Nuevamente la mayor despensa agrícola del departamento vuelve a ser escenario de amenazas, esta vez, contra el alcalde Libardo Pinto Lizcano y los concejales del municipio de Algeciras, por la privatización del proyecto de alumbrado público que se pretende aprobar y poner en marcha durante los próximos años en esta localidad. A través de un panfleto, supuestamente enviado por la columna móvil ‘Dagoberto Ramos’, les advierte que de ninguna manera van a permitir que esta política se implemente. Las autoridades militares, están verificando la autenticidad de esta comunicación escrita allegada a las dependencias oficiales de este municipio.

En un consejo de seguridad, las autoridades municipales, evaluaron la veracidad del panfleto, con el fin de tomar las medidas correspondientes para el alcalde y los cabildantes. Con estas actitudes de esta organización subversiva, continúan generando un caos al interior de las instituciones democráticas de Algeciras, que han vuelto a revivir los episodios de violencia, que han tenido que soportar durante más de cincuenta años, antes de la firma del Acuerdo de Paz con las Farc.

Son reiterados los hechos de violencia que siguen sucediendo contra la población civil y los integrantes de la Fuerza Pública, que permanentemente son asediados por estas organizaciones delincuenciales. Es muy triste para los pobladores, que cuando se había recuperado la tranquilidad y la paz, después de la firma de la paz, se siguen incrementando estas actividades, donde se vienen presentando asesinatos selectivos contra algunos sectores poblacionales, que se han convertido en objetivo de estos grupos delincuenciales.

A pesar de estos hechos violentos, Algeciras busca mostrar la otra cara, que en otrora ha sido golpeada duramente por la presencia de organizaciones narcoterroristas y por la delincuencia común. El impulso de una política pública relacionada con una apuesta a través del aprovechamiento de los atractivos turísticos que posee este territorio que ha sido considerado, la despensa agrícola del departamento.  Con la propuesta ‘Un café para la paz’, se busca tener una nueva ruta turística para dar a conocer a esta localidad, por el grano que produce y no por la violencia que la ha azotado por más de 50 años.

Igualmente, el auge de la dinámica productiva ha vuelto a generar una expectativa positiva entre las comunidades y no es justo que sucedan estos actos delincuenciales en esta localidad. Después de padecer el duro conflicto armado con las Farc que les tocó, este territorio ha vuelto a renacer y a demostrarle al país, que es una población dinámica y emprendedora en el aprovechamiento de las riquezas naturales que posee.