DIARIO DEL HUILA, ENFOQUE

Por: Brayan Smith Sánchez 

El departamento del Huila, en el mes de septiembre también se une a la conmemoración del Día Mundial del Suicidio, actualmente en el territorio hay 9 estrategias para contener esta situación, una de ellas es La Línea de Vida 3219073439. Se estima que la pandemia derivada del Covid-19, es un factor determinante para este tipo de sucesos.       

Para las entidades que trabajan en tema de salud mental el mes de septiembre es importante debido a que se conmemora el Día Mundial del Suicidio, la Asociación Internacional para la Prevención del Suicidio (IASP), con el respaldo de la Organización Mundial de la Salud (OMS), definió para los años 2021 – 2023 como lema central ‘Crear Esperanza a Través de la Acción’, por ello el Ministerio de Salud y Protección Social insta a todas las instituciones que les compete el tema a trabajar con la comunidad y generar acciones frente a esta situación.

“La Gobernación del Huila y la Secretaría de Salud departamental se suman durante el mes de septiembre, al calendario de la salud mental debido a la conmemoración mundial de la prevención del suicidio que esto viene del lineamiento internacional ya que la OMS define para cada periodo pues la conmemoración de un evento especial, en esta oportunidad está la prevención del suicidio que tiene como lema central, Crear Esperanza a Través de la Acción”, dijo Mireya Rugeles, profesional de apoyo de la Secretaria de Salud Departamental, DIMENSION Convivencia Social y Salud Mental.

De acuerdo con la Organización de la Salud, “la conducta suicida es un resultado no deseado en salud mental, esto tiene un origen multifactorial, y es por esto que cada situación tiene múltiples repercusiones sobre muchos sectores e importante efecto en la comunidad, los amigos y principalmente sobre las familias las cuales pueden tener afecciones aun en mucho tiempo después”.

Según datos oficiales de intentos de suicidios y muertes por esta causa, en el 2020 se presentó una abrupta disminución en el número de casos de estos eventos, lo que sugiere que la pandemia derivada del Covid-19, tuvo efectos en la presentación y notificación a la mencionada conducta, sin embargo, la psicóloga Mireya Rugeles, afirma que los factores son diversos y multifactoriales en las formas como los seres humanos afrontan las dificultades a las que se ven inmersos diariamente.

“La mayoría de las veces estos desencadenantes de acción fatal terminan por la falta de acciones por parte de la misma persona, del grupo familiar y de su entorno académico, social, laboral y la misma comunidad en el que a lo mejor esa persona no encuentra un apoyo o un escape a sus problemas. La pandemia ha sido uno de los factores que ha influido de manera significativa las emociones y la capacidad de afrontamiento que los seres humanos tenemos a las dificultades porque nos hemos enfrentado a una situación totalmente nueva para nosotros”, planteó.

Indicó que la actual situación que afronta el departamento del Huila en cuanto a Covid y desempleo genera incertidumbre y factores donde se conjugan con la necesidad de encontrarle sentido a la vida, “hemos podido identificar que hay muchas personas que han perdido el empleo durante la pandemia, que se han quedado sin manera de sostener a sus familias, la gente en estos momentos está atravesando por una situación de desesperanza que hace que nosotros de alguna manera nos vemos enfrentando esta problemática que es de salud pública a nivel mundial”.

Estrategias que se implementan

La Secretaría de Salud departamental y de los distintos municipios vienen desarrollando programas de prevención de la conducta del suicidio y seguimiento a la atención realizada a personas y familias, actualmente en el Huila hay implementadas 9 estrategias que buscan disminuir estas cifras y generar ambientes de atención y escucha para todas las personas que lo necesitan.

“En cuanto a las estrategias que se vienen adelantando con la Secretaría de Salud departamental, teniendo en cuenta que la conducta suicida tiene un origen multifactorial, de la misma forma las estrategias van orientada a los diferentes cursos y van orientadas a las diferentes problemáticas que inciden sobre esta conducta. En este orden de ideas trabajamos con estrategias basadas en evidencias estratégicas que vienen alineadas con lo que nos indica el Ministerio de Salud y Protección Social”, expresó María Clara Gómez Tovar, profesional de apoyo de la Secretaría de Salud Departamental, DIMENSION Convivencia Social y Salud Mental.

Una de estas estrategias que se enfoca desde la educación e información sobre estos actos es, “Hablemos de Depresión, esta se trabaja desde orden nacional y lo que busca es que desde todos los entornos se hable sobre la problemática de los trastornos afectivos y estados de ánimo, permitiendo disminuir estigmas y que las personas que reconozcan están en un estado de depresión tienen la oportunidad de buscar ayuda y solución”, sostuvo María Gómez.

