Diario del Huila

Sobre la cívica y la urbanidad

Mar 27, 2021 | 0 Comentarios

Diario del Huila Inicio 5 Opinión 5 Sobre la cívica y la urbanidad

Por: José Eliseo Baicué Peña

Los jóvenes de hoy no saludan, no dan las gracias, no piden el favor, no saben expresar disculpas, no interactúan con sus semejantes,… casi que les da pena decir su nombre.

Eso es cierto.  Pero, también es cierto, que ellos no son culpables.  Quizás, sus padres, abuelos, familiares, y…. También el Estado y el modelo educativo del país.

Antes, en las escuelas y colegios se enseñaba todo eso… y más.  Además, de la urbanidad de Carreño, se instruía en otros principios y valores.  Y eso formó unas generaciones más respetuosas, menos violentas y más íntegras.

Y es que cada vez que se habla de crisis de valores, de ética, de principios, y de comportamientos adecuados en las sociedades de hoy, se sucede una importante reflexión y se habla de volver a implementar el manual de Carreño.

No sé qué pensaba el gobierno de turno, cuando determinó abolir este valioso sistema de enseñanza y práctica de buenas maneras.  Los resultados están a flor de piel: jóvenes y adultos sin un mínimo de lo que es cortesía, respeto, atención, agradecimiento, valoración, decencia, amabilidad, vergüenza, sensibilidad.

Además, es una población que, ayudada por la tecnología de la informática y las redes sociales, se está deshumanizando cada vez más. Para esa población la vida es poco o nada.  De ahí, la conformación de grupos delincuenciales, de las Bacrim, de antisociales que atracan, roban, jalonean bolsos, insultan, hieren, y consiguen lo que quieren a costa de lo que sea.  La pérdida de valores y principios ha creado una generación de antisociales que desconocen el valor del respeto y las buenas maneras.

Hace unos años se presentaba en la televisión un comercial que preguntaba a los padres de familia a las 7 de la noche, justo antes del noticiero: ¿Sabe usted dónde están sus hijos en estos momentos?  Creo que el interrogante buscaba poner sobre aviso a los papás respecto del paradero de los menores.   Lamentablemente, hoy se debe invertir la pregunta: ¿Sabe usted dónde están sus papás en estos momentos?

Pero,… esto qué ha ocasionado?  Sencillo.  Pues que sumado a la pérdida de valores que padece el país, la cual, a mi parecer, ha sido también la generadora de una sociedad corrupta y sin escrúpulos, y por lo que me atrevo a señalar que es la corrupción el mayor problema que tiene el país, se sumaría ese flagelo más.  Sí.  El mayor problema.  Por encima del narcotráfico, la guerrilla, los paramilitares, la delincuencia común.

Se ha preguntado usted, amigo lector, qué pasaría si un día Colombia amaneciera sin narcotráfico, sin guerrillas, sin paramilitares, sin delincuencia común?  Pues habría menos noticias desastrosas en los medios, pero… la corrupción seguiría haciendo de las suyas en todas las esferas y círculos de la sociedad.   Desde el vendedor de la calle hasta los ilustres congresistas, altas cortes y dirigentes del gobierno están salpicados hoy por la corrupción.

¡Cuánta falta nos hacen las buenas maneras, los principios y valores para una mejor convivencia, con paz y sin violencia!  Papás, profesores, familiares, exijamos y enseñemos cívica y urbanidad.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Autor: DHWeb

Contenido relacionado

Suscripción Digital

Península Bosque Residencial

Península

Nuevo apartamento modelo, visítenos en la Calle 8 # 50- 61 Neiva

Tal vez te gustaría leer esto

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.