sábado, 20 de octubre de 2018
Neiva/ Creado el: 2018-08-06 08:40 - Última actualización: 2018-08-06 08:41

S.O.S para salvar la fundación, Asoanimales

Sonia Montero, directora de la fundación que vela por los derechos de los animales, informó nuevamente que más de 600 perros y gatos se pueden quedar sin hogar y sin alimentos.

Adopta una mascota: Asoanimales ante su eventual cierre, se encuentra dando en adopción a perros y gatos.

Escrito por: Caterine Manchola | agosto 06 de 2018

De castaño a oscuro se tornó la situación económica de la Asociación Defensora de Animales y Medio Ambiente de Neiva Ayúdame, más conocida como Asoanimales, que nació hace siete años pero no logró su cometido de fortalecerse financieramente para proteger perros y gatos abandonados y ahora su cierre es inminente, según lo dio a conocer Sonia Montero. 

La directora de la fundación que vela por los derechos de los animales, informó, como ya lo ha hecho en otras  ocasiones,  que peligra que más de 600 perros y gatos se queden sin hogar y sin alimentos. 

Si bien esta fue creada por iniciativa propia de un grupo de ambientalistas y de su anhelo por garantizar el bienestar de  caninos y felinos, donde se vele por sus derechos y capacite a la ciudadanía,   no fue pensada propiamente como un albergue, “pero con el pasar de los días nos fuimos llenando  más y más de animales y la situación se complicó”, dijo la directora. 

Agregó que durante los años de las anteriores administraciones “la ayuda fue cero”.  Cabe recordar que con forme a la ley, las alcaldías también tienen el deber de actuar frente a este tipo de casos, pero actualmente no se cuenta con un albergue financiado por esta o alguna otra entidad, por ende todos los casos de abandono o maltratado son reportados allí. 

Ante esto, la Administración Municipal actual creó un convenio por 5 meses con la Asociación para que esta se encargara de lleno en la tarea de rescatar animales maltratados o abandonados, pero lo que no quedó establecido, según Montero, es qué iba a suceder con estos una vez se terminara el contrato. 

Lo anterior desencadenó en que “se nos creara un déficit muy grande, pues cuando el convenio terminó no recibimos más ingresos y quedamos con muchos más animales a cargo que antes”. Luego de 10 meses de haberse culminado se dio otro convenio pero esta vez solo por dos meses, y volvió a pasar lo mismo. 

La portavoz oficial, explicó que esto exige mayores recursos porque hay que atender los tratamientos y alimentación de la sobrepoblación canina y felina. Y aunque la situación es crítica, “no ha resultado lo de la Alcaldía, entonces tuvimos que asumir la responsabilidad nosotros”. 

En el mes, son 90 bultos de concentrado los que consumen los perros, y 35 bultos los gatos. Y aunque antes se alimentaban dos veces al día, esto fue reducido a solo una vez pues los alimentos no dan  abasto. “los gastos, si fueran como deberían ser, superarían los $15 millones, pero todo lo hemos reducido a la mitad, incluyendo las horas de la atención veterinaria, medicamentos  y operarios”. 

De acuerdo con Sonia Montero, debido a esta situación, se determinó acabar el albergue. 

“Hemos comenzado a buscar fincas que sean hogares para estos animalitos, no queremos que ninguno se quede en la calle”. 

No es la primera  vez que Asoanimales advierte ante la luz pública que cerrarán sus puertas, pero según la directora, en esta ocasión es definitiva porque “estamos en crisis, tenemos cero ingresos. La gente se olvidó del albergue”. 

Proyecto de la Administración 

Por su parte, el alcalde de Neiva, Rodrigo Lara Sánchez, expresó que aún no se cuenta con un proyecto planteado, y aunque su administración ya va por el tercero de cuatro años, dijo que su objetivo es dejarlo constituido.   

 “Estamos buscando un lote para dejar estructurado un proyecto de bienestar animal. Con la ayuda de Planeación estamos buscando el que cumpla con las características”, dijo el mandatario, explicando que la idea es tener un centro de bienestar animal donde se les brinde vacunación y esterilización. 

Se refirió además al coso municipal (un albergue transitorio), que se aspira según manifestó Lara, sea un espacio donde sean llevados los animales que están en la calle sufriendo de maltratos o enfermos. “Pero todavía nos falta el proyecto de estudio”, puntualizó.

Comentarios