El programa Toma mi Mano Toma la Vida, según las psicólogas busca trabajar tres enfoques uno el enfoque institucional que es de fortalecer a los equipos municipales de salud en los procesos de identificación de riesgos y de atención, el segundo tiene que ver con la parte comunitaria y educativa fortaleciendo mediante la formación y capacitación a líderes comunitarios, adolescentes y demás, para la identificación temprana de riesgos siendo estos los primeros intervinientes frente a la conducta suicida.

La tercera, es sobre los medios de comunicación a partir del fortalecimiento y la articulación con una notificación o manejo de información adecuada teniendo en cuenta que hay estudios que muestran el papel y el rol importante de los medios para la prevención.

Habilidades Para la Vida, es una estrategia transversal que se fortalece desde todos los entornos y busca generar en las personas estilos de afrontamiento, toma de decisiones adecuadas, y sobre todo trabajar la empatía debido que hay que tener en cuenta que si se trabaja sobre ella se puede responder de forma más adecuada a otras personas que lo necesitan.

Involucramiento Parental busca, es que las familias estén más unidas, como enseñar y fortalecer ideas para generar planes de acción para todo lo que tiene que ver con las estrategias de fortalecimiento de vínculos afectivos.

Asimismo, los grupos de apoyo y las líneas de cuidado emocional que actualmente desde el departamento y el municipio están fortaleciendo estrategias y que permite generar espacios de escucha activa, de comprensión, de unión a personas que pueden estar teniendo problemas o trastornos mentales, como es La Línea de Vida que funciona por medio telefónico, WhatsApp y desde redes sociales donde las personas pueden comunicarse 24 horas al día y los siete días de la semanas con profesionales de la psicología que realizan primeros auxilios y generan también las identificación de alerta frente a casos de riesgo y su número es 3219073439.

Signos que alertan

Son diversas las señales de alarma que se pueden identificar en los diversos escenarios en los que se desenvuelve una persona que se identifique con riesgo de tener una conducta suicida, dentro de las señales o los signos de alarma más importantes y que no se puede hacer caso omiso, según las psicólogas son bastantes y todas importantes para su atención.

“Una persona que directamente expresa su deseo de querer acabar con su vida hay que hacerle caso, o que dice cosas como, por ejemplo; nadie me va a echar de menos cuando yo no esté, a nadie le importa si yo no estoy, le haría un favor a este mundo, le quitaría problemas a mi familia y a las personas que están cerca, estas expresiones que uno logra identificar en un individuo son señales de alerta que uno puede identificar”, mencionaron.

De igual forma, también muchas personas cuando quieren realizar este tipo de actos empiezan a despedirse de sus personas cercanas, de amigos o regalar pertenencias que han considerado muy valiosas durante toda su vida y empiezan a deshacerse de ellas.

El silencio, también sostiene la psicóloga Sandra Yilena Gutierrez Bonilla, que es de alarma, “hay personas que no expresan ninguna señal de alarma, cuando menos acordamos se ha desencadenado una tragedia al interior de una familia, sin embargo, esas personas son retraídas, se alejan, poco se comunican, son personas que si tienen problemas se ahogan en sus problemas, se consumen y no encuentran la manera de poder expresarlo, ni llanto, ni risa entonces son personas que están emocionalmente desconectados”.

¿Qué hacer para contribuir a la prevención?

Es necesario resaltar la importancia del rol que tiene cada uno de los actores en los procesos de prevención como desde la familia, la comunidad y desde las instituciones. Hay que tener presente que el continuo diálogo y el generar relaciones con los demás, son un factor protector para la prevención.

“La relación con nuestra familia, amigos y con la comunidad es importante, debemos cuidar nuestra salud mental, hablar de nuestras emociones, del día a día, preguntarle en casa como estamos, que la persona que sale cuando llegue a casa sea recibida de manera afectuosa para que diariamente estemos fortaleciendo ese vínculo”, dijo Sandra Yilena Gutierrez Bonilla.

Señaló también que, “la prevención requiere de las alianzas de los diferentes sectores como padres de familia, debemos educarnos en el tema y estar en el margen de las necesidades, siempre tener que estar pendiente de las personas que amamos porque pueden estar esperando un abrazo una palabra y alguien que escuche sus problemas”.

Septiembre mes de crear esperanza a través de la acción

En el departamento del Huila existen 9 estrategias para la prevención.