios en el embalse con mayor riesgo de perder profundidad e incluso de quedarse secos, esto con el fin de identificar sitios potenciales para traslado de la infraestructura sin perjuicio de los productores aledaños. Estos traslados deben ser concertados y autorizados por la CAM para evitar inconvenientes de tipo legal. Es necesario hacer el trámite o solicitud de traslado temporal para épocas de aguas bajas.

•    Controlar las siembras durante este período y tener en cuenta al iniciar nuevas siembras los volúmenes autorizados para cada empresa.