El secretario de gobierno de Bogotá, Luis Ernesto Gómez informó que se había levantado el pico y cédula en la ciudad para hoteles y restaurantes tras llegar a un “acuerdo con ellos en control de aforos y horarios”.

Esta decisión se da tras la fuerte crítica que recibió esta medida, pues solo empeoraría la situación de este comercio para el cual esta fecha es primordial para reactivarse. De acuerdo con Gómez, esta decisión busca un equilibrio entre el cuidado de la salud y la economía.

“Buscamos trabajar con el comercio para construir ‘Bogotá a Cielo abierto’ y generar estímulos a la reactivación económica. Desafortunadamente el incremento acelerado de casos en los últimos días nos lleva a decretar nuevas medidas de protección”.

Pero aclaró que “fruto del diálogo y la escucha a restauranteros, hoteles y microempresarios de la ciudad hemos decidido levantar el pico y cédula para hoteles y restaurantes”. Así mismo añadió que “la medida de restricción al consumo y venta de licor irá desde el 24 de diciembre a las 00:01 hasta el 27 de diciembre a las 23:59 a la media noche. También desde el 31 de diciembre hasta el 1 de enero a la media noche”.