Es muy grato para la sociedad huilense observar el trabajo que ha venido desarrollando la Universidad Surcolombiana durante cinco décadas, contribuyendo a la consolidación del desarrollo del departamento y del país, a través de sus ejes misionales de la Docencia, Investigación y Proyección Social, a pesar de las limitaciones financieras a que son sometidas todas las Instituciones de Educación Superior del país, por parte del gobierno nacional.

Igualmente, los ataques que algunos actores externos a nuestra Alma Mater, que se han venido presentando durante el último trimestre, por las alteraciones de orden público que han ocurrido, producto de la explosión social que estalló el pasado 28 de abril, y que han querido culpar de manera injusta del vandalismo suscitado en los alrededores de la Universidad por personas extrañas que han querido permear negativamente el accionar académico de la misma.

La Universidad no es culpable del malestar y de la inconformidad popular que se ha generado a nivel nacional por la errada aplicación de los instrumentos de la política macroeconómica promovida por el gobierno nacional, desde décadas atrás y, que tiene postrada a la sociedad colombiana en la más profunda crisis social y económica en que se debate.

Por tal motivo, desde esta tribuna vengo reiteradamente defendiendo los intereses y la imagen positiva de la Universidad Surcolombiana y en todos los escenarios de los medios de comunicación donde tengo la oportunidad de ser invitado. Soy defensor a ultranza del primer Centro de Estudios Superiores del Surcolombiano y no me cansaré de seguir divulgando su accionar académico tendiente a mejorar el bienestar de la sociedad huilense.

Deseo resaltar el evento preparatorio que se llevará a cabo mañana en la sede del Consultorio Empresarial y Contable adscrito a la Facultad de Economía y Administración de la Universidad Surcolombiana, liderado por el docente investigador Antonio Germán Castañeda Hernández, quien junto a su equipo de trabajo, ha venido trabajando incansablemente para que este proceso de volver a revivir la Asociación Colombiana de Pequeños Industriales (ACOPI), capitulo Huila, Caquetá y Putumayo, sea una realidad, dentro de las diversas actividades que adelanta la oficina de Proyección Social de la Usco.
Igualmente, se tiene definido el próximo martes 2 de noviembre la realización de la Asamblea de Constitución de la nueva seccional de ACOPI, en el Auditorio Olga Tony Vidales de la Universidad Surcolombiana. Este acompañamiento a los empresarios huilenses, que ha venido realizando la Facultad de Economía y Administración de la Usco a través de esta Unidad académica, ha recibido el total respaldo gremial de la región, para fortalecer la dinámica productiva del departamento.
El docente Castañeda, ha expresado que “es una necesidad del empresariado, más cuando sabemos que nuestro departamento es uno de los más atrasados en materia de desarrollo industrial.

Tenemos claro, y los industriales que ya empezaron a participar en este proyecto, que se necesita crecer en materia de empresa y en industria. Una región que no cree industria, que no la fomenta, no tiene esperanza de salir del atraso, de la pobreza y del desempleo”. Totalmente de acuerdo. Debemos focalizar la mirada nacional hacia nuestra región, aprovechando las nuevas ventajas competitivas que nos ofrecen las TICS y la proyección de grandes proyectos de infraestructura que han iniciado su etapa de construcción en la región surcolombiana.

En el caso de la ruta 45, que por fin después de seis años de estar paralizada esta obra por culpa de la irresponsable empresa Concesionaria de Aliadas para el Progreso, que solo se dedicó a cobrar los peajes en los Cauchos y el de Altamira, el gobierno nacional por fin le dio vía libre para su cesión y que permitió iniciar las obras durante el último mes. Esta mega obra nos va a permitir integrar la región central del país con la región surcolombiana y, por ende, con los demás países del sur del continente americano. Es una gran oportunidad.

Igualmente debemos destacar la labor que ha venido realizando el rector de la Usco, Eduardo Pastrana Bonilla, que con el respaldo del Decano de la Facultad de Economía y Administración Germán Darío Hémbuz Falla junto a su equipo de trabajo, han logrado articular su accionar para buscar que esta gran iniciativa gremial se consolide para beneficio del desarrollo económico de la región.

Lo anterior, se convertirá en otro insumo para aglutinar las sinergias tendientes a obtener la Acreditación Institucional de Alta Calidad de la Universidad y para iniciar el proceso que nos permita enrutarnos a la Acreditación Internacional de la Facultad de Economía y Administración, gracias al trabajo articulado de los estamentos universitarios de esta unidad académica, que es la más grande de la Usco, y que se ha constituido en un orgullo para los huilenses.