martes, 20 de noviembre de 2018
Opinión/ Creado el: 2018-09-12 09:01

Reubicación de centros poblados

Escrito por: Editorial | septiembre 12 de 2018

Nuestros antepasados empezaron a crear los centros poblados en zonas aledañas a las montañas o en su defecto en áreas adyacentes a los afluentes o ríos con el fin de generar un ambiente agradable para sus hábitats. Desafortunamente la inestabilidad geológica de algunos terrenos donde se ubicaron, han venido generando un alto riesgo para las familias residentes en dichos territorios, por eventuales remociones de masa (derrumbes y deslizamientos) que ponen peligro la vida y los bienes materiales de éstos. En Colombia tenemos el caso del municipio de Gramalote, que tuvo que ser evacuado a otra zona con mejores condiciones que son aptas para su desarrollo social y económico. Tal es el caso de Vegalarga, que encuentra a una hora de Neiva, y Anacleto García, perteneciente al municipio de Tello, que presentan según la Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena – CAM, un peligro inminente por fenómenos de remoción en masa asociados a la inestabilidad de suelos, por estar ubicados en un cañón. Sin embargo, el proceso de posible reubicación ha resultado dispendioso por desacuerdos entre la comunidad y el Departamento.

Pero los habitantes de estos Centros Poblados deben atender las recomendaciones de las entidades encargadas de la prevención y atención de emergencias y de los organismos de Socorro, quienes han detectado con antelación este inminente peligro que los coloca en serio peligro por el accionar de las fuerzas de la naturaleza. Hay que anticiparse a estos eventos naturales. Según los afectados, las nuevas viviendas que les ofrecen no cumplen con las características similares de las que se verían obligados a abandonar. Algunos moradores han expresado, que les piden que se vayan a una casa de un piso, cuando la nuestra es de dos. Fue mucho el dinero y trabajo que invertimos para lograr conseguir una vivienda como para que ahora nos la vayan a quitar. Recuerden que es más importante la vida que los bienes materiales.

Tras un fallo judicial que obliga a las autoridades iniciar el proceso de reubicación, la Gobernación ha expresado que ha acatado las recomendaciones del juez y ha dado mayor claridad a los habitantes de los corregimientos afectados, sobre la necesidad de ser reubicados y la importancia de realizar el censo, uno de los procedimientos previstos para este propósito. De acuerdo con estas aseveraciones, les toca a los habitantes de estos centros poblados, atender con firmeza estas recomendaciones que son producto de un fallo judicial y de la responsabilidad de las instancias gubernamentales para tal fin, con el fin de evitar un gran desastre.

Comentarios