miércoles, 13 de noviembre de 2019
Especiales/ Creado el: 2019-09-28 10:51 - Última actualización: 2019-09-28 11:25

Setp de Neiva, el más atrasado del país

El Viceministro de Transporte, Juan Camilo Ostos, en Diálogo con DIARIO DEL HUILA, entregó un completo balance de los 8 Sistemas Estratégicos de Transporte Público en Colombia, que se vislumbran como solución a los problemas de movilidad en las ciudades. En el caso concreto de Neiva, este debía haber entrado en operación total en el primer semestre de 2018, pero actualmente es el más estancado a nivel nacional, ¿A qué se debe y hasta cuándo habrá recursos?

Escrito por: Redacción Diario del Huila | septiembre 28 de 2019

Por: Caterin Manchola

¿Cuál es el porcentaje de avance de los Sistemas Estratégicos de Transporte Público, Setp, en Santa Marta, Pasto, Armenia, Popayán, Sincelejo, Montería, Valledupar y Neiva? ¿Alguno ya entró en operación o esto para cuándo se daría?

El Gobierno Nacional ha hecho una gran apuesta por la sostenibilidad de los sistemas dedicándole un capítulo completo en el Plan Nacional de Desarrollo.

Actualmente, se adelanta la cofinanciación de ocho Sistemas Estratégicos de Transporte Masivo (Setp) en igual número de ciudades (Pasto, Sincelejo, Santa Marta, Valledupar,  Montería,  Armenia, Popayán y Neiva), que implican aportes de $1,73 billones por parte de la Nación y de $838.969 millones por parte de los diferentes gobiernos locales. Esto suma un total de $2,56 billones.

A hoy, de los aportes de la Nación, ha sido desembolsado el 59% de lo presupuestado, es decir $1,01 billones.

Al hacer un balance de los avances de inversión, en primer lugar, el Setp de pasajeros para la ciudad de Pasto se viabilizó a partir del Documento Conpes 3549 de 2008. El avance de este convenio de cofinanciación entre la nación y el municipio es del 90%, lo cual representa un total de desembolsos por $367.000 millones.

Segundo, en cuanto al de Sincelejo, el avance del convenio de cofinanciación es del 71%. Esto significa que el proyecto para su implementación ha recibido cerca de $139.000 millones. Para la implementación en Montería han sido desembolsados un 76% de los recursos, que representan $232.921 millones.

En cuanto a la implementación para Armenia (Amable Armenia), se reporta un avance del 58% en los desembolsos del convenio de cofinanciación. Este porcentaje equivale a $142.978 millones.

El convenio para implementarlo  en Popayán ha avanzado en un 57% en materia de desembolsos, lo cual significa que se ha  logrado aportar $181.604 millones.

Para Santa Marta, los desembolsos realizados en el marco del convenio de cofinanciación han tenido un avance de 44%. Estos equivalen a $189.046 millones.

En cuanto a Valledupar, el perfil de aportes muestra que la Nación y el Municipio (para 2024) deberán invertir un total de $356.579 millones (a hoy, los desembolsos del convenio son del 57%).

Finalmente, en cuando a la implementación del Setp de la ciudad de Neiva, el convenio de cofinanciación tiene un avance del 42%, lo cual representa desembolsos por $130.340 millones. En total, para este proyecto fueron presupuestados $310.323 millones.

A la fecha, vale aclarar, ninguno de los ocho sistemas estratégicos que adelantan su etapa de implementación ha entrado en operación bajo las condiciones definidas bajo el Decreto 1079 de 2015.

En ese sentido, ¿Cuáles han sido las principales dificultades para poner en marcha los Setp? ¿Cómo está el tema financiero?

Dentro de los principales retos, es importante mencionar que la entrada en operación significa la modernización de la operación del transporte y, de esta manera, garantizar condiciones de acceso adecuadas, buscando una mejora sustancial en la calidad, comodidad y seguridad del servicio para los usuarios, siendo estos la razón de ser de la prestación de los servicios de transporte.

Esto requiere de una transformación de las condiciones existentes en la prestación del servicio de transporte, lo que involucra la articulación de los diferentes actores en cada territorio; desde el esquema institucional, hasta las empresas de transporte y los usuarios.

Dentro de las condiciones de la Política Nacional de Transporte Urbano es necesario resolver los problemas relacionados con el exceso de oferta, la informalidad y la siniestralidad.

También, en la mayoría de los proyectos, se han presentado problemas que han debido sortear los entes territoriales, tales como:

  • Dificultad para la consecución de recursos para la construcción de redes de servicios públicos (componentes no elegibles en los convenios de cofinanciación).
  • Falta de inventarios y catastros del estado de las redes de servicios públicos en cada territorio que finalmente inciden en ejecución de las obras viales a cargo del proyecto.
  • Dificultades en la adquisición de predios, dados cambios normativos, procedimientos y casos puntuales de negociación y expropiación.
  • Los proyectos requirieron en su etapa inicial de implementación la estructuración de los diseños de detalle y de ingeniería requeridos para adelantar la contratación de las obras, lo cual generó variaciones importantes con relación a las condiciones incluidas en los diseños conceptuales.

