Diario del Huila, Enfoque

Por: Juan Manuel Macías Medina

Luego de dos meses del fallecimiento de Ramón Silva, los familiares del reconocido locutor, maestro de ceremonias y voz del estadio ‘Guillermo Plazas Alcid’, decidieron contar la historia de Ramón, un hombre que murió por Covid – 19, luego de entrar al Hospital Universitario ‘Hernando Moncaleano Perdomo’ por un fuerte dolor abdominal.

Felipe Silva, hijo de ‘la voz del estadio’, manifestó que su padre, llegó a mediados del mes de diciembre luego de sufrir un fuerte dolor abdominal, según él, en el hospital se aseguraron, por protocolo, que su papá había ingresado siendo negativo para Coronavirus.

“Mi papá ingresó al Hospital el 18 de diciembre por un fuerte dolor abdominal, ese día lo revisaron y le sacaron exámenes, descubrieron que tenía pancreatitis aguda, cálculos en la vesícula y los riñones los tenía en mal estado, ese día le realizaron una prueba de Covid por el protocolo y salió negativa la prueba”, sostuvo.

Hasta el momento todo iba normal, sin embargo, causó curiosidad en Felipe que las pruebas para identificar si su padre había contraído el virus eran excesivas.

“Cada vez que le iban a hacer un procedimiento, le sacaban una prueba de Covid, en total, durante toda la estadía de mi papá en el hospital, le sacaron siete pruebas de Covid, todas salieron negativas”, manifestó.

Silva hijo, expresó que su padre ingresó a cirugía por un problema de vesícula que habían identificado en el centro médico, salió bien, lo que dejó tranquilos a los familiares de Ramón.

“El seis de enero le hicieron la cirugía de la vesícula, él venía recuperándose muy bien, inclusive, yo le pregunté al médico que cuándo le daban la salida a mi papá, me dijo que era decisión del cirujano, él era el que decía si le daba la salida, o si le hacía la cirugía de los riñones, parecía que los riñones ya iban mejorando”, resaltó.

Felipe Silva, hijo de Ramón, pidió esclarecer la extraña muerte de su padre.

Felipe Silva, hijo de Ramón, pidió esclarecer la extraña muerte de su padre.

Un líquido descompensó a Ramón

Aunque su padre había salido bien del procedimiento quirúrgico, Felipe comenzó a notar que Ramón se comenzó a descompensar luego de recibir un líquido intravenoso.

A mi papá lo intubaron para hacerle la cirugía de la vesícula, él no podía recibir nada de alimento vía oral, por eso todo se lo daban por medio de las venas. El viernes siguiente a la operación, le colocaron una bolsa con líquido diferente al que había tenido toda la semana, mi papá ese día estaba somnoliento, y comenzó a empeorar.

Sin ser especialista en medicina, luego de ver que la salud de su padre estaba empezando a desmejorar, decidió informar a los galenos, quienes decidieron no dejar de suministrar el líquido.

“Yo le dije a todos que ese líquido era muy fuerte y eso era lo que lo tenía así, se quedaba dormido mientras me hablaba, ya mi papá no era el mismo. Los médicos se dieron cuenta de la situación de mi papá, pero nunca le desconectaron ese líquido amarillo”, indicó.

Según Felipe Silva, su padre había salido adolorido de la garganta, luego de la intubación a la que fue sometido en la cirugía, eso, dijo el progenitor, le causaba constante tos, por lo que los galenos decidieron someter a Ramón nuevamente a una prueba para identificar si era positivo para Coronavirus.

“Un médico escuchó a mi papá toser, pero obviamente era porque había estado intubado para la cirugía y había quedado lastimado de la garganta, ordenó que le sacaran una prueba de Covid nuevamente. Después de eso, me dijeron que mi papá estaba en la UCI porque no estaba suturando bien, yo les advertí que después no fueran a decir que era Covid porque todas las pruebas habían salido negativas, una enfermera me dijo que no, que tranquilo porque la última que le habían hecho también había salido negativa”, agregó el joven.

Lo cierto es que, aunque su papá resultó negativo en todas las siete pruebas para detectar el Covid, su salud empezó a deteriorarse cada vez más, tanto así, que tuvo que ser trasladado a la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Universitario.

“Mi papá quedó en la UCI, me fui para la casa y al otro día me llamaron a las siete de la mañana a decirme que tenían que intubar a mi papá porque no le estaba llegando oxígeno al cerebro y que si no lo intubaban podía morir, yo les di la autorización porque me cogieron que tenía que decidir rápido”, agregó Felipe Silva.

Lo cierto es que Ramón Silva, la voz del estadio ‘Guillermo Plazas Alcid’, fue trasladado, para su familia, en extrañas circunstancias, a la UCI Covid del Hospital, allí, se apagó la voz del reconocido locutor.

“Después de todo, amigos míos del Hospital, me dijeron que a mi papá lo habían pasado a la UCI de Covid que porque una prueba le había salido positiva, nos extrañó mucho eso, al final no volví a ver a mi papá, mi papá murió el 23 de enero, pero mi papá no murió de Covid – 19, es un negocio que tienen en el Hospital”, dijo el hijo de Ramón, en medio de la tristeza que le embarga la pérdida de su padre.

Pero la muerte de Ramón Silva no es la única que ha sucedido de esta manera, son varias las denuncias que ha recibido Diario del Huila en los últimos días, todas, sobre muertes en confusas circunstancias en el Hospital.

Por esta razón, este medio de comunicación quiso contactarse con el Hospital Universitario de Neiva, para conocer la realidad sobre lo ocurrido en estos fallecimientos, sin embargo, hasta el cierre de esta edición, esta Casa Editorial no logró tener alguna respuesta del centro médico, por lo que los familiares de Ramón y otros más que han denunciado extraños fallecimientos, continuarán con la incertidumbre sobre lo que pasó con sus familiares.