lunes, 22 de abril de 2019
Actualidad/ Creado el: 2019-04-12 09:47

Si se divorcia, tenga en cuenta que es posible lo condenen al pago de alimentos

La Corte Suprema de Justicia realizó importantes precisiones sobre las causales de divorcio y la obligación de dar alimentos al cónyuge inocente.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | abril 12 de 2019

Al decidir la tutela interpuesta contra la Sala de Familia del Tribunal Superior de Medellín y el Juzgado Segundo de Familia de Envigado, la Sala Civil de la Corte Suprema de Justicia realizó importantes precisiones sobre las causales de divorcio y la obligación de dar alimentos al cónyuge inocente.

Caso

El tutelante solicitó la protección del debido proceso, derecho presuntamente vulnerado por las autoridades convocadas al resolver el litigio de divorcio imponiéndole una carga alimenticia que, en su criterio, no se ajustaba a la ley.

Así, tras haberse declarado la separación de bienes de la sociedad conyugal que conformaba, con fundamento en la causal octava del artículo 154 del Código Civil, instauró demanda de cesación de efectos civiles por divorcio, la cual fue admitida por el juzgado de Envigado.

Allí, la demandada se adhirió a la pretensión por la causal invocada, “sin pedir ninguna declaración, ni condena (…), ni mucho menos se realizó demanda de reconvención con causal subjetiva donde se pretendiera la condena como cónyuge culpable”.

Sin embargo, al decretar el divorcio, el despacho le impuso el pago de alimentos a favor de su excónyuge por su culpabilidad en la ruptura de la unidad matrimonial. En segunda instancia, el tribunal confirmó el fallo.

Consideraciones

Corte Suprema de [email protected]

 “Se acabó la chispa, entonces decidí irme de la casa”. Esta confesión en un caso de divorcio se constituyó en prueba avalada por la @CorteSupremaJ, para imponer cuota alimentaria al esposo culpable de la ruptura del matrimonio.

La Sala indicó que la decisión del tribunal, “lejos de ser arbitraria, se ajusta a una adecuada y razonada hermenéutica del contexto procesal y de los medios probatorios allegados al plenario, armonizada con la normativa pertinente y la jurisprudencia aplicable”.

Así, fue determinante el testimonio del accionante, pues indicó que en el año inicial del alejamiento le aportó a su entonces cónyuge la suma de $ 500.000 mensuales para su manutención, que luego aumentó a $ 600.000; ayuda que tuvo que suspender a causa de la convivencia que inició con otra mujer, pues no estaba en capacidad de asumir todos los gastos que afrontaba, ya que su salario como tecnólogo en electrónica escasamente superaba los $ 2’000.000.

 

Incluso, se valoró la constancia de la Comisaría de Familia de Sabaneta según la cual la señora negó que el alejamiento de su ahora exesposo hubiera sido ocasionado por el retiro de las llaves de la casa, a lo cual respondió el demandante que “ya se acabó la chispa, entonces decidí irme de la casa”.

¿Divorcio bajo causal objetiva exonera del pago de alimentos?

La Sala indicó que es deber del juez que conoce los procesos de divorcio (en particular en aquellos que se invoca una causal objetiva como la separación de cuerpos de hecho por más de dos años) auscultar los motivos reales y concretos que dieron lugar a la ruptura del matrimonio, a efectos de imponer consecuencias patrimoniales a cargo de quien provocó tal rompimiento de la unidad familiar.

En ese sentido, explicó que la Corte Constitucional estableció que “el hecho de que uno de los cónyuges, en ejercicio de su derecho a la intimidad, invoque una causal objetiva para acceder al divorcio no lo faculta para disponer de los efectos patrimoniales de la disolución”, por lo que el juez debe evaluar la responsabilidad de las partes en el resquebrajamiento de la vida en común.

Esta postura, explica la Sala, fue reiterada recientemente en una tutela, donde se indicó que la obligación alimentaria es exigible bajo la concurrencia de:

  • La necesidad del alimentario.
  • La capacidad económica del alimentante.
  • Un título a partir del cual pueda ser reclamada.

Así, mientras persistan las condiciones que dieron lugar a la obligación alimentaria esta no puede entenderse extinta pese a la cesación de efectos civiles del matrimonio o divorcio, o del fallecimiento del alimentante.

Las causales de divorcio en Colombia

En Colombia, hay un régimen de divorcio causalista, es decir, que solo puede solicitarse por hechos que estrictamente encajen en las rígidas causales que señala el artículo 154 del Código Civil y solo pueden ser propuestas por aquel cónyuge que no haya dado lugar a los hechos que motivan tal solicitud.

Dos sentencias que la Corte Constitucional ha proferido en los últimos años han abierto el debate sobre si el régimen vigente en Colombia está a tono con el signo de los tiempos actuales, o si el texto del artículo 154 del Código Civil debe adecuarse a las necesidades sociales del siglo XXI.

Actualmente se considera que nadie está obligado a vivir con otro si ese sentimiento subjetivo que es el amor ha terminado y la comprensión y convivencia mutan en hastío y fastidio.

El régimen matrimonial que está consagrado en el Código Civil no tiene en cuenta principios tales como la libertad y autodeterminación personal como generadora de la disolución del vínculo. Un sector de la opinión considera que si desaparece el afecto conyugal, debe terminar el matrimonio, ya sea por la voluntad e iniciativa de uno de los cónyuges, o de ambos.

Quienes defienden tal postura consideran que al reformar el texto del artículo 154 del Código Civil e incluir tal causal, se restablece el derecho a la igualdad, al dar a ambos cónyuges la posibilidad de pedir el divorcio, más allá de que sean culpables o inocentes de la ocurrencia de una causal y evitaría que una pareja tenga que exponer su intimidad conyugal ante terceros extraños como lo son los abogados, defensores de familia, jueces, empleados judiciales, lo que afecta sicológicamente a los esposos, a sus hijos y al entorno familiar.

¿No es mejor reformar dicho artículo del Código Civil que someter a una pareja a ultrajes y vejámenes mutuos y constantes por no poder terminar debidamente una mala relación conyugal, o bien, a tener que sufrir la infidelidad de uno u otro?

Comentarios