El primer fármaco en abordar el deterioro cognitivo relacionado con el alzhéimer fue aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA).

Sin embargo, esta decisión ha sido polémica, principalmente porque un grupo de expertos independientes no encontró en noviembre de 2020 pruebas suficientes del beneficio de este producto.

Se trata del fármaco Aduhelm, que será el primero que se encargará de abordar el deterioro cognitivo relacionado con la afección.

En noviembre del año pasado, el comité asesor independiente de la agencia y algunos expertos en alzhéimer habían señalado que no tenían suficientes evidencias de que este medicamento pudiera ayudar a los pacientes.

Señalaron que, “incluso si pudiera ralentizar el deterioro cognitivo en algunos pacientes, el beneficio sería tan leve que no superaría el riesgo de inflamación o sangrado en el cerebro que se registró en los ensayos clínicos”.

El medicamento es una infusión intravenosa mensual destinada a ralentizar el deterioro cognitivo en personas con problemas leves de memoria y pensamiento. Biogen, la empresa que se encarga de su fabricación, por medio de un comunicado señaló que un precio tentativo para el tratamiento con este producto sería de 56.000 dólares al año.