lunes, 22 de julio de 2019
Política/ Creado el: 2019-05-14 05:10

Se abre debate en Congreso que busca fortalecer el etiquetado frontal en bebidas y alimentos

La Cámara de bebidas de la Andi, apoya las iniciativas que buscan regular el etiquetado frontal informativo ya que lo considera una herramienta para prevenir la obesidad y el sobrepeso gracias a que el consumidor puede tomar decisiones de consumo informadas.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | mayo 14 de 2019

Con el objetivo de prevenir la obesidad y la diabetes, el Congreso de Colombia ha entrado en el debate del etiquetado frontal en bebidas y alimentos, con este fin la Comisión Séptima del Senado citó el próximo 15 de mayo a una  audiencia pública en la que se analizará el proyecto de ley 256.

Según la normativa vigente en Colombia, como información para los consumidores,  las bebidas y los productos alimenticios solo deben incluir su tabla de información nutricional, la cual se rige bajo la Resolución 0333 de Rotulado Nutricional.  

En el año 2016 las empresas miembro de la Cámara de la Industria de Bebidas de la ANDI (Bavaria,  Coca-Cola, Coca-Cola Femsa, Pepsico,  Postobon, Monster y Redbull), firmaron 5 compromisos de autorregulación entre los que se encuentra incorporar en sus envases y empaques un rotulado frontal informativo con el fin de darle al consumidor fácil acceso a la información nutricional relevante  para tomar decisiones de consumo responsables. 

Hoy en día el 100% de la producción nacional de estas compañías incorpora el etiquetado frontal informativo en sus empaques, pero esto no ocurre con toda la producción de bebidas nacional y esto es lo que busca regular el proyecto 256,  cuyos ponentes en el Senado son: Honorio Henriquez, Nadia Blel, Laura Fortich, Eduardo Pulgar y Fabián Castillo con el fin de darle a los consumidores mayor información para que la tengan en cuenta a la hora de tomar sus decisiones de consumo.

“Las empresas miembro de la Cámara de la Industria de Bebidas de la ANDI, que representan el 74% de la industria,  han hecho un esfuerzo enorme incorporando el etiquetado frontal informativo, consideramos que es muy importante  que este tipo de etiquetado  se regule, de tal forma que todas las bebidas y los productos alimenticios cuenten con información para los consumidores”, afirmó Felipe Torres, Director de la Cámara de la Industria de Bebidas de la ANDI.

Sobre el  etiquetado frontal informativo

El etiquetado informativo que utilizan las empresas que se autorregulan en Colombia es el esquema GDA  el cual se utiliza en la mayoría de países de la Unión Europea y Estados Unidos, y está basado en las guías aprobadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS), por la autoridad sanitaria de la Unión Europea,  por el Food and Drugs Administration (FDA por sus siglas en inglés) y está en línea con la normativa CODEX sobre información nutricional.

Este tipo de etiquetado es un esquema claro, sencillo y comprensible que indica de manera exacta el aporte de energía (calorías) y determinados nutrientes (grasas, azúcares y sodio) que tienen los alimentos y las bebidas con respecto a las necesidades diarias referenciadas a una dieta recomendada de 2000 calorías al día, dieta estándar que fue puesta como punto de referencia por la Organización Mundial de la Salud.

A diferencia de otras opciones de etiquetado, el GDA no discrimina, ayuda  a los consumidores a entender que todas las calorías cuentan y que manteniendo una alimentación equilibrada, se encuentra el verdadero balance energético. No hay un solo alimento que por sí solo sea responsable del sobrepeso.

Existen otros esquemas de etiquetado que son los de Advertencia los cuales son altamente cuestionados pues crean  alerta al consumidor a través de un juicio subjetivo sobre la idoneidad nutricional de un producto, estigmatizándolo  sin dar mayor información del contenido real de este y sin tener en cuenta el estilo de vida de los consumidores, el cual varía de un individuo a otro.

El riesgo de los etiquetados de advertencia

  • Hacen parte de los llamados etiquetados de alarma los cuales desconocen que en materia de regulación alimentaria, las referencias internacionales científicamente reconocidas son el CODEX Alimentarius.
  • No cuenta con una base científica, pues no distingue los alimentos  por su verdadero aporte nutricional, potencializando a través de la satanización, el riesgo de crear una dieta muy sesgada que  puede aumentar las deficiencias de nutrientes en la población.
  • En los países que lo han implementado hasta el momento no evidencian un impacto en la reducción de la obesidad, ni de las enfermedades no transmisibles.
  • Adicional a los temas de salud quienes promocionan este tipo de etiquetado no han medido el costo beneficio de este para el comercio exterior colombiano teniendo en cuenta queeste tipo de etiquetado no está homogenizado con países con los cuales tenemos TLC, lo cual supondría un incumplimiento a nuestras obligaciones internacionales y nos expone a demandas por establecer obstáculos técnicos al comercio.
  • Así mismo, es importante que el etiquetado esté alineado con las Guías de Etiquetado Nutricional del Codex Alimentarius, establecido por la FAO y la OMS y del cual Colombia hace parte Colombia hacer parte junto a 187 países, para que se le facilite al consumidor elegir su alimentación con discernimiento a partir de sus propias realidades nutricionales.

Comentarios