Adicionalmente, dentro de los procesos de implementación, se desarrollaron los estudios de detalle para su puesta en marcha correspondientes con las estructuraciones técnicas, legales y financieras.

Estos estudios que parten de las condiciones y necesidades particulares de los municipios, detallan los proyectos requeridos por el sistema y sus costos financieros actualizados, lo cual genera que los entes gestores, al contrastar con los recursos disponibles, deban realizar un ejercicio de priorización de proyectos y por lo tanto se vea la necesidad de ajustar los valores de los componentes definidos en los documentos Conpes.

Otra condición particular, que deben atender, es la sostenibilidad financiera y operativa de la operación, considerando que no puede depender únicamente vía tarifa al usuario. Se requiere entonces el aporte de ingresos no operacionales gestionados por los entes territoriales.

Esta problemática fue abordada con la inclusión de los Fondos de Estabilización de Tarifa – FET- en el Plan Nacional de Desarrollo. De esta manera se busca gestionar la demanda de uso de los sistemas de transporte público y así cubrir el diferencial entre la tarifa técnica (costos de operación e intermediación) y la tarifa que se le cobra al usuario, manteniéndola accesible.

Con este fondo, los entes territoriales deben contribuir a la sostenibilidad de los sistemas de transporte para lo cual deben definir y establecer fuentes de pago alternativas a las tarifas a los usuarios, como, por ejemplo, contribución por el servicio de estacionamiento fuera de la vía o en zonas de uso público, cobros por congestión, cobros por contaminación, peajes urbanos, multas, valorización, subasta de norma urbanística, herramientas de gestión y captura del valor del suelo, publicidad o arrendamiento de espacios en infraestructura asociada con el sistema, entre otros.

Y, en el caso concreto de Neiva, ¿cómo está la financiación para continuar con las obras de infraestructura requeridas para desarrollarlo? 

Los desembolsos proyectados son hasta el 2023. Actualmente se encuentra en construcción la infraestructura proyectada en el Conpes 3756 de 2013 y la ejecución de recursos del Convenio de Cofinanciación (70% Nación / 30% municipio). Como dije, para este proyecto fueron presupuestados $310.323 millones, con los que se cubrirá la ejecución de importantes obras de infraestructura como patios, talleres, paraderos, terminales, carril prioritario, entre otros.

¿Cuáles son las innovaciones que verán los neivanos en su sistema de transporte cuando entre en operación? Y, ¿Qué pueden esperar de este Gobierno en lo concerniente al tema?

La naturaleza del proyecto está enmarcada en la modernización de la operación del transporte y, de esta manera, generar condiciones de acceso adecuadas, buscando una mejora sustancial en la calidad, comodidad y seguridad del servicio a los usuarios, siendo estos el fin último de la prestación de los servicios de transporte.

De los datos del estudio de la Estructuración Técnica, Legal y Financiera (Etfl), reportados por el ente gestor, el proyecto contemplaría una red de rutas jerarquizada que entrará a operar en dos fases de implementación según la expansión urbana prevista (la primera fase de rutas operará entre el 2020 y el 2030 y la fase 2 lo hará desde 2030 en adelante).

El Setp, busca conformar una flota de condiciones accesibles con tecnologías limpias de cero o bajas emisiones, contar con estaciones de cabecera, patio talleres, paraderos, terminales de ruta, un sistema de recaudo centralizado y un moderno Sistema de Gestión y Control de Flota e Información al Usuario.

Con la puesta en marcha del sistema en Neiva, se proyecta una demanda de 80.000 pasajeros promedio día hábil.

¿Detalladamente, cuánto destinará en recursos el Gobierno de Iván Duque para este proyecto en Neiva? 

Según el convenio para la implementación, los aportes de la Nación para el periodo 2018 – 2022 quedaron distribuidos así:

  • 2018: Aportes por $18.663 millones
  • 2019: Aportes por $13.879 millones
  • 2020: Aportes por $24.209 millones
  • 2021: Aportes por $24.018 millones
  • 2022: Aportes por $31.048 millones

Repensar sobre los modelos actuales

“Ante el crecimiento acelerado de la población urbana es necesario ofrecer alternativas de transporte que minimicen la congestión y promuevan la integración intermodal. La experiencia de varios países ha demostrado que una política enfocada exclusivamente en el aumento de la capacidad vial no resuelve los problemas de congestión en las ciudades.

Adicionalmente, no habría espacio vial suficiente para acomodar las tasas de motorización que se proyectan para las principales ciudades de Colombia en los próximos años, ni recursos suficientes para financiarlo. Por esta razón se ha concebido a los sistemas de transporte público como una gran apuesta por la competitividad de las ciudades. Lo anterior tiene efectos positivos en la sostenibilidad medioambiental y la cohesión social, fundamentales para la prosperidad democrática y el desarrollo de las regiones”.

Comentarios