DIARIO DEL HUILA, REGIONAL

Por: Leidy Catalina Durán Vásquez

La Oficina para la Gestión del Riesgo de Desastres del Huila entregó un reporte preliminar de emergencia por las fuertes lluvias presentadas en los municipios de Santa María y Palermo que originó crecientes súbitas, deslizamientos y avenidas torrenciales.

En Santa María continua lloviendo de manera preocupante, así lo dieron a conocer sus habitantes por cuenta del invierno que deja cientos de familias damnificadas.

El reporte preliminar da cuenta de 3 viviendas arrasadas por la Quebrada San Miguel. En el sector de Santa Helena Baja, el puente que conduce hacia las veredas Santa Helena , San Miguel, Buenavista estuvo a punto de colapsar por la fuerza de la creciente.

También se presentó un represamiento en el barrio Avenida, donde justo hay un nacedero de agua.  Además la quebrada El Componente, presentó el más alto nivel de crecimiento durante las dos últimas décadas y se registró un derrumbe en El Briceño, que dejó incomunicada la calle cerca al taller del Ñato.

Asimismo, hubo afectaciones importantes en Santa María La Nueva y la Concha Acústica presentó un enorme derrumbe tapando el 30% del lugar.

Hay un reporte desde el Barrio el Altico del municipio, donde una finca de propiedad del señor Farid Aldana terminó gravemente afectada por un deslizamiento de tierra.

A esta situación se suma la creciente del río Baché con la destrucción del puente vehicular en la vereda Las Mercedes, que había quedado deteriorado por la avalancha del 2013.

Este informe también reporta la afectación de dos viviendas en la vereda El Sinaí; una destruida por deslizamiento y otra vivienda afectada por el desbordamiento de quebrada El Sinaí, además, de 20 deslizamientos viales en el sector de la vereda Patio Bonito con pérdida de banca.

“Esto es bastante desalentador, en la noche del martes hubo una fuerte lluvia donde fuimos afectados en la parte rural de nuestro municipio, varias veredas quedaron impactadas en su totalidad, en vías, viviendas destrozadas, los acueductos veredales totalmente afectados, es algo muy lamentable, la vía hacia la ciudad de Neiva colapsó totalmente y solo un día después pudimos habilitar esta vía, el pasado miércoles fuimos afectados pero esta vez también en la zona urbana, barrios totalmente afectados, mucho barro y debido a las lluvias se entró todo esto a las viviendas, hay familias donde lo han perdido todo”, sostuvo el alcalde de Santa María, Julio César Peralta.

Aunque ya hay presencia del gobierno departamental en este lugar, el mandatario de Santa María pide la colaboración del Gobierno Nacional y de los Congresistas Huilenses, porque mientras ellos están pensando en una reforma tributaria, actualmente hay más de 500 familias que lo han perdido todo en este municipio.

“Si bien ya hay maquinarias, necesitamos más, necesitamos que el Gobierno Nacional nos ayude en esta emergencia porque estamos colapsados, en estos momentos no tenemos agua potable, y la comunicación ha sido muy poca, nos falta aún llegar a muchas veredas para conocer las afectaciones”, concluyó Peralta.

Palermo en las mismas condiciones

En el municipio de Palermo en horas de la noche del pasado martes la ola invernal provocó crecientes en las vertientes de los ríos Baché y Tune afectando a familias campesinas de distintos sectores rurales, más de cuarenta derrumbes se han presentado, daños en acueductos, vías y puentes.

Se reporta daños estructurales en el puente que comunica la vereda Goleta – San Francisco, resguardo indígena Baché y deslizamientos viales en la vereda El Socorro, que comunica al municipio de Palermo con Santa María, que tiene en estos momentos incomunicado a estas dos localidades por los múltiples derrumbes.

El reporte establece deslizamientos presentados en las veredas de Guácimos, Aleluyas y La Lupa, así como la pérdida de banca desde la vereda Aleluyas hasta vereda Alto Paraguay. La caída de árboles en la vía que comunica desde el municipio de Palermo hacia el municipio de Santa María, que tiene en estos momentos

Adicionalmente, se informa de manera preliminar que la creciente súbita del río Bache generó afectaciones en una vivienda en el sector conocido como Playita, daños materiales en el balneario Mesa de Hernández y en la estructura del puente vehicular Rincón de Bache – sector El Molino.

El informe preliminar reporta pérdida de dos puentes colgantes, aún sin confirmar el sitio, afectaciones de cultivos y acueductos veredales derivados de la creciente súbita y avenida torrencial del río Bache, en las veredas Alto San Pedro, El Dorado, Lindosa, Bajo San Pedro, El Viso, Nilo y El Horizonte.

Hasta el momento la Oficina de Gestión de Riesgo Municipal reportó un total de 20 derrumbes en la vía San José, 10 derrumbes en la vereda Santo Domingo, 10 derrumbes en la Vereda Fátima, afectaciones de vivienda, acueductos y cultivos por el momento se han censado un total de 20 familias en San José y 4 familias en Santo Domingo; en la Vereda Alto San Pedro y Bajo San Pedro tienen afectaciones de 35 familias con problemas en cultivos, acueducto y de  10 viviendas.

Otras de las afluentes hídricos, que presentaron crecientes súbitas fueron el río Tune y la quebrada La Debía, donde se viene realizando monitoreo por parte del municipio de Palermo.

Neiva no se salvó de las fuertes lluvias