martes, 23 de abril de 2019
Especiales/ Creado el: 2019-01-19 11:00 - Última actualización: 2019-01-19 11:01

Rincón de El Botalón: Incertidumbre al alza

En Colombia, en anterior tertulia de El Botalón, el Dr. Floricel Cangrejo nos ilustró sobre el tema pensional particularmente el régimen de prima media confirmando que los casi 40 billones de pesos/año que cuesta este compromiso exigía una reforma.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | enero 19 de 2019

Por Germán Palomo García

El calendario ya registra los primeros días del 2019 pero los hechos parecieran mantenernos en el 2018 que cerró con gran incertidumbre que esperábamos se redujera desde ya. Colombia no escapa a esta radiografía y procuramos referirnos a los más notorios y recientes tanto en el país como en el exterior.

En Colombia, en anterior tertulia de El Botalón, el Dr. Floricel Cangrejo nos ilustró sobre el tema pensional particularmente el régimen de prima media confirmando que los casi 40 billones de pesos/año que cuesta este compromiso exigía una reforma. La decisión del gobierno de no presentar el proyecto de reforma pensional en este año con argumentos poco convincentes como que no está preparado para analizar una reforma de semejante calibre cuando era un punto central de la propuesta del entonces candidato IVAN DUQUE M., aumenta la incertidumbre sobre los proyectos que debe presentar al Congreso en esta legislatura. La importancia de la reforma pensional es, tal vez, la mayor amenaza a las finanzas públicas y así se ha previsto y concluido en todos los estudios que se han realizado sobre el tema. Lo que en su momento se llamó “Bomba pensional” al permanente déficit para atender a los pensionados por el Estado como un llamado de atención a que en cualquier momento podría estallar, ahora la ministra del Trabajo Alicia Arango reitera lo que el anterior ministro de Hacienda Cárdenas argumentó meses antes de salir del cargo de que el gobierno tiene aún margen de maniobra en materia pensional. Esta apreciación no la tienen ni la OCDE, organización a la que recientemente se afilió Colombia, ni las calificadoras de riesgos que ven en la situación pensional actual un problema muy serio si no se promueve su reforma aumentando el llamado “riesgo país” con los costos financieros y socioeconómicos ya conocidos. Como este tema tiene una alta relación con decisiones políticas, se argumenta por algunos críticos que, por ser este un año electoral, el gobierno no quiere enfrentarse a un deterioro de su nivel de aceptación.

A lo acontecido ocho días atrás con el secuestro de un helicóptero y su tripulación y el robo de aprox. 1.500 millones de pesos según noticias de prensa hay que agregar el cruento atentado a la Escuela de Policía General Santander en Bogotá el pasado jueves con un saldo preliminar de 20 muertos y ochenta y siete heridos; ambos hechos presuntamente atribuidos al ELN. Con esto se revive la polarización entre los amigos de la paz y los que siempre mostraron sus reservas al proceso con las FARC confirmando que un acuerdo con apenas uno de los protagonistas de la violencia no garantizaba el logro de la paz pero tampoco regresar al pasado como parecen quererlo quienes le apuestan a la desestabilización del país y a que nunca se alcance la paz como los vinculados al narcotráfico que sigue siendo un factor de gran incidencia en los actuales niveles de violencia y motivación para quienes no aceptaron el acuerdo y se declararon en disidencia y, al parecer, conformaron grupos o se vincularon a otros ya existentes y poderosos gracias al narcotráfico.

No puede desconocerse el efecto negativo del recrudecimiento de la violencia tal como se está observando desde el ámbito privado. Así no es posible alentar inversión extranjera por más atractivos que se creen como los programas del postconflicto que aún no comienza en firme (especialmente obras por impuestos que arrancó muy tímidamente) y la reciente Ley de Financiamiento.

Otro escenario de incertidumbre es HidroItuango, la hidroeléctrica que se construye en Antioquia con grandes dificultades y enormes sobrecostos y que tiene en vilo no solo a los inversionistas sino a los habitantes de los municipios cercanos y a todo el país. Con el cierre exitoso de la primera compuerta de la casa de máquinas se descubrió la necesidad de cerrar más temprano la otra compuerta y todavía no se conoce si el proyecto tiene futuro o no: nadie lo puede asegurar lamentablemente por lo que el 17% de la generación de energía que representa HidroItuango frente al total de generación actual está en alto riesgo.

Un pequeño salto al exterior nos muestra la situación de Venezuela después de que Nicolás Maduro tomara posesión para su segundo mandato a pesar de las reiteradas peticiones para que no lo hiciera. Hoy nuestro vecino Venezuela tiene dos presidentes y un rechazo mayoritario de la comunidad internacional lo cual parece no importarle al gobierno calificado de dictatorial. Este mercado, por supuesto, sigue cerrado para Colombia pero continuamos, por  razones humanitarias, recibiendo más venezolanos con las dificultades propias de una migración desbordada.

Y más arriba, Mr. Trump sigue rompiendo records por el cierre parcial del gobierno (hoy se cumplen 29 días, el mayor de la historia) porque los demócratas no le han aprobado los 5.900 millones de dólares que necesita para terminar la construcción del muro fronterizo con México. Ambas partes están dispuestas a seguir en la pelea con gran afectación para los empleados que no reciben salarios sin ninguna razón diferente a la empecinada posición del presidente Trump. Por lo menos ya se olvidó de los chinos pero en su propio país se habla de recesión. ¿Habrá nubarrones que Trump no ve?

La dinámica sigue y a todos nos corresponde aportar para lograr la estabilidad como sociedad y como país haciendo lo que nos corresponde. Tal como lo anoté en columna anterior, hay mucho tema por desarrollar en las tertulias 2019 y las vamos a adelantar con dedicación y entusiasmo.