Categorías: Opinión

Reserva sumarial o desconfianza judicial

Por: Luis Humberto Tovar Trujillo

En mis épocas de estudiante de derecho, nos enseñaban el sacrosanto derecho a la reserva sumarial; era tan sagrado que su violación implicaba sanciones penales para quien lo violara.

Todo iba bien, recuerdo, hasta cuando en el nefasto proceso 8000, Serpa y el ministro Botero, les dio en rueda de prensa, hacer manifestaciones públicas de la intimidad del proceso, violando lo intocable, hasta esa época, la reserva sumarial.

De ahí en adelante, se prostituyó completamente y, hoy se hace uso selectivo de ella, dependiendo a quien hay que dañar en el proceso y, a quien hay que proteger delincuencialmente.

Todo comenzó a suceder desde cuando la justicia colombiana entro en el escenario de la oferta y la demanda; es decir, entro en el juego de la libre competencia económica, en la economía de mercado.

Entonces el congreso, siendo juez natural del presidente, por disposición constitucional, se vendió, peor que una cualquiera y, el famoso representante Mogollón, muy conocido por su capacidad de corrupción, vendió su alma y la de la gran mayoría de los congresistas, para absolver, a uno de los mayores corruptores de la justicia (Samper), con dineros del presupuesto nacional y del narcotráfico.

Superado solo por su amigo de andanzas (Santos), quien pretendió tumbarlo de la presidencia, haciendo alarde de honestidad, inscrito en los anales de la historia, como el que consumó el inter crimines contra la justicia colombiana.

De ahí en adelante, todo fue un bacanal selectivo contra la reserva sumarial, para proteger delincuentes, liderado por el llamado Cartel de la Toga, la mayor asociación para delinquir montada desde la más alta instancia de administración de justicia en Colombia. Una vergüenza.

Eso ha sucedido de un tiempo para acá, hasta cuando la Revista Semana y el periodismo de Vicky Dávila, destaparon esa vergonzosa olla podrida; haber utilizado la reserva sumarial selectiva, contra un expresidente, para sacarlo del ruedo político, porque ha hecho y seguirá haciendo “mucho daño” al delito y los delincuentes.

Se conoció todo, íntegramente todo, desde ahí usamos tapabocas para poder soportar ese asquiento escenario de podredumbre.

Llegaron al extremo de negarle la totalidad de sus derechos, sin excepción alguna; peor que en la época del oscurantismo; es decir, la justicia colombiana al servicio incondicional de los delincuentes de extrema izquierda mamerta, todo por dinero, negando el derecho como instrumento regulador de las relaciones sociales. Una estafa moral y jurídica. En algún momento pensé que el derecho había dejado de existir.

Los tiempos de Dios son perfectos y, entre más se oculte la verdad, más rápido sale a la luz. Las tinieblas solo existen para los delincuentes.

 

 

DHWeb

Entradas recientes

Caravana por la Vida, un beneficio para La Plata

Diferentes municipios del departamento del Huila han anunciado el desabastecimiento, este, responde a los puntos…

4 horas hace

“No pueden morir más Lucas”: Papá de Lucas Villa

En la mañana de este 11 de mayo se confirmó el deceso de Lucas Villa,…

5 horas hace

Gobierno busca ascender al director de la Policía, la petición no fue bien recibida

Desde el Ministerio de Defensa se expidió en febrero el decreto 175 de 2021 con el que…

6 horas hace

Álvaro Uribe reveló que hizo contactos con ELN

El alto comisionado para la paz, Miguel Ceballos, reveló que el expresidente tuvo acercamiento a…

6 horas hace

Así quedaron los duelos de Colombia con Perú y Argentina por Eliminatorias

En las últimas horas se había rumorado la posibilidad de que cambiara el horario del…

6 horas hace

Gigi Buffon no va más con la Juventus, ¿Se retirará?

Gianluigi Buffon ha sido uno de los referentes de la Juventus en los últimos 20…

7 horas hace