Este hecho de intolerancia se conoció luego de que el secretario de competitividad de Neiva, José Alexander Díaz, llegara a la discoteca bar gay LUX, ubicada sobre la Av Circunvalar con calle 16, donde según la versión del mismo funcionario, se llevó a cabo un almuerzo en conmemoración del día de la mujer.

En el lugar, habían meseros y un vigilante, trabajadores al servicio de los invitados, pero no había DJ, puesto que el programador musical, al parecer no había sido convocado y solo llegaba hasta las 7pm, cuando normalmente se abren las puertas de dicho establecimiento.

Después de algunas horas, Díaz empezó a reclamar a los meseros por la música, llegando un momento donde de forma arrogante y en aparentemente estado de alicoramiento tomó con violencia de género por el brazo a la mesera de nombre Lorena, para exigirle por la música, lo que obligó al hombre de seguridad a interferir, quien le pidió al funcionario calmarse y entender que no había DJ en ese momento, a lo que el servidor público respondió que no era su problema, recordando quién era él y su rol dentro de la administración, empujando a la mesera y lanzando un puñetazo sobre la boca y parte del pómulo derecho del vigilante, quien no tuvo más opción que retirarse después de la agresión.

Cabe aclarar que el hombre de seguridad del local afirmó que iba a interponer una denuncia penal contra el servidor público por lesiones personales.