“La inmunidad de rebaño por la vía de la vacunación contra el covid-19 es la solución menos costosa, en términos de vidas humanas, para solucionar la pandemia del coronavirus. Eso le daría un nivel de seguridad máximo al país para superar la crisis”.

Esta es una de las principales conclusiones que adelantó Gustavo Quintero, decano de la Escuela de Medicina y Ciencias de la Salud de la Universidad del Rosario, quien forma parte del estudio ‘Encuesta Nacional Vacunación’ que será revelado en su totalidad mañana martes en el ‘Gran Foro Colombia Vacuna Ya’ en el que participarán el ministro de Salud, Fernando Ruiz, y el gerente de la operación de vacunación nacional en Israel, Michael Stainmatz,

El estudio sobre percepción de la ciudadanía frente a la inmunización contra el covid-19 fue realizado por la Universidad del Rosario, la consultora Cifras, la Fundación Conrad Adenauer Stiftung y el periódico El Tiempo.

En total  fueron entrevistadas 1.682 personas mayores de 18 años entre el 4 y el 14 de marzo en zonas urbanas de 13 ciudades del país: Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla, Cúcuta, Bucaramanga, Pasto, Cartagena, Santa Marta, Villavicencio, Ibagué, Pereira y Manizales, quienes representan un universo de 13 millones de colombianos.

El estudio, además, indagó a los consultados sobre las prácticas de autocuidado, su estado emocional actual, la confianza en la información con respecto al covid-19, el conocimiento del Plan Nacional de Vacunación, la página Mi Vacuna y las EPS.

El análisis indica que el 70% de los colombianos está dispuesto a vacunarse contra la covid-19, es decir, el país alcanzaría la inmunidad de rebaño. Sin embargo, el 29% se niega a hacerlo.

A la pregunta: “Si hoy tuvieran la posibilidad de vacunarse contra la covid-19, ¿usted se vacunaría?”, 69% de las mujeres y 73% de los hombres respondieron afirmativamente.

Aunque 82% de las personas entre 60 y 79 años y 73% de los mayores de 80 se aplicaría el biológico contra el virus, la población más joven aún se resiste a hacerlo, ya que el porcentaje baja entre los encuestados de 18 a 59 años al 68%.

Otro resultado muestra que 33% de las personas de ingresos bajos no se vacunaría, porcentaje que baja al 26% en ingresos medios y al 18% en altos.

Un dato llamativo es que el mayor número de personas que no quiere recibir el biológico es de posición ideológica de izquierda (37%), caso distinto a quienes son de centro y derecha (27%).

“Las universidades podemos ayudar en este plan de vacunación aprovechando el conocimiento y la experiencia de nuestras escuelas y facultades, para complementar la estrategia de vacunación nacional. Durante las últimas semanas hemos recibido mensajes de nuestra comunidad y aliados estratégicos que nuevamente se quieren sumar para colaborar en el gran desafío de la vacunación”, agregó dijo Alejandro Cheyne, rector de la Universidad del Rosario.

Semana Santa

Por otra parte el estudio indagó entre los encuestados sobre su comportamiento frente a la covid-19 en esta Semana Santa, cuando se espera el tercer pico de la pandemia.

El 75% respondió que se mantendrá en casa cumpliendo los protocolos de bioseguridad; 50% piensa reunirse con su familia; 17% saldrá de viaje; 16% asistirá a algún evento social, y 14% relajará las medidas de autocuidado.

Respuestas muy similares se recibieron a las mismas preguntas formuladas en diciembre pasado, cuando el país enfrentó el segundo pico de contagios. Por ello, se considera que esa similitud es un llamado de alerta y al cuidado en esta Semana Santa para no vivir nuevamente las cifras de contagio y muertes del mes de diciembre.

Razones para no vacunarse

Del 29% de los encuestados que afirmaron que no se vacunarían 43% argumentó por desconfianza en la efectividad de las vacunas; 19% por miedo a efectos secundarios; 10% no cree en las vacunas; 7% no la considera necesaria, y 4% prefiere corroborar la efectividad en las primeras etapas. Incluso, 1% no cree en la existencia del virus.

Al indagar por las principales razones, el 51% cree que no ha habido suficiente tiempo para que las vacunas estén probadas; 35% no cree en ninguna vacuna; 18% está confundido y no sabe la razón exacta, y 8% porque no puede escoger la vacuna de la farmacéutica de su preferencia.

Aunque el porcentaje es bajo, el 3% manifestó que no se aplicaría el biológico porque le van a instalar un chip y 1% porque le cambiarían su ADN con la vacuna.

En cuanto a la confianza de información sobre la covid-19, las personas confían en las universidades/academia (56%); en la directora del Instituto Nacional de Salud (49%) y en el ministro de Salud (47%).