DIARIO DEL HUILA, ANÁLISIS

Por: Rolando Monje Gómez

Según el último informe de la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV), entregado al Congreso de la República, entre 2016 y 2020, los siniestros viales en el país han caído, gracias a las campañas pedagógicas emprendidas por la entidad.

En el informe anual de siniestralidad 2016 – 2020, en el cual se analizan los diferentes aspectos relacionados con la ocurrencia de los siniestros viales en Colombia durante ese periodo y se pudo determinar una reducción en el número de siniestros viales con promedio anual del 13%. Igualmente, arroja una reducción del 5% en la cantidad de personas fallecidas en este tipo de hechos.

El documento fue presentado por la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV) en cumplimiento de la Ley 1702 de 2013 y el Decreto 787 de 2015 al Congreso de la República.

Según el informe de la ANSV, el motociclista, identificado como uno de los actores más vulnerables en la vía, junto a los peatones y usuarios de bicicleta, registra el mayor porcentaje de participación en las cifras de decesos a causa de accidentes de tránsito, este ha sido una constante no solamente durante el periodo del informe sino a lo largo de la última década.

Lo anterior, en un contexto de aumento en la cantidad de motocicletas que transitan en el país, ya que para 2020, Colombia registra 2,1 millones más de motocicletas que en 2016. Sin embargo, los motociclistas son los actores que más se involucran en siniestros viales, lo que muestra un mayor nivel de vulnerabilidad de este actor vial sobre los demás, pues registra la mayor cantidad de casos de fatalidad (50%).

No obstante, pese a que el parque ha crecido y que esto debería reflejar una mayor cantidad de siniestros, la tasa de motorización desde 2016 ha venido creciendo 4% en promedio cada año, la siniestralidad por cada 10 mil vehículos ha venido en descenso a una tasa promedio anual del 15%. En el año 2020 es particularmente más baja esta tasa de siniestralidad tras la reducción en la movilidad derivadas de las medidas de aislamiento obligatorio para controlar los contagios por el Covid-19.

Desde 2018 se han reportado cifras de víctimas fatales en descenso. En efecto, mientras en 2018 se registraron 6.850 fallecidos, en 2019 esta cifra fue de 6.826. Durante 2020, asociado a las medidas restrictivas de movilidad a causa del Covid19, la cifra se redujo a 5.471 casos, aunque la meta era no pasar de 6.350.

Según las proyecciones realizadas por la ANSV, se espera que este año esa cifra no sobre pase los 6.000 casos. En lo registrado preliminarmente, entre enero y mayo la cifra va en 2.647 víctimas, lo que representa un aumento del 35,3 por ciento con respecto al mismo periodo de 2020 y un 8,8 por ciento con respecto a 2019.

Por departamentos

El 60% del parque automotor de Colombia se encuentra registrado en los municipios de cinco departamentos, en orden de mayor a menor participación, Bogotá D.C (16%), Antioquia (15%), Valle del Cauca (12%), Cundinamarca (10%) y Santander (6%). A mayo de 2021 se encontraban registrados en el país un total de 16’392.6008 vehículos, de los cuales el 59% corresponden a motocicletas, el 48% vehículos y 1% maquinaria, remolques y semirremolques.

Entre estos 5 departamentos, Cundinamarca presenta el mayor nivel de crecimiento del parque automotor en los últimos 5 años (8,2% en promedio), mientras que Bogotá D.C presenta el menor nivel de crecimiento (3,3% en promedio). Aun así, la capital del país es el territorio con mayor participación. Para el caso del departamento del Huila, mientras en 2016 tenía 349.565 vehículos matriculados en 2020 esta cifra llegó a 436.591, teniendo una participación nacional del 3%.

Estos mismos departamentos también concentran la mitad del parque de motocicletas, siendo Cundinamarca el departamento donde más ha crecido el registro de este tipo de vehículos desde 2016 con 12,8%. No obstante, la participación de la motocicleta en el total del parque automotor en estos lugares no supera el 65%, siendo Bogotá un caso particular, dado que allí la motocicleta representa solo el 20% del total de su parque.

La situación en otros departamentos del país es muy distinta, pues la participación del parque de motocicletas en el total del parque automotor en varios departamentos muestra un amplio margen de predominancia de este vehículo.

En efecto, en 13 departamentos del país las motocicletas representan más del 80% del parque automotor, y particularmente en siete de ellos, la representatividad supera el 90%. Algo para resaltar es el crecimiento sostenido que han tenido las motocicletas registradas en los departamentos pertenecientes a las regiones de la Amazonia y Orinoquia, por ejemplo: Putumayo, Guaviare, Amazonas y Vichada tienen un parque automotor compuesto en más de un 95% de motocicletas. En el Huila el número de motocicletas registradas a 2020 era de 329.947, teniendo una representatividad dentro del departamento del 75,6%.

Exposición al riesgo

La exposición al riesgo también es medible teniendo en cuenta la cantidad de vehículos que transitan en condiciones técnicas no aptas para la conducción ya que es más proclive a generar fallas mecánicas en componentes sensibles como los frenos, el sistema de suspensión o las llantas y esto eventualmente podría causar siniestros viales.

