Diario del Huila

Servicios religiosos y funerarios un sector impactado por la pandemia que regresa a la normalidad

Nov 5, 2021 | 0 Comentarios

Diario del Huila Inicio 5 Comunidad 5 Servicios religiosos y funerarios un sector impactado por la pandemia que regresa a la normalidad

Diario del Huila, Comunidad

Por: Hernán Guillermo Galindo M

Fotos: José Rodrigo Montalvo

El Covid-19 les significó un desafío que les costó distintas consecuencias, puso a prueba su capacidad de adaptación que les ha servicio para mejorar servicios y el contacto con los fieles.

“Normalidad, tranquilidad y continuar cumpliendo de las exigencias de bioseguridad son las palabras más repetidas por las autoridades religiosas y responsables de los servicios funerarios con el desarrollo de las actividades después de los aislamientos y encerramientos por la emergencia del Covid-19.

Y es que de a poco se ha ido recuperado la costumbre en las tradiciones de los neivanos, como la asistencia a iglesias, velaciones y visita a los cementerios. “Hasta el momento, no ha habido problemas en las entradas ni en las salidas de los sitios dispuestos”, coinciden los responsables, consultados por Diario del Huila.

Centros religiosos como iglesias y templos, locales fúnebres y camposantos, que sufrieron graves consecuencias, por el virus están regresando lentamente a la normalidad cumpliendo las órdenes emitidas como la sana distancia, evitar el contacto físico y las medidas sanitarias, con restricciones que acata la gente actos como “dar la paz o el saludo de la paz- entre los asistentes”, comenta el monaguillo Felipe Nieto.

La disposición de los fallecidos a los cementerios se da poco a poco.

El sacerdote Jorge Tapia destaca, con pesar, que el virus se infiltró en los sermones dominicales, las reuniones religiosas y servicios como bodas y bautizos.

“Afortunadamente, con la cautela de pedir el uso de cubrebocas y el distanciamiento social en las bancas, así como obedecer los nuevos límites sobre el número de fieles han permitido un regreso lento a la normalidad, que tanta falta hacía”, señaló.

“En el caso de las honras fúnebres también se está retornando a la normalidad. Se permite el ingreso de la familia al templo y pueden participar de la ceremonia religiosa al igual que hacer el acompañamiento del ser querido hasta el campo santo al que lo llevaran finalmente”, comenta el padre Alonso Sánchez de la parroquia san Juan María Vianey del barrio el Jardín.

“El protocolo que avala la secretaría de gobierno previo informe y directriz del Ministerio de Salud, estuvo en un punto en el que no se permitía realizar la santa misa con presencia del cuerpo. Los cadáveres eran llevados directamente al crematorio o al cementerio”, esto en el pico alto de la pandemia, dice.

Las familias ya pueden asistir a despedir a sus seres queridos.

Poco a poco se fue permitiendo el ingreso del cuerpo a los templos y hasta diez familiares en el caso de fallecidos no covid y posterior traslado al cementerio o a los hornos crematorios.

“Paulatinamente se ha ido aumentando el aforo en los templos y en los campos santos. Se pasó de diez personas o familiares a 20 y ahora la última normatividad establece aforos de hasta el 70% de la capacidad en cada oratorio”, agrega.

Lo importante para el padre Sánchez, es que las familias pueden volver a hacer su duelo con la participación en la homilía y en el cortejo fúnebre. “En pandemia hubo un punto que primero se embalaba el cadáver y la misa se hacía en algunos casos virtual para las familias”, manifiesta.

El sector funerario de la ciudad también fue impactado por el Covid, no solamente porque obligó a un cambio en la operación de los servicios para cumplir las restricciones sociales para evitar contagios, sino por el aumento de muertes producto de la enfermedad.

Los servicios funerarios

Gloria Vargas gerente de Los Olivos una de las principales prestadoras de servicios funerarios en Neiva comentó a Diario del Huila, cómo los afectó la pandemia y cómo se han ido adaptando a los cambios generados por la pandemia y las medidas que tomaron las autoridades administrativas y de salud en el país.

“Efectivamente la pandemia por supuesto disparó el contagio y los fallecimientos por sospecha o confirmación de Covid-19, dentro de los picos que se tuvieron en Neiva, el servicio también se incrementó sustancialmente casi en un 100%, en todo tipo de servicios, afiliados, no afiliados, de la previsión nacional”, indica.

Las iglesias también vuelven a la normalidad.

Explica que se disparó casi un 200 por ciento al pasar de cuatro casos a casi 8 por la cantidad de fallecimientos relacionados con el virus Número de servicios que se prestaban.

Pasado el mes de julio-agosto de este año tras el tercer pico de la pandemia, se están acercando a la normalidad en el comparativo con el número de servicios diarios que se prestaban en 2019. El promedio ha retornado a 3 o 4 servicios por día en la ciudad, comenta.

Adicional destaca que en la parte alta de la pandemia se establecieron unos protocolos por parte del Ministerio de Salud muy estrictos que alertaba al personal médico para determinar la causa de la muerte y se nos informaba a nosotros para que continuáramos el protocolo que significaba extremas medidas de bioseguridad tanto del personal como del tratamiento del ser querido y todo iba directamente a cementerio. “No había velación, la familia no tenía ningún tipo de contacto porque había un procedimiento de embalaje especial”, agrega.

En este lento retornar ya se puede hacer velación en sala, servicio de misa y exequias con traslado al cementerio en acompañamiento de la familia. Volvemos a tener el homenaje normal que le hace la gente a sus seres queridos como es en nuestra cultura, sostiene.

Los seres queridos son encomendados a Dios.

Comenta que respondieron a la crisis con planes y estrategias que evitaron que el sector colapsara y ocurriera una emergencia de salud pública con la oportuna y efectiva disposición final de los cadáveres, respetando la condición del fallecido, el dolor y la misericordia de familiares y amigos.

Pudimos hacerle frente a la pandemia, tuvimos situaciones complejas en algunos picos, pero no faltamos a la promesa de valor ofrecida a nuestros clientes ni dejamos de prestar los servicios”, manifiesta

Y es que en el sector se desarrollaron tecnologías que probablemente se hubieran demorado años en ser implementadas.

“Se avanzó en temas de virtualidad, programas de manejo del duelo, atención digital. No poder despedirse de sus seres queridos generó para nosotros necesidades que tuvimos que cumplir con velaciones virtuales y videoconferencias. Estas actividades ya son parte de la oferta de servicios”, señala Fernán Martínez, de una empresa neivana.

También quedaron establecidos los protocolos ante una situación similar en el futuro y la mejora en la infraestructura, menciona Ingrid Ramírez, quien trabaja en el arreglo de cadáveres.

Es la forma que encontramos como nos hemos ido adaptando a diferentes situaciones generadas por la pandemia del Covid-19, como en el caso de los servicios funerarios y religiosos. Muchos cambios llegaron para quedarse.

Se mantienen los protocolos básicos para evitar el contagio.

Autor: WebMasterDH

Contenido relacionado

Suscripción Digital

Península Bosque Residencial

Península

Nuevo apartamento modelo, visítenos en la Calle 8 # 50- 61 Neiva

Tal vez te gustaría leer esto

Boda

Boda

Luby Fernanda Ninco Perdomo y Cenón Almanza Villareal contrajeron matrimonio hace unos días, su familia los felicitó...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.