Uniformados de la Policía Metropolitana de Neiva capturaron a un joven de 18 años y aprehendieron a un menor de 14 años que minutos antes habían hurtado un teléfono celular.

Según la institución, los sujetos intimidaron a la víctima con un arma blanca y cometieron el hurto en la avenida Max Duque con carrera 23, logrando despojarla de su equipo móvil.

El capturado y el menor aprehendido fueron dejados a disposición de autoridad competente por el delito de hurto, donde un juez de control de garantías decidirá la situación jurídica y el menor fue dejado a disposición de un juez de menores quien resolverá su situación jurídica en las próximas horas.