El alto nivel de evasión de la revisión técnico-mecánica en Colombia, a través de la cual es posible saber si los vehículos poseen o no las condiciones mecánicas óptimas para circular por las vías del país. En efecto en 13 departamentos del país, el 80% o más de los vehículos registrados que deben presentar revisión técnico-mecánica no lo hacen. Es decir, en estos departamentos, en el 80% de los casos se desconoce el estado vehículo. En el departamento del Huila más del 75% de los vehículos evaden la revisión tecnomecámica.

El caso de las motocicletas es aún más crítico pues son 17 los departamentos que registran una evasión mayor o igual al 80% y en 12 de estos la evasión llega a supera el 90% del total del parque de motos.

Indicador más crítico

Al contrastar las cifras 2020 frente a los indicadores generales del Plan Nacional de Seguridad Vial es notable que la fatalidad de los motociclistas es el indicador más crítico de los generales contemplados en el PNSV y que la cantidad de lesionados y fallecidos en calidad de peatón son indicadores con sobre cumplimiento dados los resultados de 2020.

El Observatorio Nacional de Seguridad Vial proyectó la cantidad de vidas a salvar en Colombia a causa de un siniestro vial, con base en lo dispuesto en el Plan Nacional de Desarrollo – 2018–2022, en donde se prevé una reducción del 21% en la cantidad de fallecidos para dicho periodo.

Este es un indicador que actualmente utiliza la ANSV para realizar un seguimiento a la reducción de este problema de salud pública a partir de estrategias que involucran la participación de distintos actores y diferentes frentes de acción. Hasta 2020 se han salvado 1.078 vidas de las 1.398 que deben salvarse a 2022, lo que indica un cumplimiento del 77% de esta meta.

A nivel territorial el 67% de la cantidad de vidas por salvar se concentra en 10 departamentos dado su aporte en la cantidad de muertes durante 2017 (año base), que en su orden son Valle del Cauca con el 12,7%, seguido por Antioquia 12,1%, Cundinamarca 9,7%, Tolima 6%, Meta 5,2%, Cauca 4,7%, Cesar 4,6%, Santander 4,3%, Norte de Santander 4,1% y Casanare 3,9%.

Se resalta que Valle del Cauca es el departamento más crítico por su aporte en la cantidad de muertes en el tránsito, lo que le implica salvar 177 vidas entre 2018 y 2022. A diciembre de 2020 este departamento ha cubierto el 95% de esta meta acumulando 169 vidas salvadas

Las 1.078 vidas salvadas entre 2018 y 2020 es el resultado de 24 departamentos que reportaron reducción en la cantidad de víctimas fatales y 9 que aumentaron los casos de fallecimiento. Antioquia lidera la reducción con 283 vidas salvadas, seguido por Valle del cauca con 169 y Bogotá con 152. El Huila en este periodo ha logrado salvar 32 vidas por este tipo de accidentes.

Por otra parte, Cauca es el departamento que presentó el mayor crecimiento de fallecidos entre 2018 y 2020 alcanzando las 70 fatalidades seguido por Casanare con 29 fallecidos y Bolívar con 10.

Días fatales

Para el periodo analizado los siniestros registrados viales ocurren, en mayor medida, durante los días laborales de la semana (lunes a viernes), momentos en donde existen mayores niveles de congestión vehicular. Sin embargo, es durante los días de fin de semana en donde surge la mayor cantidad de víctimas fatales. Es preciso destacar que estos son los mismos días en donde también se registra un menor nivel de control operativo en las vías del país, sobre todo los domingos.

En Colombia las personas entre 20 y 30 años concentran la mayor cantidad de casos fallecimiento en siniestros viales en donde el motociclista es el actor vial que muere con mayor recurrencia, siendo la motocicleta el vehículo más representativo del parque automotor a nivel nacional.

Diciembre es el mes del año en donde mayor cantidad de vidas se pierden y el domingo es el día más peligroso de la semana, pues el nivel de letalidad alcanza a 97 fallecidos por cada mil siniestros ocurridos, lo que denota un aumento con respecto a la media (50 muertes por cada mil siniestros), del 92%. Las horas pico (5 a 6 am y 6 a 7 pm) concentran la mayor cantidad muertes en el tránsito, siendo también las 12 de la noche una hora representativa en el registro de víctimas fatales.

La desobediencia a las normas de tránsito junto con el exceso de velocidad son las causas más habituales en los incidentes viales.

El parque automotor y la tasa de motorización han venido creciendo en los últimos 5 años, pero la concentración de siniestros por cada 10 mil vehículos ha bajado. No obstante, estos siniestros generan más fallecidos pues la letalidad vista como la concentración de muertes por cada mil siniestros ocurridos viene en aumento.

El control operativo toma una importante relevancia los fines de semana, en donde el número de fallecidos aumenta de forma considerablemente, mientras que la imposición de comparendos disminuye, lo que demuestra que ante la ausencia del control en vía, sobre todo en zonas urbanas del país, la letalidad en los siniestros viales se incrementa.

Hay que resaltar que el Ministerio de Transporte, a través de la Agencia Nacional de Seguridad Vial, viene desarrollando una estrategia integral para atacar la siniestralidad vial desde cuatro perspectivas: Infraestructura, vehículos seguros, actores viales y sinergia institucional.

En 13 departamentos del país las motocicletas representan más del 80% del parque automotor.

En 13 departamentos del país las motocicletas representan más del 80% del parque automotor.